Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Macabro 2022 – día 7: Sujeito oculto, Putrfixión. Un video de Nina Temich, The Nanny’s Night

Escrito el 28 agosto, 2022 @bmo985

El día 7 fue uno de los días en que más disfruté las películas exhibidas, comenzando con Sujeito oculto, una comedia de intriga brasileña en la que nada es lo que parece, y pasando por el trabajo mexicano que raya en lo experimental Putrefixión. Un video de Nina Temich, que parecía descansar en el truco ténico de haber sido grabada usando solo una cámara de 360º, pero que resultó ser un audaz retrato de la miseria elitista de la industria cinematográfica. Por último, The Nanny’s Night, una propuesta española grabada en inglés, proporcionó suficiente diversión de serie B al día.

 

Sujeito oculto (Léo Falcão, 2022, Brasil)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

En esta comedia brasileña con tintes de suspenso, Max, un escritor (Gustavo Falcão), se muda a una casa ubicada a las afueras de un pueblo en medio de la nada para terminar su novela. Desde el primer momento en que el plano de un vitral revela lenta y elegantemente en un zoom-out la casa que habitará Max, queda claro que el director Léo Falcão tiene un afilado sentido de la imagen. Por fortuna, este se aplica a un guion inteligente de una intriga en la que no va de por medio la vida, pero en el que las cosas se tornan cada vez más extrañas.

Sujeito oculto parte del lugar común de un forastero que llega a un poblado diminuto y peculiar, pero lo hace con gracia y un ritmo cómico impecable. Por su puesta en escena es una de las mejores películas que he visto en Macabro 2022.

Parecido a Stranger Than Fiction (Marc Foster, 2006), el filme maneja con soltura los elementos de suspenso que conviven armoniosamente con los detalles más vistosos de la puesta en escena, desde la mencionada casa a las afueras del pueblo, que parece salida de los escenarios de El gabinete del doctor Caligari (Robert Wiene, 1920), pero latinoamericanos, pasando los automóviles de mediados de siglo que manejan algunos personajes, o el colorido vestuario de las ancianas del asilo, hasta la adorable chiquilla que administra la oficina de correos local.

La colección de personajes de características literarias – por aquí el sargento, por allá la curandera, etc. –, es entrañable, y pronto hace que la audiencia se sienta parte del caserío remoto, tanto así que los inquietantes descubrimientos de Max en su nuevo domicilio conducen a una resolución que de tan atrevida se antoja confusa. Sin adelantar conclusiones, y a pesar de que no me convenció del todo, el final resulta interesante por la discusión que despierta sobre la labor del escritor en la vena de La ventana secreta (David Koepp, 2004), pero sin tantas malas vibras.

Sujeito oculto me pareció un placer de comienzo a fin, pues todo el aspecto visual del filme es cuidadoso, cálido y colorido, la música instrumental a cargo de DJ Dolores complementa los ricos colores en pantalla, mientras que el ritmo de los diálogos tiene algo del encanto hablantín de Gilmore Girls (2000-2007), pero a menor velocidad. En fin, todo un deleite.

 

Putrefixión. Un video de Nina Temich (David Torres Labansat, 2021, México)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

Nina Temich (Dalia Xiuhcoatl) es una bailarina que quiere entrar a la escuela de cine. Recorre las calles de la Ciudad de México documentado sus actividades con la ayuda de una cámara de 360º con la esperanza de editar un video para que la acepten para estudiar cine. Sin embargo, después de toparse con los presuntuosos a cargo del proceso de admisión, una serie de eventos sobrenaturales desatará su venganza.

Putrefixión se adscribe al género de found footage del cual clásicos del género de terror como La bruja de Blair y Actividad paranormal surgieron, pero a diferencia de estos, el filme de David Torres utiliza una cámara digital de 360º grados, lo cual le añade un grado de dificultad a todo el asunto. Este tipo de cámaras son notables por producir imágenes distorsionadas que provocan mareo y hacen que la puesta en escena sea difícil de leer, un problema que aqueja a la película, pero que, al mismo tiempo, es uno de sus bienes más valiosos.

El director juega con las imágenes, distorsionando a placer las escenas: ora nos hallamos de cabeza, ora en una imagen redonda que hace parecer que Nina habita su propio planeta miniatura, como si se tratara de El principito. Este juego de imágenes, aunado con la edición a cargo del propio Torres, la música de Esteban Aldrete y el diseño sonoro de Alejandro Orduño crean secuencias de hipnótica belleza. Los planos llegan a ser tan abstractos en su apariencia que, a pesar de que representan el día a día en la vida de Nina, hacen que cada momento sea extraordinario tan solo por el aspecto visual. A menudo se olvida que el cine es un deleite y que al cinéfilo se le enamora a través de la vista.

Además, la actuación de Dalia Xiucoatl como Nina es una de frescura y desparpajo, de libertad juvenil y expresión artística, dominando por completo la escena en la que presenta un número de baile en su audición en el momento cumbre del largometraje. La contorsión de su cuerpo encuentra el paralelo con la contorsión del plano, colocándolo de cabeza, confrontando la manifestación de un espíritu honesto con la mala vibra personificada en los entrevistadores que más bien fungen como guardias de paso, asegurándose de que nadie que no sea “alguien” tenga acceso a los medios que tan celosamente guardan.

Putrefixion le sirve a su director para descargar su furia en contra de aquellos que bloquean el paso de los aspirantes a trabajar en la industria cinematográfica y el desnudamiento de sus intenciones arrancó algunas risas entre el público. Sin embargo, partes de este segmento revelan una flaqueza en la escritura y en la dirección de escena, aspectos que bien se pueden pasar en alto en favor de la audacia formal y la imaginación que demuestra a lo largo de la película.

 

The Nanny’s Night (Igna L. Vacas, 2021, España)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

Uno de los guiños al terror ochentero llega desde España con The Nanny’s Night, una comedia slasher sobre un par de jóvenes lesbianas (Ana Garberí y Almudena Salort) que planean sacrificar a la niña que una de las dos cuida como niñera para ser aceptadas en una secta satánico-lésbica. Extrañamente hablada en inglés, pero muy consciente del tono de salvaje diversión sangrienta que persigue, la película no ofrece algo novedoso, pero cumple su cometido en cuanto a satanismo, sangre, humor negro y escenarios bañados en luces neón.

El director, a petición de un indignado miembro de la audiencia, se encargó de recordarnos en cada sesión de preguntas que es bilingüe y señaló que la película se grabó en inglés a petición de un productor que puso esa condición, incluso si el guion se escribió en español. En realidad, es fácil adivinar los motivos para ello, pues ese idioma facilita la venta del largometraje a los mercados angloparlantes, los más influyentes culturalmente hablando y, debido a que en América Latina estamos acostumbrados a leer subtítulos, en principio no parece una mala idea. Sin embargo, el acento variopinto del elenco es uno de los constantes distractores del filme y, más que consolidar un tono satírico, apuntan hacia una cualidad amateur de la puesta en escena.

La película divierte por su manejo de cine de comedia/terror, sus toques de sensualidad y su elenco, en el que destacan Almudena Salort como la simpática asesina aspirante a satánica y Diana Peñalver, la protagonista del clásico gore de comedia Braindead (Peter Jackson, 1992) en un pequeño rol como la madre de la futura sacrificada. Aun así, no puedo dejar de pensar que, de haberse hablado en español, me hubiera parecido mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.