Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Rogue One: una narrativa enredada sobre confianza

Escrito el 21 diciembre, 2023 @ECinematografo
Esta es la octava entrega de un ciclo retrospectivo de la épica espacial más grande de todos los tiempos ¡Star Wars!
Contiene spoilers.

Rogue One tiene una reputación fascinante. Cuando se estrenó en 2016, tuvo una buena recepción por parte de la audiencia, los fanáticos y la crítica. Hoy es generalmente reconocida como el mejor producto de Lucasfilm desde que Disney absorbió la propiedad intelectual de Star Wars. Esta historia, ubicada entre los eventos de La venganza de los Sith y Una nueva esperanza, cuenta la aventura de un grupo de rebeldes aparentemente insignificantes que hacen el sacrificio máximo para cambiar el curso de la galaxia. A pesar del valor humano de los eventos representados en pantalla, la película se caracteriza por más tropiezos de lo que su fama y espíritu sugieren, además de un legado que resuena en desafíos contemporáneos, incluyendo las recién concluidas huelgas de actores y guionistas.

Rogue One. Dir. Gareth Edwards. Lucasfilm. 2016.

Una colcha de retazos

La premisa de Rogue One fue ideada por el supervisor de efectos visuales John Knoll, quien estaba fascinado por la idea de una entrega de Star Wars como una película de Misión imposible. En su tratamiento inicial, la audiencia experimentaría una de las aventuras cruciales de la franquicia (hasta entonces solo descrita en la película original): el robo de los planos de la Estrella de la Muerte por parte de la Alianza Rebelde durante una maniobra en contra de la tiranía del Imperio Galáctico. Este evento se transformaría en una épica cinta de acción en la que héroes desesperados salvarían el día sin el respaldo de los Jedi, los icónicos guerreros practicantes de la Fuerza.

Con el director Gareth Edwards y el guionista Chris Weitz abordo, la película tomó forma más allá de su premisa con la creación de su protagonista Jyn Erso (Felicity Jones), una joven indiferente que es contactada por la Alianza Rebelde para buscar a su padre Galen Erso (Mads Mikkelsen), el arquitecto del arma imperial capaz de destruir planetas. La relación padre e hija es el elemento sentimental de la película, ya que Jyn es quien debe llevar a cabo esta misión, incluso después de haberse sentido abandonada por su padre y maltratada tanto por la Alianza como por el Imperio.

Para ser una cinta en la que se invirtió 265 millones de dólares, Rogue One tomó un rumbo complicado durante su producción. Al parecer, la historia no estaba tomando el curso que los ejecutivos de Lucasfilm y Disney esperaban. En una maniobra decisiva, Tony Gilroy (la trilogía de Bourne, Michael Clayton) se sumó a la producción para reescribir varias escenas, supervisar cinco semanas adicionales de filmación y reeditar la película. Algunas de las escenas y diálogo que no aparecen en la versión final pueden verse en el primer teaser de la cinta.

De igual forma, el curso tan desordenado en la producción puede sentirse en el primer tercio del metraje. Varios de los personajes que acompañan a Jyn se introducen sin claridad en sus motivaciones. Por ejemplo, Cassian Andor (Diego Luna), un miembro de la Alianza Rebelde, asesina a un colega antes de que reconozcamos a qué bando pertenece, y Bodhi Rook (Riz Amhed), un soldado imperial desertor, es secuestrado por otro rebelde. Sumado a esto, después de un prólogo que explica su pasado, Jyn es reintroducida como una presa del Imperio sin que se defina algún contexto que explique por qué está encerrada en primer lugar.

 

Un conflicto de matices

Rogue One, aún pesada por una narrativa que carece de seguridad, es única al explorar el conflicto armado dentro de la falta de confianza que existe en de las filas de cada bando. Los antagonistas Orson Krennic (Ben Mendelsohn) y Wilhuf Tarkin (Guy Henry) comparten una sanguinaria competencia para definir quién será acreditado por la efectividad de la Estrella de la Muerte, mientras Jyn y Cassian evitan colaborar al dudar sobre la moralidad del otro.

