Spider-Man: No Way Home – una capitulación de la nostalgia frente al riesgo

Escrito el 13 abril, 2022 @la_loulu
En Palomita de Maíz preparamos una retrospectiva de la franquicia de Spider-Man, empezando por la trilogía de Sam Raimi hasta las últimas apariciones en el MCU.
Spider-Man: No Way Home. Dir. Jon Watts. 2021. Sony Pictures Releasing.

Tras dejar como cliffhanger la revelación de la identidad de Peter Parker / Spider-Man (Tom Holland) por parte del villano Mysterio (Jake Gyllenhaal), y con la presentación del icónico John Jonah Jameson (JK Simmons) en el MCU, el final de Spider-Man: Far From Home (Jon Watts, 2019) prometió un cierre ambicioso de la trilogía que unió a Marvel y Sony.

Spider-Man: No Way Home (Jon Watts, 2021) se hizo esperar hasta diciembre de 2021 y sus números en taquilla no dejan lugar a dudas: fue el éxito que se anticipaba y más, sobrepasando las expectativas de las partes involucradas y convirtiéndose en la esperanza del negocio del cine que estaba en crisis en plena pandemia de COVID-19.

¿Qué ofreció el cierre de la trilogía de Watts y por qué representó la capitulación del riesgo ante la nostalgia? Vayamos al final de Far From Home y al inicio de esta cinta: la revelación de la identidad de Peter Parker es solamente el principio de sus problemas, quién en otras circunstancias hubiera estado preocupado por su ingreso a la universidad y su relación recién iniciada con MJ (Zendaya). En la nueva entrega, el joven descubre que ser un superhéroe es todavía más desafiante y sacrificado cuando se encuentra en el ojo público. No solamente para él, sino también para sus seres queridos, incluyendo su novia, mejor y único amigo Ned (Jacob Batalon), y tía May (Marisa Tomei).

Es curioso cómo las cintas anteriores se esforzaron por alimentar el vínculo entre Parker y Tony Stark (Robert Downey Jr.) y ésta subrayó una profunda diferencia entre ambos: mientras que para Stark revelar su identidad fue una fortaleza que le permitió compaginar su vida pública y privada, Peter Parker, al ser puesto por fuerza y no por elección ante el ojo público, debe enfrentar un conflicto realmente íntimo y desafiante, marcado por sus dos identidades y múltiples responsabilidades.

Sin embargo, No Way Home fue por caminos menos introspectivos y más efectistas. Para empezar, se presentó a Doctor Strange (Benedict Cumberbatch), otra figura de Marvel, como relevo de Stark para entablar conexión con Parker. Después, hicieron que su camino hacia la madurez pasara por un enredo de proporciones cósmicas para incluir el “cruce de universos” con el Hombre Araña de Tobey Maguire, protagonista de la trilogía Spider-Man de Sam Raimi, y el de Andrew Garfield, protagonista de El increíble Hombre Araña de Marc Webb, hecho que la audiencia venía especulando y fantaseando desde hace mucho tiempo.

Spider-Man: sin camino a casa
Spider-Man: No Way Home. Dir. Jon Watts. 2021. Sony Pictures Releasing.

Recordemos que la idea de un multiverso de Spider-Men fue explorada con anterioridad, y exitosamente, por Spider-Man: Into the Spiderverse (Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman, 2018). Consecuentemente, la versión de Marvel tenía dos opciones: subir la valla narrativa o, por lo menos, darle a la gente lo que pedía, la consumación del meme. Claramente se optó por lo segundo.

Aunque el mismo final de Far From Home jugaba con la idea del cruce de universos y los avances publicitarios de la película alimentaban esa expectativa, Marvel no tomo la responsabilidad a la ligera para evitar decepcionar a su audiencia con simples gestos o apariciones simbólicas o nada justificadas (algo que parece ser la regla de Star Wars, otro universo de proporciones y fandoms similares). La aparición del mismo Matt Murdock (Charlie Cox) al principio de la película fue un indicativo de lo lejos que querían llegar para conceder ante el público: aquí no se iban a guardar fichas o jugar discretamente. La industria ya no tiene tiempo para eso.

