Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Cásate conmigo: amor, fama y escenarios absurdos

Escrito el 18 febrero, 2022 @alessandra_kr

Disponible en: cines.

Dirección: Kat Coiro.

Guion: John Rogers, Tami Sagher, Harper Dill. Basado en la novela gráfica de Bobby Crosby.

Elenco: Jennifer López, Owen Wilson, Maluma, Chloe Coleman, Sarah Silverman, John Bradley.

País: Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt10223460/

Cásate conmigo. Dir. Kat Coiro. 2022. Universal Pictures.

El mundo pandémico estaba en necesidad urgente de una comedia romántica, de esas que remiten a los clásicos del género con su espectacularidad y alejamiento de la realidad, y que más bien invitan al sueño de lo imposible. Afortunadamente, Jennifer López, la reina contemporánea del género, llegó para saciarla con Cásate conmigo. Con una historia que recuerda irremediablemente al clásico Notting Hill (Roger Michell, 1999), esta película aborda el sueño guajiro de muchos y la realidad de pocos de ser el simple mortal que enamora a una de las más grandes estrellas del mundo con una personalidad sencilla y un sentido del humor inigualable.

Acogiendo el mundo digital de la actualidad, Cásate conmigo funciona a la vez como una historia de amor irreal, y una crítica tanto al uso obsesivo de las redes sociales, en especial en el contexto de las estrellas que basan su valor, influencia y poder en la cantidad de likes y shares que tienen sus publicaciones, como a la actitud arrogante de aquellos que se rehúsan a aproximarse a las (escasas) bondades de las redes. Aquí, ambos extremos se van con una lección que se fusiona en la trama central.

Cásate conmigo inicia con Kat (Jennifer López), la cantante más famosa del mundo a punto de casarse con su novio/colaborador Bastian (Maluma) en frente de miles de personas en la última parada de su tour en conjunto. Sin embargo, justo antes de entrar al escenario, en redes sociales ronda un video de él besándose con la asistente de ella.

Dolida, humillada y ante la merced de miles de personas (millones si contamos las transmisiones en vivo que se hacen del espectáculo), Kat decide lanzar el buen criterio por la ventana y casarse con el primer hombre que ve entre la audiencia sujetando un letrero que dice “cásate conmigo”. Afortunadamente, este tipo es Charlie (Owen Wilson), un profesor de matemáticas de secundaria, divorciado, devoto a su hija (Chloe Coleman) y perro, completamente ignorante del mundo de las redes sociales y presente en este concierto por azares del destino (por supuesto que el letrero no es suyo, simplemente lo tenía entre sus manos en el momento correcto). Así inicia una relación forzada y civil para mantener las apariencias por un par de meses, pero, sin sorpresa, evoluciona a un romance real en el que él siempre se comporta como un caballero – uno inseguro e incrédulo de su suerte –, mientras que ella descubre la magia de vivir en el momento y hacer lo que en verdad quiere.

Cásate conmigo. Dir. Kat Coiro. 2022. Universal Pictures.

Lo apreciable de las películas de este género es que nos permiten despegarnos de la realidad – para los desafortunados en esta pandemia, una solitaria y alejada de historias de amor épicas – y meternos en la ficción de un amor imposible, pasional y obstinado conquistando los obstáculos que la vida y las circunstancias le avientan. En este caso, la pareja debe batallar con el buen juicio, en primer lugar, y la toxicidad del mundo del entretenimiento y las redes sociales, en segundo lugar (así como un ex delusivo que utiliza la fama a su favor).

Al respecto, Cásate conmigo funciona como una reflexión interesante sobre la relación tan conflictiva y enferma que existe entre los artistas y los fanáticos. De hecho, la presencia de López como la estrella inalcanzable que tiene una marca que administrar 24/7 puede sentirse incómodamente realista, pues es imposible no unir lazos entre la película y lo que vemos continuamente en sus redes sociales y las noticias del entretenimiento. El hecho de que Kat se sienta subestimada en su industria al nunca obtener algún reconocimiento por su trabajo es el último clavo en el ataúd de los lazos inescapables entre Kat y López (¿recuerdan que la Academia la ignoró por Hustlers o el hecho de que no tiene ningún Grammy?). Consecuentemente, este filme es un esfuerzo brillante de imagen pública de JLo, pues su personaje es sencillo, centrado y amigable, pero consciente del rol que juega en el medio y los muchos obstáculos que se le ponen injustamente para ser exitosa.

Por su parte, mientras que en el clásico de 1999 fue el cautivador y simple Hugh Grant el que enamoró a la superestrella, en esta propuesta el rol de galán cae en los hombros de Owen Wilson. Presentando una versión de lo que vimos en Marley and Me (David Frankel, 2008) y Midnight in Paris (Woody Allen, 2011), Wilson hace buen uso de su manera característica de hablar y su actitud desvergonzada y sencilla para presentar a este hombre medio derrotado por la vida, pero orgulloso de su “uncoolness”. Tal y como se menciona en algún momento de la cinta, Kat tiene suerte de haber puesto sus ojos en este hombre decente, inmutable a los vicios y virtudes de la fama y emocionado por tener siquiera la oportunidad de estar cerca de ella (pero en un nivel adorable y no asqueroso). Quizá Charlie es demasiado perfecto (pero sin esto, la historia simplemente no arrancaría).

Aun con esta sospechosa caracterización, lo más llamativo de Cásate conmigo es que no cae en trampas bobas y simplificadas para crear drama. Kat y Charlie desarrollan una relación adulta, basada en el respeto y la sinceridad, que permite que ambos se digan verdades difíciles de escuchar, y aun así mantengan una relación sólida de amistad. Charlie en ocasiones es duro con Kat sobre sus relaciones pasadas, su obsesión con las redes sociales y su inutilidad ante la vida por tener siempre gente a su alrededor que la ayuda, mientras que ella lo saca de la comodidad y protección de su vida aburrida y rutinaria.

Acompañada de varias canciones pegajosas e idóneas para la historia (entre mis favoritas destacan Love of my Life y On My Way), y situaciones comunes del género que están bien manejadas (los celos del hombre inseguro, la aceptación de las realidades distintas, un baile de preparatoria cursi y ridículo, y enseñanzas que se quedan con ellos incluso cuando no están juntos), Cásate conmigo es sencillamente disfrutable. El hecho de que también ofrezca una humanización inesperada de aquella especie humana tan distinta, pero fascinante conocida como “estrella internacional” es un bonus bien recibido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.