La película introduce nuevas ideas en la franquicia al presentar una Alianza Rebelde hipócrita que justifica asesinatos para ganar su batalla contra el Imperio. Cassian Andor jamás cuestiona que la Alianza le está exigiendo asesinar sin preguntarse por la inocencia de sus víctimas. Cassian accede inicialmente a acompañar a Jyn en la búsqueda de su padre para que sea más fácil de matarlo, incrédulo de que Erso esté planeando sabotear la mayor arma del Imperio.

Jyn, por su parte, no confía en ninguna de sus figuras paternas, sea Galen o Saw Guerrera (Forrest Whitaker), el soldado radical que la crió. Tampoco tiene interés en el conflicto entre la Alianza y el Imperio. Jyn no es la típica heroína dispuesta a lanzarse a la aventura. El equipo detrás de la historia tiene que convencer de que su propósito no es el exilio, sino luchar activamente por el futuro de una galaxia que necesita esperanza. Dos escenas cruciales avanzan y maduran a Jyn. En la primera, Jyn se compromete con un fin mayor después de reconectarse con su padre y la esperanza de verlo de nuevo. En la otra, Jyn intenta convencer a la Alianza Rebelde de comprometer todos sus recursos en un salto de fe: el robo de los planos de la Estrella de la Muerte.

El arco emocional de Jyn Erso es un elemento que fortalece los eventos evidenciados en las películas que le siguen en la cronología. Si bien Jyn no es mencionada en ellas, su sacrificio resuena al recalcar por qué, a pesar de sus errores, la Alianza Rebelde puede ser la única alternativa a la tiranía del Imperio. Erso convence a este partido político de su propósito para restaurar el optimismo ante el cinismo, valor que heredan en retrospectiva personajes como Luke Skywalker, Leia Organa y Han Solo.

Su legado también resuena brevemente en personajes de su propia película, como Cassian, quien abandona la idea de pertenecer a un bando, apoyando a Jyn en la cruzada de robar los planos de la Estrella de la Muerte, dejando atrás su objetivo inicial de ser un asesino en nombre de la Alianza. A pesar de que otros aliados de Jyn y Cassian son más adornos que personajes, su caracterización también contribuye a esta exploración de la confianza. Chirrut Îmwe, un monje ciego (Donnie Yen), y Baze Malbus (Jiang Wen), su amigo y guardaespaldas, son compañeros que se suman a la misión de Jyn solo porque confían en sus objetivos, así no tengan ninguna certeza de su capacidad de ser exitosa.

Rogue One. Dir. Gareth Edwards. Lucasfilm. 2016.

El mejor tercer acto de Star Wars

La insulsa estructura narrativa de Rogue One cierra con un final que dispara su energía en los terrenos visual y emocional. Jyn arma a su propio escuadrón suicida para introducirse en la boca del lobo y obtener una victoria frente al Imperio. El diseño de producción presenta un campo de batalla típico de Star Wars: una pelea con soldados en tierra en simultáneo con una en el espacio. No obstante, los riesgos jamás habían parecido tan grandes.

Ya sea por la dirección de Edwards o la contribución de Gilroy, la película culmina su exploración de la confianza con la apuesta de que sus personajes pueden perder, sean rebeldes o imperiales. Aunque la esperanza de Jyn es contagiosa, implica que cientos de soldados perezcan mientras Cassian y ella encuentran los planos sin tener un plan posterior. Los rebeldes de Erso quedan atrapados en las playas del planeta Scariff, mientras que la flota espacial de la Alianza Rebelde intenta desesperadamente penetrar los escudos del planeta para rescatarlos. La película cambia exitosamente de tono durante sus últimos minutos, trascendiendo su violencia y permitiendo una meditación sobre lo logrado por sus héroes.

