Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Atenea: incendiario thriller político en forma de tragedia griega

Escrito el 28 septiembre, 2022 @CesarAndreZzZ

Disponible en:

Dirección: Romain Gavras.

Guion: Romain Gavras, Ladj Ly, Elias Belkeddar.

Elenco: Dali Benssalah, Sami Slimane, Anthony Bajon, Ouassini Embarek, Alexis Manenti.

País: Francia.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt15445056/

Atenea. Dir. Romain Gavras. Netflix. 2022.

Como cualquier película que pretenda una denuncia social, Atenea estaba destinada a ser controversial y dividir a la audiencia. Solo hace falta ver el número de dislikes y los comentarios en Youtube en el tráiler de la película, acusándola de problemática. Luego de su estreno en el Festival de Venecia del presente año compitiendo por el León de Oro, la película de Romain Gavras llega a Netflix con una firmeza admirable, exponiendo en un apabullante despliegue técnico preocupaciones vigentes en Francia que terminan por traspasar barreras geográficas.

Atenea muestra el interés del director por las rebeliones sociales, la denuncia a la brutalidad policiaca y las tensiones existentes entre civiles de zonas marginadas de Francia y las autoridades, al coescribir el guion de su película con Ladj Ly, director de Les Misérables (2019). Mientras aquella película era más íntima dentro de las posibilidades de su ensordecedora premisa, Atenea es continuamente brutal, acelerada y demoledora, apoyándose más en la figura que en la forma para contar a través de una tragedia griega un relato de dolor tanto individual como colectivo.

Iniciando en la periferia de París, la muerte de un joven árabe de 13 años llamado Idir a manos de policías que aplicaron un excesivo uso de violencia destapa tensiones acumuladas entre civiles y policías. Abdel (Dali Benssalah), un soldado francés y hermano del difunto, aparece en una rueda de prensa a las afueras de una comisaría a denunciar el crimen de los policías, quienes, a pesar de ser grabados pisoteando hasta la muerte a su hermano, no han sido suspendidos de su cargo ni apresados. Durante su discurso, Karim (Sami Slimane) lanza una bomba molotov, causando un caos en el lugar que continuará por el resto de la película.

Karim es otro de los hermanos de Idir y líder de un grupo revolucionario que, a raíz del controvertido y difundido asesinato, se han dispuesto a responder con violencia a la ineptitud de las autoridades por tomar acciones y responsabilizar culpables. La revuelta que se arma con la explosión causa una distracción para que Karim y su grupo saqueen la comisaría de policías. El desenlace de Atenea transcurre durante ese mismo día, mientas los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes se hacen más agudos, devastadores y trágicos. Entre la devastación física y moral de la ciudad, los hermanos lidian con el dolor de la muerte de Idir a su manera.

El guion de Gavras, Ly y Belkeddar nunca es sugerente. Los diálogos son obvios y expositivos, volviendo redundante la historia por momentos. No obstante, esto también es positivo por la aproximación directa que se ofrece a la mente de los dos hermanos protagonistas. Mientras que Abdel es idealista y cree que a través de la protesta y denuncia pacífica se puede modificar el estado, Karim es reaccionario, y junto a otros manifestantes, está harto de los abusos de poder contra las minorías raciales en Francia y de cómo la policía continuamente se sale con la suya. Estas diferencias crean una rivalidad fraterna que continuamente se traza con similitudes a la historia bíblica de Caín y Abel.

Lo que agrava la dinámica familiar que se encuentra en el núcleo del dantesco escenario es la aparición de Moktar (Ouassini Embarek), el mayor de los hermanos, un traficante de armas que trabaja en el barrio y que echa más leña al fuego mientras los hechos transcurren. Son pocos los momentos de respiro que ofrece Atenea, destacando uno protagonizado por Abdel en el que se da espacio al dolor de la pérdida del hermano y al resentimiento que ha reprimido para no explotar en el caos. La interpretación soberbia de Dali Benssalah le da dimensiones interesantes a su personaje, quien lucha constantemente con ideales morales y redefine sus conceptos de activismo, revolución, democracia y justicia.

Atenea. Dir. Romain Gavras. Netflix. 2022.

En el viaje de Karim se viven estos elementos con un enfoque diferente. Los años de abusos de los inmigrantes Negros y árabes en Francia han alimentado un comprensible odio en la población. Las protestas en el país por los ataques racistas, xenófobos o antisemitas perpetrados por civiles blancos o la misma policía incluso han seguido vigentes durante 2022. Lo que otras películas podrían utilizar a su favor para explotar, Atenea lo emplea para brindar dignificación a los manifestantes, comprendiendo que lo que vemos son reacciones más que acciones, y varias escenas permiten ver que el banlieue en el que se desarrolla la historia ha sido víctima de opresiones sistémicas.

La interpretación de Slimane es creíble, carismática y resonante. En esta guerra urbana, Karim surge como un intrépido líder revolucionario que comprenderá el peso de sus acciones mientras el día transcurre y su personaje, de manera inteligente, se deconstruye. La moderación de la violencia que hace Gavras en este punto resulta astuta y necesaria, pues Atenea mantiene un realismo visceral, nunca apelando a idealismos complacientes o a soluciones fáciles. Resultan muchos los perjudicados de este ferviente caos y los planteamientos que surgen son varios: ¿qué tan lejos somos capaces de llegar buscando justicia? ¿valdrán la pena las pérdidas humanas por conseguir la revolución?

El director explicó con elocuencia en una entrevista de CNN: “Creo que tenemos una responsabilidad con nuestras creencias y con el cine. A veces la gente va a decir, “las películas violentas, los videos musicales, los videojuegos y la música van a hacer que los jóvenes se enojen y se alboroten”. Creo que es la educación, la falta de dinero, problemas reales, lo que generan esas situaciones de tensión.” En Atenea, se traduce a que su recorrido no es aleccionador, sino una disección inquietante, desoladora y terrorífico de malestares sociales vigentes en distintas sociedades que se desencadenan en una comprensible anarquía con la esperanza de un cambio.

Destacan los elementos técnicos cuidados a la perfección y que hacen desear ver la película en la pantalla más grande posible con la mejor calidad de sonido. La dirección de fotografía de Matias Boucard es extraordinaria y una de las mejores del año. Desde la primera escena (un travelling de 11 minutos), Atenea demuestra que es ambiciosa en el terreno visual. Por momentos recuerda al sofocante viaje que ofrece Children of Men (Dir. Alfonso Cuarón, 2006), utilizando planos secuencia para adentrarnos en escenarios tumultuosos, volátiles y virtuosos. Fascinante es un adjetivo que se queda corto para describir el despliegue técnico tan detallista y coreografiado de una violencia que se siente honesta y consecuente, adentrando al espectador a un infierno metafórico del cuál no hay escape.

Mientras se acerca el final, resulta previsible lo que Atenea quiere concluir por su insidiosa tendencia a utilizar la tragedia griega para reflexionar sobre su historia y personajes. Si bien no quedan cabos sueltos, hace desear que la disección del trauma individual y social hubiese sido más profunda y sin titubeos. La escena que concluye la película deja una sensación amarga, pues parece contradictoria a lo mostrado durante toda la cinta.

A pesar de eso, Atenea mantiene su esencia de grito de guerra, comprendiendo con honestidad las dimensiones de los malestares sociopolíticos franceses. En la constante lucha por derechos alrededor del mundo que desencadena rebeliones, la película resulta más escalofriante que cualquier cinta de terror del momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.