Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Finde – 27 a 29 mayo

Escrito el 1 junio, 2022

Cada semana, los colaboradores de Palomita de maíz responden la pregunta: entre series y películas, ¿qué viste el pasado fin de semana?

 

Alessandra Rangel

Beats

Tenía pendiente ver Beats desde 2019, pero esta pequeña cinta escocesa ha sido difícil de encontrar. No obstante, ahora que por fin la vi ya entró cómodamente en mi lista (extensa) de películas favoritas de toda la vida. Con un guion fluido y chistoso, Brian Welsh presenta la historia de dos mejores amigos que están a punto de emprender caminos distintos. Johnno es un hijo de familia que se reubicará en un barrio más seguro y Spanner es un vago y hermano de un narco que no tiene planes para el futuro. Sin embargo, antes de decirse adiós para siempre van a un rave (evento que está a punto de ser catalogado como ilegal).

Sumamente simple, con un discurso anti-policiaco que cae muy bien en estos momentos y una relación genuina y fuerte entre los amigos hacen que la película sea una mezcla de nostalgia y éxtasis emocional. El vínculo que comparten, el cual llega a un clímax de inhibición mientras bailan perdidos en la música, es igual de sagrado como trágico al saber que al día siguiente está destinado a perderse una vez que cada uno emprenda su camino definitivo.

Disponible en Eyelet.

 

Carlos Ruiz

Stranger Things (Temporada 4 – Volumen 1)

En la nueva temporada de la ya icónica Stranger Things, la serie demuestra una identidad renovada después de las anteriores y decepcionantes temporadas dos y tres. En este primer volumen, que consiste en siete episodios con una duración extendida, el grupo de protagonistas se encuentra dividido: unos están en Hawkins, otros en California y un par en Rusia. El resultado es mixto. Por un lado, las tramas que se desarrollan alrededor de Vecna, el villano importante de esta temporada, demuestran una versatilidad y dinamismo que no se había mostrado en la serie desde la primera temporada. Por otro lado, personajes cuyas tramas se limitan a “encontrar a X personaje” sufren de un desinterés inmediato, en especial por su falta de relación con la trama principal.

A pesar de esto, los elementos técnicos del programa llegan a su punto más alto de ejecución, mostrando efectos especiales, fotografía y sonido como nunca se había visto (el trabajo de preproducción y postproducción empujado por la pandemia parece haber ayudado a los hermanos Duffer a encontrar el balance perfecto para mostrar los mejores elementos de la serie). Si hay algo verdaderamente malo sobre este volumen 1 es tener que esperar todo un mes para ver su continuación.

Disponible en Netflix.

 

Cesar Guedez

Chip y Dale: Al rescate

Ha llegado el turno de Disney de reírse ellos mismos y crear una sátira caótica que tiene cosas importantes que decir sobre el estado del cine de animación comercial de los últimos años. Las segundas ardillas más recordadas del cine, después de Alvin y compañía, regresan para protagonizar una cinta que está desesperada por hacer tantas referencias como sea posible y basar su humor en que el espectador pueda identificar a múltiples personajes.

No puedo negar que la presencia del Sonic desechado de aquel infame tráiler me hizo gracia, pero fuera de eso, la aventura de Chip (John Mulaney) y Dale (Andy Samberg) tiene una estructura genérica y poco emocionante, con arcos que se ven venir con los ojos cerrados. Las exestrellas de televisión deben rescatar a un antiguo compañero mientras se embarcan en un viaje en el que se topan con personajes desde Peter Pan hasta las animaciones de El expreso polar. El resultado hace reír en un par de ocasiones, sobre todo cuando se burla de los remakes y la explotación de personajes que deberíamos dejar descansar en paz, pero como un todo, no es cautivadora. Al menos es mejor que Space Jam: A New Legacy.

Disponible en Disney+.

 

Emergency

Emergency es en parte una comedia descabellada al estilo de Superbad o Booksmart, en la que un trío de amigos planea ir a una fiesta, pero un evento desafortunado les cambia el rumbo de esa noche, y en parte, una película con consciencia social que se atreve a comentar con valentía y sinceridad sobre los prejuicios raciales y la brutalidad policiaca contra los afroamericanos en Estados Unidos.

Kunie (Donald Elise Watkins), Sean (RJ Cyler) y Carlos (Sebastian Chacon) son amigos que en una fiesta antes de que se vayan a la universidad y se separen, afrontan el dilema de si llamar o no a la policía cuando una chica inconsciente aparece en la casa que comparten. El humor funciona en sentido irónico a través de situaciones caóticas en las que los personajes se meten en tres problemas al intentar enmendar uno. En ese ingenio irreverente destaca la seriedad y el miedo constante de los amigos: por una parte, al futuro incierto que le depara a cada uno al salir de la preparatoria, y por otra, el de ser atrapados por la policía a causa del malentendido.

Disponible en Prime Video.