Para comprender esto hay que recordar que Hollywood ha descubierto el valor cuantitativo de la nostalgia. No solo por los numerosos remakes, secuelas o recuelas de proyectos venerados (Friends, Harry Potter, Scream, etc.), sino por la estética que rodea a épocas y escenarios cinematográficos (Stranger Things, WandaVision o The Mandalorian). No hay nada más tranquilizante para una audiencia en medio de la angustia y la incertidumbre de la vida real que encontrar en el arte y el entretenimiento rostros conocidos, historias que los emocionaron o canciones que tararearon de jóvenes. De repente, la industria que transforma sueños y fantasías en realidades descubrió que la gente no está interesada en ver hacia el futuro, sino reencontrarse con lo que la hizo feliz en su pasado.

Hay otra cosa que también es oportuno analizar sobre No Way Home y es la obligación tácita que han desarrollado múltiples producciones de darle al público exactamente lo que quiere. El fan service era antes un término casual que se discutía en redes sociales para hablar del episodio de una serie o el desarrollo de una trama secundaria. Ahora parece una regla tallada en las mesas de los guionistas de cualquier estudio.

Asimismo, Hollywood ha descubierto lo cruel que puede ser la audiencia cuando sus expectativas no son complacidas. No hay mejor ejemplo de ello que Game of Thrones, un fenómeno cultural que, tras un final estrepitoso, fue orillado por la audiencia que lo había posicionado en un lugar central de la cultura popular a algo peor que el olvido: la irrelevancia. Luego de semanas de tweets molestos y peticiones en internet, se decidió colectiva y silenciosamente pasar por alto la existencia de su temporada final.

Spider-Man: sin camino a casa
Spider-Man: No Way Home. Dir. Jon Watts. 2021. Sony Pictures Releasing.

Ningún estudio quiere que su película o serie cause una indignación tal que lleve al olvido, pero algunos intentos entre el fan service y la desesperación pueden llevar a resultados aún más desastrosos (The Rise of Skywalker [JJ Abrams, 2019]). En la industria, nadie como Marvel ha encontrado un equilibrio funcional entre darle a los fans lo que quieren y tomar un riesgo calculado para que sus historias avancen de forma rentable en el engranaje de sus tan comentadas fases.

En el caso de No Way Home es llamativo ver cómo es que los cineastas cedieron a básicamente todo lo que la gente esperaba de esta tercera parte y, por supuesto, eso generó enormes ganancias económicas, sin duda directamente relacionadas a la sensación de “validación” por parte de un grupo de fans, quienes al sentirse “parte” del proceso creativo, responden con su fidelidad, afecto y dinero.

Pero ¿qué ha ganado el personaje de Peter Parker/Spider-Man con el cierre de esta trilogía? Si bien el final de la película coloca a Parker ante “el sacrificio del héroe” al dejar atrás su vida y sus afectos para asegurar la salvación del mundo, esta decisión no impacta más allá del efectismo emotivo de su final. Esto se debe principalmente a que pasamos casi dos horas y media viendo cristalizarse teorías de internet y escenarios útiles para memes, mas no un desarrollo de los personajes y sus vínculos.

Incluso la presencia tan esperada de villanos como Duende Verde (Willem Dafoe) o Doctor Octopus (Aflred Molina) impacta más por el talento de sus actores y el hecho de verlos en pantalla de nuevo, que por los arcos de sus personajes. Lo mismo pasa con Maguire y Garfield, de quienes la cinta aprovecha el máximo de su carisma y que reducen al mínimo la presencia de Tom Holland.

Más que una película o evento cinematográfico, Spider-Man: No Way Home termina siendo un testimonio de lo lejos que está dispuesto a llegar un estudio para maximizar sus beneficios sobre su propiedad y los pocos riesgos que asume para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.