Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Macabro 2022 – día 4: God’s Petting You, The Family, Get Out

Escrito el 24 agosto, 2022 @bmo985

Después de un merecido descanso durante el fin de semana, retomo la cobertura de Macabro 2022 en su día 4, con películas provenientes del mundo anglosajón: una británica, otra canadiense y la última estadounidense. Entre el humor negro, la solemnidad religiosa y la experiencia afroamericana, este fue uno de los días que mejor demostraron la diversidad de géneros y puntos de vista que podemos encontrar en Macabro, para fortuna nuestra.

 

God’s Petting You (Jamie Patterson, 2022, Reino Unido)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

Charlie (George Webster), un joven adicto a la heroína, conoce a una mujer adicta al sexo (Skye Lourie), se enamoran y hacen planes para robar al abusivo novio de aquella y huir de la ciudad. Esta película inglesa explora los bajos fondos de Brighton con un humor negro y, me atrevo a agregar, una obsesión por los genitales masculinos.

Escrita y dirigida por Jamie Patterson, God’s Petting You se queda corta en sus intenciones, pues por aquí vemos algo del jovial cinismo de Trainspotting (Danny Boyle, 1996), algo del mundo criminal de Lock Stock and Two Smoking Barrels (Guy Ritchie, 1998), conjugados con el humor sarcástico, inseguro e incrédulo que Joss Whedon le imprimió a Avengers (2012) y que ha permanecido como el sello de la productora Marvel.

Las abundantes risas son provocadas por el chiste recurrente de que Charlie es intimidado por la plática sobre el órgano sexual de la pareja de su enamorada, pero este personaje a menudo peca de abusar del humor fácil que dice “vaya, así que eso acaba de pasar”, que tanto daño ha hecho a la narrativa cinematográfica en los últimos 10 años. Patterson, entre chistes peniles y comentarios sarcásticos, conecta a sus dos protagonistas a través del trauma que comparten, mismo trauma que los llevó a la adicción a las drogas y a una relación marcada por la violencia.

God’s Petting You intenta el tipo de humor negro que involucra a dos almas perdidas que se embarcan en una travesía criminal que ya vimos en la serie The End of the F***ing World (2017-2019) con resultados desiguales. Resulta más interesante el estilo de Patterson cuando, a través de primeros planos, permite que la película se entregue de lleno a la embriaguez sensorial del momento, aderezando secuencias con sintetizadores que se antojan compuestos por el finado músico griego Vangelis. No obstante, el filme resulta entretenido y la peculiar vulgaridad de su humor genital arrancó algunas de las risas más sonoras entre la audiencia de Macabro.

 

The Family (Dan Slater, 2021, Canadá)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

Caleb (Benjamin Charles Watson) y Abigail (Jenna Warren) viven con sus padres (Nigel Bennett y Toni Ellwand) en una cabaña aislada, siguiendo una rutina de trabajo y devoción a una religión extraña, como si se tratara de inmigrantes europeos en la América anglosajona del siglo XVI. La llegada de Mary (Keana Lyn), una esposa para Caleb, desencadenará una serie de actos de crueldad que llevarán a Caleb al borde de la sanidad.

Esta película canadiense parece al principio como una mezcla de la austera vida en familia de The VVitch (Robbert Eggers, 2015) y el engaño perpetuo de The Village (M. Night Shyamalan, 2004), pero transcurre más como el tipo de tortura psicológica y física parental con tintes religiosos que vimos en Carrie (Brian De Palma, 1976). Grabada a la luz de las velas y con una mitología espiritual que da cuenta del fin de los tiempos, The Family tiene al menos el tino de no explicarse a sí misma demasiado, pero muy pronto nos damos cuenta de que hay algo más raro bajo la superficie de la familia liderada por el estricto predicador interpretado por Bennett (y que va más allá de los ejemplos citados).

