Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Inside the Yellow Cocoon Shell: onírica odisea sobre la bancarrota espiritual

Escrito el 22 enero, 2024 @CesarAndreZzZ

Dirección: Pham Thien An.

Guion: Pham Thien An.

Elenco: Le Phong Vu, Nguyen Thinh, Nguyen Thi Truc Quynh, Vu Ngoc Manh, Dylan Besseau.

Pais: Vietnam.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt10399622/

“¿De qué le servirá a un hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?”

– Pham Thien An (Inside the Yellow Cocoon Shell, 2023)

Inside the Yellow Cocoon Shell. Dir. Pham Thien An. Kino Lorber. 2023.

Las películas son sueños inmortalizados en arte. Como los sueños, las películas pueden ser confusas y tener una estructura irregular, además de evocar sentimientos difíciles de explicar. Tanto el cine como los sueños nos dan el poder de viajar desde la comodidad de un asiento, o una cama, a una realidad ajena, en donde la experiencia importa más que los hechos en sí.

Esa es la belleza substancial del cine y del mundo onírico, llevarnos por lo inesperado, lo agobiante, lo terrorífico y lo dichoso de ser humano, encontrando respuestas en otros planos (o preguntas que la vida real no da). Inside the Yellow Cocoon Shell se siente como un sueño porque transmite letargo y cansancio. No porque sea aburrida, sino porque transmite con pureza la esencia contemplativa y alucinante del estado onírico.

El largometraje debut de Pham Thien An, ganador de la Caméra d’Or en el Festival de Cannes 2023, está desbordado de imaginación visual y auditiva, adentrándose en cuestionamientos angustiosos sobre la fe, la espiritualidad y la inmortalidad que nos persiguen tanto en la vigilia como en la ensoñación. En estilo, recuerda al cine del director tailandés Apichatpong Weerasethakul, pues predominan los silencios, las tomas lentas y contemplativas, y los personajes que interiorizan. No obstante, An ha elaborado una película única e implacable que reflexiona sobre asuntos filosóficos densos con cautela y sensibilidad.

La escena inicial de Inside the Yellow Cocoon Shell condensa su contenido dramático. Un fascinante plano secuencia nos posiciona en la urbe vietnamita de Saigón. Vemos un partido de futbol mientras el travelling nos lleva a un bar callejero. Thien (Le Phong Vu), un solitario y reticente editor con una vida monótona, conversa con dos amigos sobre la fe, el significado de la vida y la trascendencia espiritual.

Thien dice que se le hace imposible creer en una deidad y conectarse espiritualmente de alguna forma. Cuestiona cómo otras personas tienen tanta facilidad para conectarse con Dios. La conversación del grupo y la celebración del restaurante es interrumpida por un alboroto de la muchedumbre en la calle. Dos motos chocaron y la apatía de las personas, que ven con frialdad los cuerpos en el pavimento, da a entender que es algo común en la ciudad, o que simplemente las personas se han insensibilizado al dolor ajeno (una de las varias analogías de la cinta a la bancarrota espiritual de la humanidad).

Esa misma noche mientras está en un spa de masajes, Thien se entera de que su cuñada murió en el accidente de motocicleta anterior y que su sobrino de cinco años, Dao (Nguyen Thnih), quedó milagrosamente ileso, y está en el hospital a la espera de un familiar. Thien queda a cargo del pequeño y se responsabiliza de los trámites funerarios burocráticos correspondientes. Su hermano, el padre del niño, desapareció años atrás sin dejar rastro.

Thien viaja a su pueblo con motivos conscientes e inconscientes. Por una parte, está encargado de los rituales funerarios de su cuñada y espera hallar a su hermano para entregarle a su inquieto y melancólico hijo, y por otra, busca reconectarse con un pasado lleno de arrepentimientos y reflexionar sobre el inexplicable “vacío” que siente en su vida.

En esta especie de película de carretera en motocicleta, Thien tiene diferentes encuentros, incluyendo con un amor de su juventud ahora convertida en monja que abre un baúl de emociones contenidas, un veterano de guerra que plantea el hastío y la desesperanza de los vietnamitas después de la guerra, y una anciana que parece decir cosas inconexas, pero le habla directamente a su espíritu. Asimismo, entretiene a su sobrino con trucos de cartas y responde sus insidiosos y naturales cuestionamientos sobre la muerte y la fe. La actuación de Le Phong Vu es fantástica porque aún en las escenas de oscuridad sentimos una firmeza falsa en su voz, camuflando su sensibilidad e inquietud al abrir heridas del pasado.

El tiempo se diluye y, gradualmente, la película nos adentra en un trance en el que es difícil distinguir una secuencia lineal de acontecimientos. No sabemos si estamos viendo un sueño, un flashback, un flashforward o un híbrido narrativo inclasificable. Antepone la experiencia surrealista y febril a una narración convencional, haciendo al espectador partícipe de la deriva existencial de Thien. Más que el destino, importa el viaje y la búsqueda de respuestas.

Inside the Yellow Cocoon Shell es un estudio de personaje con el que es fácil encontrar identificación. Personalmente, me veo reflejado en las angustias y el vacío existencial de Thien, quien se siente incompleto, pero no sabe darle nombre a lo que le falta. Su escepticismo espiritual lo atrae a las creencias de los demás, pero vacila con obstinación en construir las propias. Thien se cuestiona si su vida sería más llevadera si tuviese esa capacidad de creer en un Dios que le de fuerzas para enfrentar la adversidad.

Es asombrosa la confianza del director al plantear dudas humanas antiquísimas con naturalidad, argumentando cómo la fe se pone a prueba en los momentos de crisis y algunos vacíos emocionales no pueden llenarse ni con toda la religiosidad del mundo. Es rebosante la observación de la cultura vietnamita, mostrando en largas tomas la belleza y júbilo de sus rituales funerarios y descripciones devastadoras sobre las consecuencias físicas y morales de la guerra.

La cinta es un ejercicio espectacular de simbolismos, empleando el lenguaje cinematográfico de manera brillante y congruente. La fotografía de Dinh Duy Hung se traza pacientemente como una pintura emblemática y minuciosa. Los planos secuencias juegan un rol clave en la observación de los espacios que recorre Thien. Constantemente, la cámara lo enfoca atrapado en marcos, puertas, ventanas o naturaleza. También lo muestra entre espejos y reflejos. Todo transmite su necesidad intrínseca de liberarse de sus ataduras mentales y el pasado que lo llama para reconectar.

Podría comparar la experiencia de ver Inside the Yellow Cocoon Shell con ese punto entre la vigilia y el sueño, cuando tenemos la sensación de estar quedándonos dormidos, pero es difícil distinguir si ya estamos en el mundo onírico o seguimos “despiertos”. En una escena, un personaje hace referencia a It’s a Wonderful Life (Frank Capra, 1947). Salvando sus diferencias artísticas, ambas películas son celebraciones de la vida, con todo y la pesadumbre de estar vivo. Lo de Pham Thien An es un debut absorbente, misterioso, bello y desolador. El director representa el poder que tiene el séptimo arte para mantenernos despiertos y lidiar con el peso de la vida, o para llevarnos al mundo de los sueños en donde el escape de nuestras tragedias puede ser más abrumador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.