Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Matar o morir: inspirada en Kill Bill, pero mal hecha

Escrito el 28 noviembre, 2018 @Ivanwalls5

Disponible en:

Director: Pierre Morel

Elenco: Jennifer Garner, John Ortiz, John Gallagher Jr., Juan Pablo Raba y Tyson Ritter.

País: Estados Unidos

Duración: 102 min.

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt6850820/

Matar o Morir es una cinta de Pierre Morel, director de cintas como Taken (2008), The Gunman (2015) y From Paris with Love (2010). En esta película, Pierre narra la venganza de Riley North (Jennifer Garner), una mujer que presencia el asesinato de su esposo Chris (Jeff Hephner) e hija Carly (Cailey Fleming) a manos de unos maleantes, después de que un amigo de Chris le propone robarle a un narco mexicano (no aprenden). Nada de esto resulta y el narco lanza una horrible venganza sobre ellos. La muerte de su esposo e hija, y la posterior liberación de los culpables a manos de un sistema de justicia corrupto, obligan a Riley a tomar la justicia en sus propias manos.

La cinta tiene muchos más defectos que aciertos. La trama es una casi copia de Kill Bill, pero los cambios que se realizan son desaciertos garrafales. No tiene ni el gore ni el dramatismo de ésta; no cuenta con escenas icónicas, solamente una serie de tomas genéricas de acción; y presenta personajes planos y odiosos. De igual forma, carece de realismo y hace un uso excesivo de los estereotipos.

De todas las cosas absurdas en la cinta, la primera, aunque no la más irreal, es cómo una mujer de aproximadamente 60 kilos logra arrastrar y subir 3 cuerpos de hombres adultos a una rueda de la fortuna a más de 10 metros del piso sin que nadie la vea (por favor). Interesante hubiera sido ver la escena en que lo hace. Entre otras escenas irreales respecto a la protagonista destacan su escape de la policía, que se se da pese a estar herida casi de muerte; así como la lucha simultánea que tiene con múltiples secuaces del narcotraficante, cuando claramente la podrían matar si atacaran al mismo tiempo.

En cuanto a los personajes, prácticamente todos son estereotipos. La familia de Riley es casi idílica. Los villanos son malos sin ninguna justificación. El narco en jefe, un hombre de ascendencia latina llamado Diego (Juan Pablo Raba), es aburrido, predecible e insoportable en el mejor de los casos. Los detectives que dan seguimiento al caso, Carmichael (John Gallagher Jr.) y Ortega (Michael Reventar), manejan una mezcla de incompetencia y corrupción la mayor parte del tiempo.

La película no sabe qué quiere ser. En momentos parece que Riley solamente busca venganza, en otros parece que también brinda protección a los desprotegidos y en otros parece que simplemente quiere matar. No hay dilema ético en sus acciones y consecuencias; es ella contra el mundo. Hubiera sido interesante verla matar a alguien de manera colateral o aplicar una venganza de estilo “ojo por ojo”.

Las actuaciones, sin ser malas, son en general promedio. Jennifer Garner sin muchas ganas va siguiendo la trama entre grito y grito. Supongo que debe ser increíblemente difícil trabajar cuando tu guion es tremendamente malo.

La cinta podría haber sido mucho mejor si se hubieran hecho cambios realistas a la trama. Hay ejemplos de cintas dedicadas a la venganza con buenos resultados, por ejemplo:

  • I Spit on Your Grave (1978 – 2010), en el que una mujer que es violada y dada por muerta va en busca de sus atacantes. Esta cinta es cruda y horrible, cada acto de violencia en contra de los atacantes es celebrado con emoción. Además, el ingenio de la protagonista para matarlos vuelve a la cinta algo más realista. En Matar o Morir, las muertes dependen de la habilidad “irreal” de Riley con las armas de fuego.
  • Taken, del mismo director de esta cinta, es una mejor muestra de cómo dar seguimiento y muerte a un grupo amorfo de enemigos sin que estos sean aburridos. En Taken, hay numerosas escenas que son memorables: la llamada por teléfono, la escena donde lo persiguen por Paris, por señalar algunas. En Matar o Morir todo aburre, y salvo el ataque a la casa de Diego, lo demás está para olvidar.

Hay poquísimas cosas rescatables de Matar o morir, entre las que destaca está un pequeño twist respecto a los aliados y enemigos de la protagonista. Eso es todo. Aún así no es lo suficientemente espectacular como para que valga la pena ver la película. Simplemente esta película aburre, decepciona y, si eres latino, también ofende.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.