 

First They Killed My Father

La vivencia aterradora de una niña camboyana durante la hórrida crisis política y social del país queda capturada de una manera brillante en esta película dirigida por Angelina Jolie. Basada en las memorias de Loung Ung, la historia sigue el paso de los años de la familia de una niña de cinco años, con una de las mejores actuaciones infantiles que haya visto por parte de Sreymoch Sareum, desde 1975 hasta 1979, durante el régimen del Jemer Rojo.

Observamos la tragedia desde los ojos de la niña, quién ve la desintegración de su familia y pueblo, en una devastación que se hace cada vez más dantesca. No hay censura del dolor que vivió el pueblo camboyano y las emociones viscerales que transmite la cinta son honestas, carentes de explotación de la tragedia, y que apelan a reivindicar el poder y resiliencia de los sobrevivientes y homenajear a los cientos que perdieron la vida a manos del régimen. No puedo decir que es una película disfrutable, pero sin duda es indispensable para conocer una tragedia histórica poco conocida en Occidente y dar dignidad a quiénes vivieron este dolor.

Disponible en Netflix.

 

J. Alejandro Becerra

El ángel azul

La película de 1930, dirigida por Josef von Sternberg, lanzó a la fama a Marlene Dietrich. Aquí interpreta a una carismática cantante de cabaré que enamora a un maestro de liceo (Emil Jannings), quien tira por la borda su vida con tal de estar con ella.

Lo curioso es que la fama de Dietrich fue casi accidental, pues la intención original era que Jannings transitara del cine mudo al hablado. Sin embargo, Dietrich no solo demuestra su talento musical con varios números musicales, sino que su sola presencia como la bella artista, admirada, envidiada y anhelada por todes, se roba cada escena en que aparece. Jannings tiene una actuación memorable como el patético hombre que arruina su dignidad y su reputación por un capricho (esa última secuencia es una genialidad macabra de von Sternberg), pero ver a Marlene Dietrich es literalmente ver una estrella nacer.

Encuentran la cinta en Tubi.

 

Red

Hace mucho no que veía una película de Pixar, al menos desde Toy Story 4 (que no me convenció del todo) porque ese meme que analiza las cintas del estudio de animación como una sucesión de respuestas a la pregunta “¿Y si X cosa tuviera sentimientos?” me parece muy acertado, un tanto desnudando la fórmula en que ha caído.

Red, dirigida por Domee Shi, vuelve a caer en esta predecible receta, pero su primera mitad es una comedia visual hilarante con personajes afables y el tipo de expresividad superlativa que usualmente reconocemos en el anime japonés. La resolución emocional es algo predecible, pero aun así la disfruté.

La encuentran en Disney +.

 

Top Gun

En preparación para la nueva entrega de Top Gun: Maverick, que espero ver esta semana, vi la película original, dirigida por Tony Scott y estrenada en 1986. Por un lado, es una película ochentera y palomera muy formulaica: hombre arrogante se enfrasca en una competencia por ser el mejor y conquista a una mujer, con el agregado de que es propaganda de reclutamiento para la Marina estadounidense. Por el otro, ¡qué bien se veían los bodrios hace 36 años!

Tony Scott, finado director, tenía un gran sentido de las imágenes, miren la recurrencia del atardecer (visto desde un portaaviones o desde la playa), la agradabilísima textura del celuloide, los primeros planos de los rostros de Kelly McGillis y Tom Cruise; así como el sentido de la acción, sobre todo en esos ejercicios de vuelo sobre el desierto. Ojalá los éxitos de taquilla de hoy, que en realidad son ejercicios de propaganda militar de tramas prefabricadas, se vieran así (me refiero a Marvel).

Está en Star +.

 

Juan Rodríguez

Dual

Dual fue una de mis películas más esperadas desde su anunció como parte del line-up en Sundance y la comedia negra de Riley Stearns (The Art of Self Defense) me sorprendió gratamente. En un mundo futurista existe la tecnología para crear un clon en caso de estar muriendo, cuyo objetivo es aliviar el duelo de las personas cercanas. Sara (Karen Gillian) decide clonarse cuando le diagnostican una enfermedad que seguramente, sin contar margen de error, la matara; pero cuando pasan meses y no hay signos de deterioro, la noticia de una recuperación inesperada la pone en una situación peligrosa: por ley no puede haber dos versiones de una misma persona, por lo que Sara y su doble se deberán enfrentarse en un duelo a muerte para definir quién tomara control de una vida.

El resultado no es lo que esperaba, pues la película construye un mundo seco y directo en su estética e interacciones y las actuaciones se ubican en un estilo deadpan, características que resultan muy atractivas, aunque no entiendo por qué. No obstante, lo que verdaderamente me cautivó es la forma en que reflexiona sobre lo cotidiano que se vuelve monótono y aburrido, y cómo una disrupción nos hace enfrentar y reevaluar lo que realmente se quiere en la vida, incluso de cara a la muerte. Para definir esta película en Letterboxd coloqué la frase “la insoportable inevitabilidad del ser”.

Disponible en video por demanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.