Yuni (TIFF 2021): la vida de una niña en la Indonesia de hoy

Escrito el 17 septiembre, 2021 @alessandra_kr

Sección: Plataforma.

Dirección: Kamila Andini.

Guion: Kamila Andini, Prima Rusdi.

Países: Indonesia, Singapur, Francia, Australia.

Elenco: Arawinda Kirana, Kevin Ardilova, Dimas Aditya, Marissa Anita, Asmara Abigail.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.tiff.net/events/yuni

Yuni
Yuni. 2021. Cortesía TIFF.

Kamila Andini presenta una historia de maduración situada en la Indonesia rural que examina las tradiciones locales cimentadas en el patriarcado y que, por ende, tienen un peso desproporcional sobre las mujeres, a través de la historia de Yuni (Arawinda Kirana), la protagonista y personaje que da nombre a la cinta.

Yuni es una niña preparatoriana que ama el color morado – al grado de robar pertenencias de sus compañeras de escuela si son de ese color – y que tiene la aspiración de ir a la universidad. Todavía no sabe qué hacer de su vida – a su edad, ¿quién lo sabría? –, pero está determinada a buscar su camino.

Estos objetivos se complican al considerar que Yuni ya está en edad para casarse. Mientras que las ofertas de matrimonio llegan (una vez que la segunda propuesta aparece inesperadamente, Yuni teme que, si dice que no, tendrá mala suerte), la joven se encuentra en una etapa de descubrimiento de sus intereses y sexualidad, marcada por la curiosidad y la idealización. Ahora platica sobre sexo, el placer femenino y las expectativas de matrimonio con sus amigas, algunas de las cuales ya están casadas. También desarrolla un crush por su profesor de la preparatoria y juega con los sentimientos de Yoga (Kevin Ardilova), el jovencito que está clavado con ella.

Yuni
Yuni. 2021. Cortesía TIFF.

En resumen, Yuni apenas está descubriendo quién es cómo persona, qué cosas podría desear para un futuro y hacia dónde quiere avanzar. Sin embargo, el mundo a su alrededor le está exigiendo decisiones definitorias que bien pueden desechar sus sueños más ambiciosos para siempre. Así, Yuni se enfrentará a las presiones sociales que la incentivan a que se case, a la vez que lidia con la presión abrumadora para decidir qué es lo que quiere. ¿No tiene el derecho de simplemente saber qué es lo que NO quiere y recorrer poco a poco su camino?

La sensibilidad y simplicidad de la película hacen que sus cuestionamientos se vuelvan más claros y fuertes. A simple vista, Yuni bien podría compararse con las películas occidentales de maduración femenina que nos han enamorado en los últimos años, incluyendo Lady Bird (Greta Gerwig, 2017), Little Women (Greta Gerwig, 2019) o Booksmart (Olivia Wilde, 2019). No obstante, el contexto y origen de esta cinta elevan sus mensajes de crecimiento para dotarlos de urgencia y valor social.

El valor de una historia depende mucho de dónde viene y en qué escenario se sitúa. En este caso, al ser una cinta sobre una niña indonesia que busca liberación y autodeterminación, Yuni cobra mayor importancia y significado. Esta película, con su mensaje progresista, clama por la liberación femenina y la posibilidad de explorar los caminos que ellas quieren – a dónde estos las lleven – en busca de su felicidad. Temas familiares en otros escenarios, en Yuni se sienten revolucionarios y especiales.

Yuni
Yuni. 2021. Cortesía TIFF.

Andini, quién ha mantenido un discurso feminista en sus esfuerzos fílmicos anteriores, exhibe las presiones a las que Yuni y sus amigas se enfrentan. Ya sea los exámenes físicos que las niñas tendrán para confirmar que siguen siendo vírgenes, las expectativas de los hombres que le proponen matrimonio a Yuni para que los acepte – incluso si nunca los había visto – o el consejo de los profesores para que Yuni baje sus expectativas en cuanto a la posibilidad de ir a la universidad, la cinta plasma claramente lo que es ser una niña en la Indonesia del siglo XXI.

No obstante, así como se presentan estas presiones y adversidades sociales, Andini deja claro que también hay una cara completamente distinta en esta sociedad que celebra y añora la liberación y autodeterminación. Está la directora de la escuela, quien continuamente motiva a Yuni para que se aplique con sus estudios, o los mismos padres de la niña que, aunque quieren que se case, al final del día están abiertos a aceptar lo que ella quiere. También Yuni tiene como ejemplo a una chica divorciada que ahora goza de una libertad y felicidad previamente prohibida. Aun así, quizá el personaje más entrañable es el de Yoga, quien le escribe poemas y le aconseja dejar su vida atrás si lo que quiere es algo completamente distinto. Este personaje es el novio de ensueño que no le pide nada a los arquetipos occidentales con los que nos encontramos continuamente.

Con una interpretación emotiva, desesperada y decidida a cargo de Arawinda Kirana, un tono que celebra la amistad femenina y la sinceridad de estas relaciones, así como un mensaje decidido que clama por la autodeterminación y la liberación, Yuni es un logro en sí misma. La joven únicamente quiere la oportunidad para iniciar su camino, a dónde sea que la lleve, ¿qué no es lo mínimo que merece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.