Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Spider-Man: Homecoming – un esperado regreso a casa

Escrito el 28 enero, 2022 @la_loulu
En Palomita de Maíz preparamos una retrospectiva de la franquicia de Spider-Man, empezando por la trilogía de Sam Raimi hasta las últimas apariciones en el MCU.
Spider-Man: Homecoming
Spider-Man: Homecoming. Dir. Jon Watts. 2017. Sony Pictures Releasing.

Tras la expectativa generada con la breve, pero significativa aparición de Peter Parker / Spider-Man en Capitán América: Civil War (Anthony y Joe Russo, 2016), Marvel demostró una vez más la razón de su éxito. El MCU (Mundo Cinematográfico de Marvel) trajo de regreso a Spider-Man en la forma y fondo que querían y necesitaban con un joven y carismático Tom Holland.

Un año después, Holland asumiría el papel de Peter Parker en su primera película en solitario. Spider-Man: Homecoming (Jon Watts, 2017) es una prueba fehaciente de que por mucho que Marvel puede expandirse hasta rincones inesperados, Spider-Man es y seguirá siendo la joya de la corona de los cómics creados por Stan Lee.

Desde su pequeña aparición en Civil War, quedó claro que el nuevo Spider-Man se amoldaría al MCU, planteándolo como un adolescente y estudiante de Queens (tal y como en los cómics), y ubicándose en un ambiente de preparatoria, con las ansiedades y expectativas de la juventud. Esta aproximación fue algo más cercano a la audiencia a la que Marvel le faltaba cubrir. También se dejó de lado el conflicto de la muerte del tío Ben y se presentó a una tía May (Marisa Tomei) joven y soltera.

Homecoming nos ubica en su prólogo en una Nueva York arrasada por la lucha de los Vengadores contra Loki (eventos correspondientes a The Avengers [Joss Whedon, 2012]). Unos contratistas tratan de lidiar con el desastre consecuente, hasta que son relevados por el equipo de Industrias Stark. Así es la presentación de Adrian Toomes (Michael Keaton) y el origen de su enfrentamiento con los superhéroes.

Después, pasamos al “regreso a casa” de Peter Parker luego de su aventura europea con Iron Man. El que había sido un héroe del vecindario de Queens, ahora se veía en un universo más grande, consecuentemente con expectativas más grandes para sí mismo.

Spider-Man: Homecoming
Spider-Man: Homecoming. Dir. Jon Watts. 2017. Sony Pictures Releasing.

Naturalmente, el conflicto de la identidad de Parker y la responsabilidad ante sus poderes están presentes. Marvel no desaprovechó la oportunidad de incluir a un Tony Stark (Robert Downey Jr.) en modo mentor, lo que cobraría sentido profundo tras el final de Infinity War (Anthony y Joe Russo, 2018) y el conflicto de Iron Man en Endgame (Anthony y Joe Russo, 2019). Sin embargo, esta relación de admiración se siente forzada en un principio, ya que, al fin y al cabo, todo se presenta con el objetivo de dar unidad y cohesión al MCU.

Es inevitable notar que en esta versión de Spider-Man las referencias están más balanceadas entre el drama y la comedia en comparación con las cintas anteriores de Sony. Sin duda, esta película toma nota de los clásicos juveniles de los años ochenta, incluyendo The Breakfast Club (John Hughes, 2015) y Ferris Bueller’s Day Off (John Hughes, 1886).

Gran parte de la historia transcurre en la escuela y en el núcleo amical de Peter con su mejor amigo Ned (Jacob Batalon) y el enamoramiento que siente por Liz (Laura Harrier). Ella conduce a un inesperado giro dramático al descubrirse su conexión con Toomes. Homecoming continúa con las referencias a las comedias juveniles con la introducción de MJ (Zendaya) como la chica aparentemente introvertida, pero brillante y a un cambio de look de distancia de convertirse en el interés romántico del protagonista.

Homecoming acierta en el villano de Adrian Toomes, alias Vulture. Michael Keaton vuelve a las franquicias de superhéroes y ofrece un retrato realista y aterrador: el de una persona común que se cansó de estar a merced de los desastres que causan y “componen” los Vengadores. El momento más interesante y cumbre de la película es la escena de Keaton y Holland en el auto, llegando al baile de graduación. La tensión y anticipación que se siente es tan inesperada que no parece parte del MCU, donde de alguna forma, vemos venir cada golpe o giro de viento.

Holland pasa la prueba como un carismático Hombre Araña y le brinda a Marvel su héroe más juvenil, así como a Sony la posibilidad de asociarse con la máquina de rentabilidad que es Marvel Studios. Spider-Man: Homecoming es un inicio prometedor y jovial en un nuevo intento por darle a Spider-Man un lugar en el cine actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.