Cada paso de Erso y Andor es improvisado y cada minuto parece ir en su contra. A pesar de pequeños momentos de gloria, la secuencia climática solo nos prepara para la derrota. Si bien el fatalismo inunda los últimos minutos de la cinta, la victoria de Jyn Erso resuena en su relación con Cassian Andor. Aunque solo llevan unos días de conocidos, Andor termina la misión orgulloso de haber completado una tarea con consecuencias para la galaxia, así no pueda ver sus frutos. Sumidos en un abrazo, Jyn y Cassian enfrentan juntos el fin del mundo.

 

El legado de Rogue One

Rogue One tuvo un impacto en la narrativa visual de los blockbusters que le seguirían dada la influencia del director de fotografía Greg Frasier y el supervisor de efectos especiales John Knoll. Ambos comparten la idea de que la audiencia puede percibir en cualquier película moderna que los ambientes en los que se desenvuelven los personajes son falsos, principalmente porque los sujetos y los entornos generados en computadora parecen iluminados con fuentes diferentes. Consecuentemente, Frasier y Knoll trabajaron para reemplazar las pantallas verdes con pantallas LED que pudieran proyectar los ambientes. De esta manera, el trabajo de luz mejoró a partir de las referencias de estas pantallas. Después de Rogue One, el trabajo de ambos cineastas culminó en la creación de StageCraft de Industrial Light and Magic, un sistema para filmación dependiente de pantallas LED.

En producciones contemporáneas, como El mandaloriano y The Batman, el sistema conocido como “The Volume” fusiona la escenografía tradicional con tecnología digital avanzada. En lugar de utilizar fondos verdes o azules, se emplean grandes pantallas LED curvas alrededor del set, mostrando entornos digitales en tiempo real. Esto no solo ahorra tiempo y dinero al reducir la necesidad de efectos visuales extensos en postproducción, sino que también brinda autenticidad a los actores al interactuar con entornos visuales reales. A pesar de los avances mencionados, el sistema ha exhibido limitaciones, tal como se evidenció en Ant-Man and the Wasp: Quantumania, donde su implementación, sin abordar de manera integral las preocupaciones relacionadas con la iluminación, condujo a una experiencia visual mediocre.

Adicionalmente, en la película se utilizó tecnología de recreación digital para revivir al personaje del Gran Moff Tarkin, interpretado por el fallecido Peter Cushing en Una nueva esperanza. Si bien la familia del actor autorizó esta decisión creativa, desde los gremios actorales se alzaron preocupaciones éticas sobre el uso de la imagen de un actor fallecido sin su consentimiento y sobre cómo esto podría sentar un precedente en la industria cinematográfica. Este fue uno de los puntos cruciales de la recién finalizada huelga de actores y guionistas de 2023. Desde estos gremios surgió la preocupación de que los actores pudieran ser escaneados, recibir un día de salario, y que las empresas poseyeran ese escaneo, su imagen y semejanza, pudiendo utilizarlo en cualquier proyecto sin consentimiento ni compensación. Ante esto, se sugirió reconsiderar si la inteligencia artificial es realmente innovadora o simplemente una herramienta que explota la apariencia de los actores en beneficio de las grandes productoras.

Finalmente, Rogue One trasciende la nostalgia dentro de la franquicia de Star Wars al presentar una narrativa que va más allá de los temas y personajes familiares asociados con la saga. A diferencia de otras películas que dependen en gran medida de elementos establecidos para evocar nostalgia, la cinta introduce nuevos personajes y una perspectiva fresca de la era del Imperio Galáctico. Incluso si Darth Vader aparece en una secuencia sanguinaria, la película adopta un tono oscuro y maduro, ofreciendo una trama centrada en la guerra que explora los sacrificios realizados por individuos no establecidos en otras cintas de la saga.

***

Rogue One se destaca como una entrega única en el universo de Star Wars superando un montaje torpe para ofrecer un tercer acto impactante. Su exploración de la confianza, la introducción de una Alianza Rebelde compleja y sus personajes matizados añaden capas significativas a la narrativa de la franquicia. A nivel tecnológico, la contribución de la cinta es innegable, marcando un hito con innovaciones como StageCraft, redefiniendo los estándares visuales en la industria cinematográfica y planteando preocupaciones éticas sobre las condiciones laborales en la industria audiovisual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.