Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Hive: la sororidad en medio del patriarcado

Escrito el 4 noviembre, 2021 @mariana_ferfab

Dirección: Blerta Basholli.

Guion: Blerta Basholli.

Elenco: Yllka Gashi, Çun Lajçi, Kumrije Hoxha, Aurita Agushi, Adriana Matoshi, Molikë Maxhuni, Blerta Ismaili, Kaona Sylejmani.

Países: Kosovo, Suiza, Macedonia, Albania.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt13648212/

Hive
Yllka Gashi como “Fahrije” en HIVE. Fotografía de Alexander Bloom. Cortesía de Zeitgeist Films en asociación con Kino Lorber.

Entre 1998 y 1999, el conflicto bélico en Kosovo provocó más de 10 mil muertos, tratándose de masacres devastadoras que derivaron también en miles de desapariciones de hombres y jóvenes en diversos poblados del país. Ante ello, muchas mujeres quedaron viudas, obligadas a trabajar para vivir y asumir el rol de proveedoras del hogar.

En Hive (2021), la directora Blerta Basholli retrata la historia de Fahrije Goti (Yllka Gashi), madre soltera a raíz de la guerra en la que su marido desapareció sin dejar rastro. Al vivir con su suegro Haxhi (Çun Lajçi), una hija adolescente y un hijo menor, se verá en la necesidad de emprender un pequeño negocio de ajvar, un condimento hecho a base de pimiento asado, además de enfrentar los estigmas sociales de una sociedad patriarcal.

Con su ópera prima, ganadora del Premio del público, de dirección y el Gran premio del jurado en la sección World Cinema – Dramatic del Festival de Sundance, Basholli refleja de manera paulatina el impacto emocional por el que atraviesa Fahrije tras perder a su esposo. El plano secuencia que abre el relato enfatiza una angustia contenida de la protagonista, representada con su búsqueda de las pertenencias de su pareja en medio de restos de cadáveres, entrelazando su dificultad existencial y económica con la escasa venta de miel que ella produce.

Hive
Kumrije Hoxha, Yllka Gashi, Adriana Matoshi, Molikë Maxhuni, Blerta Ismaili, Valire Haxhijaj Zenel en HIVE. Fotografía de Alexander Bloom. Cortesía de Zeitgeist Films en asociación con Kino Lorber.

Basada en un hecho real, el relato coloca también en perspectiva la superación personal en medio de estigmas machistas de un poblado que prefiere que sus mujeres permanezcan en casa por encima de que se desarrollen laboralmente. Al sacar el permiso de conducir, Fahrije mantiene un trabajo en la ciudad de Pristina, representando una emancipación castigada por su olvidada comunidad rural.

A través de pinceladas sutiles, pero significativas, el guion de Basholli enfatiza una violencia de género por parte de un patriarcado de antaño que condena la libertad femenina, como el momento en que un hombre rompe el cristal del auto de Fahrije con una piedra y la destrucción del primer lote de ajvar. Además de confrontar la misoginia, el trazo emocional de la película deriva en pocas instancias de soledad que guarda su protagonista, quien poco a poco expresa la tristeza que la aqueja, siendo una catarsis que la lleva a abrazar un postergado duelo de pérdida e inspirar al grupo de mujeres del pueblo a unirse a su causa y triunfar en su tarea.

Hive insiste en reiteraciones narrativas centradas en el efecto de la pérdida. A pesar de eso, es una reflexión sobria centrada en la incertidumbre provocada por los estragos de la guerra. El relato, sin recaer en clichés de superación personal, presenta la fuerza de la sororidad como medio para romper estereotipos machistas y sobrellevar el dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.