Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Macabro 2022 – día 2: Punto rojo, Follow Her, Verão Fantasma

Escrito el 20 agosto, 2022 @bmo985

El segundo día de Macabro tuvo más de una sorpresa, desde la comedia negra de Punto Rojo hasta el inesperado musical de Verão fantasma. Estas películas del cono sur se complementaron con el thriller estadounidense Follow Her. Las tres hicieron gala de la ambición de miras del festival para 2022, pues ninguna de ellas pertenece de lleno al género de horror, discurriendo más bien entre el suspenso paranoide y lo fantasmagórico con toques musicales.

Punto Rojo (Nicanor Loreti, 2021, Argentina)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller

Palomómetro:

Una “bomba”, un partido amañado, un hincha de Racing, un manojo de nervios con un arma y una infiltrada. Tres escenarios y un Dodge azul cobalto conforman este austero thriller argentino que, si bien resulta un tanto confuso, es una grata sorpresa con notas humorísticas entre lo negro y lo futbolístico.

Ladilla, un fanático empedernido del club de futbol argentino Racing, tiene el coche detenido en medio de un llano desierto. En la radio escucha un concurso para encontrar a quién mejor conozca la historia del club y tras escuchar a varios fracasar en el intento, decide participar. Pero él no es como los demás participantes, no solo por su sabiduría racinguística, sino porque tiene a un hombre amordazado en la cajuela del auto. Una caja misteriosa acompaña a este hombre cautivo, y mediante flashbacks, conocemos cómo es que ambos llegaron allí, Ladilla a ese campo abierto y el hombre a la cajuela.

El director Nicanor Loreti, también guionista y editor del filme, hace gala de su eficiencia en los tres rubros, pues se toma su tiempo con cada uno de los personajes, a menudo mientras se encuentran solos. El diálogo es entretenido y tan pronto escuchamos la participación de Ladilla en el programa de radio, el espectador se siente atrapado por la historia. Un poco en la vena de Quentin Tarantino y su talento para la comedia negra y su capacidad sin fin de elaborar conversaciones sobre casi cualquier tema como plática casual (“¿Sabías cómo le llaman al cuarto de libra en Europa?”), Loreti es capaz de conjugar la violencia con el humor negro y un estilo vistoso que remite a los orígenes del thriller, el libro pulp.

Demián Salomón le da vida a Ladilla, un pelado de los barrios bajos argentinos cuya resistencia física y conocimiento de la historia de Racing son las bromas recurrentes más entretenidas de la película, mientras que Moro Anghilleri (Al tercer día) interpreta a Paula, una ruda mujer infundada en un traje que, ante la golpiza que le propina a Ladilla, le responde “¿qué no ves que soy una mina y tengo que cuidarme?”.

Absurda, desternillante, a ratos confusa, pero muy entretenida, Punto rojo aprovecha al máximo su ínfimo presupuesto y, con tan solo 70 minutos, cumple su cometido como un ejercicio de género.

 

Follow Her (Sylvia Caminer, 2022, Estados Unidos)

Sección: Selección oficial largometraje internacional

Palomómetro:

Jess (Dani Barker) es una rubia que se desempeña como dominatrix, conejillo de indias para trabajos ofrecidos en línea y, lo más importante, como estrella de un sitio de videos en vivo, donde sube sus aventuras diarias. Jess anhela llegar al top ten del sitio de videos que es una mezcla entre Twitch y otra red social, pues eso significaría un ingreso extra de dinero. Así que cuando acepta un trabajo peculiar al norte de la ciudad de Nueva York, ella piensa que será un día como los demás, pero resulta todo lo contrario.

Follow Her se toma su tiempo para llegar a ese punto en que se emparenta con el cine slasher, pero lo hace con creces, pues su antagonista, un tal Tom Brady (Luke Wilson), es un estuche de monerías que hace que la pesadilla de Jess sea efectiva. Con algo del atractivo físico de Penn Badgley en You (2018-) y mucho de la locura física de Jim Carrey, Wilson hace que la parte media del filme, que transcurre en una cabaña en medio de la nada, transite desde el coqueteo inocente, el roce sensual hasta llegar a la locura homicida. Jess está ávida de atención y lo que Tom le ofrece es un arma de doble filo que le permite llegar a donde añoraba, pero con un alto costo.

