Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Kimi: la inevitable corrupción de la tecnología en el capitalismo tardío

Escrito el 17 febrero, 2022 @ralejandroant

Disponible en:

Dirección: Steven Soderbergh.

Guion: David Koepp.

País: Estados Unidos.

Elenco: Zoë Kravitz, Byron Bowers, Derek DelGaudio, Jaime Camil.

Palomómetro:

Más información de la película: https://m.imdb.com/title/tt14128670/

Kimi. Dir. Steven Soderbergh. 2022. HBO Max.

Kimi es la producción exprés más reciente de Steven Soderbergh, quien nos ha acostumbrado a tener al menos una película dirigida por él desde que regresó de su retiro en 2017 con Logan Lucky. Apenas anunciada a finales de febrero de 2021, la cinta escrita por David Koepp (Jurassic Park, Spider-Man, Panic Room) cuenta la historia de Angela Childs (Zoë Kravitz), una mujer que trabaja para una empresa tecnológica y se topa con la evidencia de un posible caso de violencia en uno de los muchos audios que revisa como parte de su empleo.

Soderbergh se adentra en el subgénero del thriller paranoico que tiene como algunas de sus mayores expositoras The Conversation (Francis Ford Coppola, 1974) y Blow-Up (Michelangelo Antonioni, 1966) y lo amalgama con aquel que explota la agorafobia, ya sea explícita o implícitamente (más recientemente abordado por Joe Wright con The Woman in the Window). La película contiene un par de las inquietudes temáticas presentes en la filmografía del director, cuya ópera prima ganó la Palma de oro en el Festival de Cannes de 1989 (Sex, Lies, and Videotape).

El efecto y proceso constructivo de las historias, la paranoia, la incertidumbre personal y social, la salud mental y las grietas sistemáticas del capitalismo tardío son temas desarrollados en Kimi. La audiencia acompaña a Angela mientras desentraña y reconstruye la historia de una mujer que fue grabada sufriendo violencia de género por Kimi, su altavoz inteligente. Dicha situación detona una trama que explora la presencia ambivalente de la tecnología en una sociedad contemporánea definida por la desigualdad, en la que dicho recurso puede ser utilizado como una herramienta más de opresión o de testigo que de rendición de cuentas para la minoría perteneciente a las altas esferas socioeconómicas.

Kimi. Dir. Steven Soderbergh. 2022. HBO Max.

Asimismo, Kimi acentúa su realismo sociocultural al reconocer la pandemia actual. Sin embargo, el papel que el COVID-19 tiene en la película sirve para enfatizar la alienación interpersonal de la actualidad. El auge tecnológico, la desigualdad socioeconómica y la violencia tanto sistemática como de género acompañan a la emergencia sanitaria como agentes convergentes de alienación. Este fenómeno adquiere claridad cuando la protagonista confiesa que el origen de su condición agorafóbica corresponde a un episodio de agresión física del cual fue víctima y que fue agudizada por los efectos personales del aislamiento sanitario.

Soderbergh retrata esta problemática a través de la puesta en escena y el sonido cada que Angela intenta salir de su apartamento y, una vez que lo hace, transmite un sentido de desorientación mediante las herramientas mencionadas. La violencia es un fenómeno que invade el marco temático de la película y adquiere distintas formas a lo largo de ésta.

Dicha exploración conduce a la representación del sentido de comunidad como único agente capaz de combatir la variedad de figuras que encarna la violencia. Ya sea a través de la empatía o el afecto, Kimi retrata la necesidad por reconstruir la comunidad en tiempos que bombardean al individuo con elementos que lo orillan a mantenerse como un individuo.

Uno de los aspectos que más destacan es precisamente que aborda el papel de la tecnología con la madurez para saber que se ha consolidado como una pieza fundamental en la sociedad contemporánea, y por lo tanto evita adquirir un carácter aleccionador o filosóficamente anacrónico con respecto a la misma. En su lugar, se limita a plasmar cómo ha sido utilizada para reforzar un sistema definido por la opresión y aumentar el enriquecimiento del sector más privilegiado. Kimi es una crítica social y sistemática que nace desde una intimidad progresivamente ambigua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.