Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Spider-Man: Far from Home – el héroe que tambalea

Escrito el 4 febrero, 2022 @la_loulu
En Palomita de Maíz preparamos una retrospectiva de la franquicia de Spider-Man, empezando por la trilogía de Sam Raimi hasta las últimas apariciones en el MCU.
Spider-Man: Far From Home
Spider-Man: Far From Home. Dir. Jon Watts. 2019. Sony Pictures Releasing.

En Spider-Man: Far from Home, Marvel sigue explorando la veta de la comedia juvenil mientras aborda un mundo post Endgame (Anthony y Joe Russo, 2019), en donde todos deben adaptarse a una nueva realidad. Aquí, Peter Parker (Tom Holland) aprende a cargar el peso de un legado más grande que él mismo.

Far from Home (Jon Watts, 2019) tenía la nada sencilla tarea de abordar un personaje que regresó del llamado blip ocurrido en Avengers: Infinity War (Anthony y Joe Russo, 2018). Además, la película representaba la prueba de fuego de demostrar si la propuesta de un Spider-Man más cercano a las “comedias de instituto” a cargo de Watts y Holland podía sobrevivir a la expectativa inicial y cimentar la idea en una audiencia que ya conocía a dos Hombres Araña en este siglo.

Con Watts nuevamente en la dirección se procuró que el estilo se mantuviera, explotando el carisma de Holland, la química con su grupo de amigos y la idea general de crear una trilogía dirigida a una audiencia joven y que pudiera responder, en términos de taquilla frente a los conflictos y aventuras de Peter Parker.

Spider-Man: Far From Home
Spider-Man: Far From Home. Dir. Jon Watts. 2019. Sony Pictures Releasing.

Para esta nueva aventura, puede sentirse que el conflicto apuntó más alto en comparación con la primera película de la trilogía. Ya no bastaba presentar a un rostro intimidante para el joven Parker o plantear el conflicto de salvar la ciudad del villano de turno. Al no poder recurrir a la figura de los Vengadores, el conflicto debía nacer del propio Peter. Así vemos que, aunque el villano de la historia, Mysterio (un Jake Gyllenhaal previamente reacio a participar en las franquicias desde su experiencia calamitosa en Príncipe de Persia [Mike Newell, 2010]) se relaciona directamente con Iron Man, es la necesidad de Parker lo que crea el principal problema de la historia.

Al haber perdido su mentor y guía, y verse frente a la responsabilidad de nuevos poderes y tecnologías dejadas a su disposición por Stark, Peter cuestiona si ese rol realmente le corresponde o si es simplemente un chico solo frente al mundo. Es entonces que Mysterio aparece para ganar su confianza y luego traicionarlo.

Far from Home nos sitúa en un viaje escolar, un escenario aparentemente idílico y relajado para los jóvenes de la historia, con las líneas de comedia y romance juvenil ya delineadas en la cinta anterior. Sin embargo, la historia es capaz de arriesgar un poco – lo justo y necesario – al abordar el drama del abandono que Parker siente tras el sacrificio de Stark, y la expectativa autoestablecida de llenar las expectativas de todos los que creen en el heroico Spider-Man, algo que nos devuelve la esencia del personaje en cualquiera de sus versiones.

Lo más emocionante de la cinta es la propuesta teatral y visual de Mysterio, la cual Watts plasma inteligentemente y manteniendo la atención de los espectadores con trucos visuales llamativos y el uso de tecnología. Este villano ayuda a recordar lo fácil que resulta la manipulación de narrativas y sucesos en el mundo actual, con los avances tecnológicos como herramientas para este fin.

También ayuda que, en esta ocasión, al tratarse de un proyecto cohesionado de dos cintas, se tenga más oportunidad de enfocarse en los personajes secundarios como la tía May (Tomei), involucrada en proyectos sociales y apoyando a la comunidad desde sus posibilidades, demostrando que las acciones heroicas no son necesariamente las más vistosas. De igual manera se aprovecha el carisma y talento de Zendaya al involucrarla y hacerla partícipe del secreto de la identidad de Spiderman/Peter Parker y no colocarla nada más que como el interés romántico de turno.

La insistencia de conectar todo alrededor de Tony Stark hace notar la ansiedad de Marvel por dejar marcado su territorio después del esperado crossover de los personajes de Marvel. Pero, incluso así, el Spider-Man de Holland parece construir su propia personalidad, recobrando el equilibrio a pesar de sus dudas tambaleantes.

Peter decide levantarse y pelear al descubrir las manipulaciones de Mysterio luego de ser engañado por él para que entregara la tecnología, y por ende la responsabilidad, que Tony Stark había dejado en sus hombros, sobreponiéndose a sus propias dudas sobre si es digno para el rol que le tocó, además de que entiende que no está ahí como sucesor de Iron Man o cualquier otro vengador, sino como un héroe por derecho propio. El final, emocionante y prometedor, deja a todos los fans de Spider-Man con una expectativa estratosférica que la tercera entrega de esta saga parece dispuesta a cumplir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.