Al igual que Cam (Daniel Godlhaber, 2018), Follow Her aborda con inteligencia el asunto del narcicismo alimentado por las plataformas sociales que por partida doble afectan la psique de sus usuarios, exigiendo cada vez más de ambos lados del espectro, dejando a estas redes como las únicas victoriosas. Al contrario de aquella película, Follow Her desestima el componente de empoderamiento femenino y de sexual positivity, en cambio centrándose en el egoísmo de su protagonista, interpretada por Dani Barker, y quien también escribió el guion basado en sus vivencias.

Follow Her es un juego de gato y ratón que nos deja absortos por sus frecuentes cambios de dirección, pues con frecuencia no sabemos si Jess y Tom se besarán o se matarán entre sí, lo que habla de una dirección sutil y un guion habilidoso para construir situaciones y diálogos. Sin embargo, hay que decir que su momento más fuerte sucede cuando ambos personajes se encuentran solos, pues tan pronto sale la acción de allí, la narrativa es farragosa, llena de clichés (Jess es mantenida por su padre, quien quiere que consiga un trabajo de verdad) y explícita sobre las intenciones de su antagonista (uno de los peores crímenes en pantalla), tipo: “ahora te voy a explicar con detalle: todo empezó…”. Aun así, la escena final le otorga un cierre interesante al continuar su reflexión sobre la naturaleza tóxica de la fama por internet y ahondar en la psique de su personaje principal.

 

Verão fantasma (Matheus Marchetti, 2022, Brasil)

Sección: Selección oficial largometraje iberoamericano

Palomómetro:

Una casa a las orillas del litoral paulista en Brasil es el escenario para esta descabellada ópera terrorífica de enfoque queer que, de ser un idilio veraniego entre amigos, se convierte en un festín erótico musical con tintes de giallo. Martin (Bruno Germano) huye de su hogar en São Paulo y se refugia en la vieja casona de su tía recién fallecida donde se encuentra con el despreocupado Lucas (João Felipe Saldanha), un residente local que entró a explorar la casa desocupada. Espantándose mutuamente, ambos inician una relación de amistad que revela una extraña conexión, pues Lucas le describe un sueño que resulta ser el corto amateur que Martin grabó cuando era niño junto a su prima Alice (Nani Porto) y el amigo (Daniel Pagliari) que llegó a buscar. Cuando Alice llega acompañada de su novio y sus amigos para pasar el verano, lo que parece ser un festejo sin fin se convierte en una sinfonía de terror.

Sin duda uno de las obras más sui generis que veremos en este Macabro 2022, Verão fantasma es un musical terrorífico cuya primera mitad transcurre con la ligereza juvenil y verdosa de Diarios de otsoga (Maureen Fazendeiro y Miguel Gomes, 2021) salvo algunos paréntesis grabados en Super-8 donde avizoramos el tipo de pesadilla gótico-surreal y musical en que transitará hacia los últimos 30 minutos. Matheus Marchetti, director de la película, trae a la palestra el tipo de erotismo de obras como el Fantasma de la ópera en cualquiera de sus versiones y lo combina con la manía homicida del giallo italiano de la década de 1960.

El misterio en su centro, la búsqueda del guapo joven del que Martin se enamoró cuando era apenas un niño, se desenvuelve en un escenario enrarecido, en el cual se nos informa que el mar exige un sacrificio humano al año y del cual se cuentan historias sobre un hombre que surgió del océano para tocar música, asesinar niños y escribir partituras con la sangre de sus víctimas.

La imaginación de Marchetti sale a relucir en sus elecciones, pues bien pudo haber hecho un slasher directo y a la cabeza aprovechando los personajes (adolescentes lujuriosos) y el escenario (una casa abandonada en el verano), pero el resultado es tan desquiciado como lo que hiciera Sam Raimi en Evil Dead (1981) e Evil Dead 2 (1987), solo que en lugar de pasarlo por el filtro de la comedia y el gore absurdo, Marchetti lo convierte en una ópera de colores profundos, muertes dramáticas, sentimiento a flor de piel, erotismo queer y toques humorísticos.

Una vez que las canciones comienzan, la cinta toma una ruta completamente diferente a la del inicio y su solemnidad llega a cansar la vista y al oído, pero difícilmente el espectador podrá ver una película de mayor imaginación, con mejor fotografía y de tan ambiciosa imaginación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.