Wife of a Spy: crímenes de guerra y traición a la patria en thriller nipón

Escrito el 14 septiembre, 2021 @bmo985

Disponible en: MUBI.

Dirección: Kiyoshi Kurosawa.

Guion: Ryusuke Hamaguchi.

País: Japón.

Elenco: Yu Aoi, Issey Takahashi, Ryota Bando, Masahiro Higashide.

Palomómetro:

Más información de la película: www.imdb.com/title/tt11917942

Wife of a Spy
Wife of a Spy. 2020. MUBI.

¿Preferirías la felicidad del ignorante o la desdicha del justiciero? ¿Entregarías a tu cónyuge o a tu patria? Este dilema confronta el joven matrimonio Fukuhara en Wife of a Spy, un thriller sobre espionaje, crímenes de guerra y dobles traiciones situado en Japón en 1940.

Kiyoshi Kurosawa presenta una cinta mesurada sobre un joven matrimonio en una encrucijada. Partiendo de una austeridad visual y narrativa, caracterizada por su suave luminosidad que no romantiza una época, sino que la mira en todo su gris y marrón esplendor, Kurosawa teje un relato de simpleza engañosa, el cual nos obliga a preguntar por las intenciones ocultas de cada uno de sus personajes.

Todo comienza cuando Yusaku (Issey Takahashi), un empresario exitoso, encantador y sobrio viaja a Manchuria, China, entonces un territorio ocupado por el imperio japonés y punto de partida desde el cual esperaba consolidar su control sobre la costa oriental de Asia, desde Corea hasta las Filipinas. En su viaje, Yusaku descubre un secreto de estado terrible, por lo que decide convertirse en un denunciante de su propio país con la esperanza de que Estados Unidos se involucre al fin en el conflicto mundial (recordemos que solo declaró la guerra a las potencias del Eje después del ataque sorpresa de Pearl Harbor). Su esposa, la simpática y muy enamorada Satoko (Yu Aoi), sospecha de las intenciones de su esposo, quien después de su regreso se ha vuelto huraño. Sentimientos de desconfianza, celos y duda salen a relucir cuando se hacen claras las intenciones de Yusaku.

Taiji (Masahiro Higashide), un amigo de la infancia de Satoko llega a complicar las cosas, pues como parte del ejército nipón, su tarea es perseguir y arrestar a los espías que buscan provocar la derrota de la nación. Su constante acoso incrementa la presión sobre el matrimonio Fukuhara, buscando la traición entre ellos y sembrando dudas sobre sus intenciones.

Wife of a Spy
Wife of a Spy. 2020. MUBI.

Aunque Wife of a Spy suene como un filme ajetreado, Kurosawa mantiene la sobriedad como principio rector. Los encuadres generales, la cámara estática y la luz cegadora hacen de esta cinta una experiencia placentera y a ratos hasta tranquilizante. En los momentos climáticos, el director utiliza sendos planos secuencia que ensalzan el dramatismo.

Es entonces que Yu Aoi desata los amarres de su mesurada Tasako, mujer feliz, humilde e ingenua carcomida por las dudas. Wife of a Spy se apoya casi completamente sobre su interpretación, la cual la mayor parte del tiempo parece de testigo mudo que es perseguido por el fantasma de la desconfianza, pero que en los momentos clave, reclama para sí una autonomía a menudo ignorada en las cintas de intriga y espionaje (después de todo, es solo una esposa, no una seductora estilo Mata Hari).

La evolución de la trama hacia la segunda mitad desvela un aspecto inédito de su personaje, pues con un par de decisiones demuestra una sagacidad hasta entonces oculta (otro asunto es si esta muestra de iniciativa provoca el trágico desenlace).

Wife of a Spy es engañosa, pues el director emula la sencillez e ingenuidad de su protagonista en su estilo visual y narrativo. Recordando a la obra maestra de Park Chan-wook, The Handmaiden (2015), de temática y época similar, la cinta de Kurosawa no apunta hacia la opulenta grandilocuencia de aquella, cuya historia de amor en medio de la adversidad, perversión y opresión sexual daba pie a la esperanza.

Wife of a Spy
Wife of a Spy. 2020. MUBI.

La mesura de Kurosawa apunta hacia la tragedia del amor imposible en tiempos de guerra, cuando la entrega al otro se convierte en una forma de muerte por mano propia. Toda la austeridad a la que nos acostumbra queda atrás hacia la última parte de la cinta, en un epílogo cuyo dolor se traslada a la pantalla en dos secuencias inolvidables de desolación.

Ryusuke Hamaguchi, guionista, logra transmitir la sutil opresión prevaleciente en el ultranacionalista y victorioso Japón de 1940. Por algún motivo, la participación de este país en la Segunda Guerra Mundial en la memoria colectiva se limita al lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki en 1945. Ausentes del imaginario colectivo de Occidente están los episodios de oprobio como la violación de Nanjing y las “mujeres de consuelo” en la Corea ocupada entre 1932 y 1945.

En comparación con los ríos de tinta y kilómetros de película dedicados a las tragedias provocadas por el régimen Nazi en Europa, los crímenes del Japón imperial han sido casi ignorados. Esto hace que Wife of a Spy sea una cinta de urgencia política y cultural, pues en aquel país aún existen grupos que niegan las atrocidades cometidas por toda Asia. Al hacer que Satoko y Yusaku discutan los méritos de denunciar a la propia patria, Hamaguchi y Kurosawa hacen un llamado a reconocer estos crímenes, porque la historia permanece viva en nuestro interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.