El asunto con The Family es que su brutalidad y solemnidad (todos los personajes hablan a la usanza del siglo XVI) se tornan cansados. Con casi dos horas de duración, le pasa factura la aparentemente interminable tortura a sus jóvenes personajes, lo que se vuelve peor porque desde los primeros cinco minutos ya intuimos hacia dónde se dirige este asunto, así que todo el filme se siente farragoso. Es como si viéramos a una persona agitar una botella de refresco continuamente. Ya sabemos qué ocurrirá cuándo la desenrosque y todo el asunto se reduce a la forma en que la agita.

Pues bien, Dan Slater, escritor y director de The Family, es un hábil agitador y su atención al detalle es impresionante, sobre todo porque no se deja llevar por la fuerte influencia del filme de Eggers. Sin embargo, su desenlace tardío llega cuando la audiencia está cansada porque una y otra vez se le arrebata el clímax de las manos, extendiendo una narrativa que, al descansar casi exclusivamente en la solemnidad, la crueldad y la violencia a manos de un par de personajes, pone poca atención a sus protagonistas.

The Family es, en suma, una de esas películas que pueden atraer a aquellos masoquistas que deseen ver una tortuosa y nada sutil alegoría sobre el patriarcado y la religión.

 

Get Out (Jordan Peele, 2017, Estados Unidos)

Sección: Jordan Peele revisitado, presentado por Universal Pictures.

Palomómetro:

Es difícil concebir que apenas hace cinco años vimos el estreno de Get Out, obra que convirtió a su creador, Jordan Peele, en un ícono instantáneo del cine de terror. Como parte de la retrospectiva dedicada al director afroamericano en el marco de la 21 edición de Macabro, revisitamos este futuro clásico comprobando su vigencia, la claridad de su exploración de la dinámica racial estadounidense y constatando que, más que un autor de género, Peele es un maestro del entretenimiento cuyos filmes son tan especularmente divertidos como inquisitivos sobre la sociedad norteamericana.

Get Out es un lúcido comentario sobre la condición estadounidense, pues su representación es tan incisiva que requiere poco para satirizar las relaciones raciales. La sutileza del guion de Peele permite asomarnos a la psique de sus personajes afroamericanos y caucásicos, los primeros blandiendo la desconfianza como escudo para las agresiones micro y macro que saben que se esconden tras la falsa amabilidad de los segundos, para quienes el racismo es un asunto casi inexistente, que se puede quitar de en medio con frases tan superficiales como “yo hubiera votado por Obama para un tercer periodo si hubiera sido posible, ¿sabes?”.

Una de las valiosas lecciones de Get Out es que satiriza justamente la fetichización de lo afro por parte de la cultura estadounidense caucásica. No es tanto que los personajes blancos sean racistas, pues tanto el personaje de Caleb Landry Jones como los que Chris (Daniel Kaluuya) conoce en la nefasta reunión expresan una idea en común: una fascinación con el aspecto físico y cultural de lo afro. Por ello, se orientan hacia un objetivo último: convertirse en ellos.

Además de esta representación cuidada y reveladora sobre el estado de las relaciones raciales en Estados Unidos, Get Out es, ante todo, efectiva en su cometido de entretener. Los momentos de tensión son casi insoportables, la puesta en escena de un concepto tan abstracto como “el lugar hundido” (the sunken place) coloca a Peele como un narrador visual destacado, y los momentos en que la cámara sigue al personaje de Lil Rel Howery, un agente de la TSA que hace lo que sea para encontrar a su mejor amigo, proporcionan merecidos momentos de humor. Si acaso lo único que le recriminaría en este tercer visionado es su excesiva voluntad didáctica, es decir, la necesidad de explicarnos paso a paso lo que sucedía en la casa de los padres de Rose (Allison Williams).

Todo esto me hace pensar en Peele como un autor cercano a Steven Spielberg, cuya perfección técnica, ambición narrativa y sensibilidad artística lo han colocado como un director que produce obras para todos los públicos, blockbusters para la gente pensante cuya profundidad dramática es capaz de recaudar millones y permanecer en la memoria colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.