Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

What Josiah Saw: impasible relato gótico sobre traumas familiares

Escrito el 1 agosto, 2022 @CesarAndreZzZ

Disponible en: Shudder.

Dirección: Vincent Grashaw.

Guion: Robert Alan Dilts.

País: Estados Unidos.

Elenco: Robert Patrick, Nick Stahl, Scott Haze, Kelli Garner, Tony Hale, Jake Weber, Ronnie Gene Blevins, Troy Powell.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt3097396/

What Josiah Saw. Dir. Vincent Grashaw. Shudder. 2021.

Estrenada en el Fantasia International Film Festival de 2021, What Josiah Saw se une a un grupo de películas en el género de terror empeñadas en crear atmósferas tensas y sofocantes en torno a una familia perturbada y traumatizada por la tragedia. Durante su estreno, se establecieron comparaciones con la excelente The Dark and the Wicked (Bryan Bertino, 2020), también estrenada en el Festival hace dos años, presentándose como una especie de respuesta a esta. El director Vincent Grashaw tenía claro el estilo con el que quería abordar su tétrica historia, y posee todos los elementos básicos que harían de este un relato potente, perturbador y profundo; sin embargo, su tendencia a la dispersión termina siendo contraproducente.

What Josiah Saw se divide en tres actos claramente diferenciados por títulos que aparecen en pantalla. Estos relatos terminan relacionados a través de un punto de conexión, el hombre que da título a la película, Josiah Graham (Robert Patrick). Josiah vive junto a su hijo mayor Thomas Graham (Scott Haze), de quién podemos intuir que tiene problemas mentales por su errático comportamiento.

El primer acto estudia la relación padre e hijo de Josiah y Thomas, enfocando la crueldad repulsiva de Josiah, quién constantemente humilla a Thomas por sus creencias religiosas y su aparente discapacidad mental. Los paisajes sombríos de un lugar en el medio de la nada al sur de Estados Unidos complementan una atmósfera inquietante, acompañada por la magnífica banda sonora de Robert Pycior.

La dinámica, de por sí disfuncional entre padre e hijo, se perturba cuando Josiah empieza a tener visiones y pesadillas escalofriantes. Se revela temprano que la esposa de Josiah se ahorcó en un árbol que está a las afueras de la casa de la familia. Thomas encontró su cuerpo, y se cree que el suicidio de la señora Graham estuvo motivado tanto por enfermedades mentales como por los abusos de su esposo. Este acto es efectivo por la manera en la que establece un tono pausado de suspenso, un terror que se cuece a fuego lento y que revela pacientemente datos sobre la familia Graham que nos hacen comprender que llevan arrastrando un linaje pesado e indeseable desde hace tiempo.

El relato de Thomas queda momentáneamente en pausa para que los otros dos actos de la película nos presenten al resto de clan Graham y el rol que jugarán en la historia.

What Josiah Saw. Dir. Vincent Grashaw. Shudder. 2021.

La historia de Eli (Nick Stahl) es la siguiente. Su relato es el más largo y el más desafortunado de los tres por la manera en la que se desprende radicalmente de la esencia, ritmo y estilo que se había construido anteriormente. Su trama se desarrolla como drama criminal al estilo del cine de Quentin Tarantino que, por más que se esfuerce por agregar toques sobrenaturales, como una forzada escena con una médium en una caravana de gitanos, desentona de la historia anterior.

Hay que destacar que se exponen los traumas individuales de Eli respecto a su caótica familia, incluyendo su adicción patológica a las apuestas, así como los traumas y pesadillas reprimidas que ha solapado con comportamientos autodestructivos. Este es el punto que mejor se afirma en la película: los hijos de Josiah tienen en común los traumas de su infancia, bajo la crianza de un hombre perturbador, cruel y abusivo, y la pérdida desgarradora de su madre que cambió la dinámica familiar.

Cuando llega la tercera historia, la de Mary (Kelli Garner), única hija de la familia Graham, terminamos de armar un rompecabezas desolador que continúa en el terreno de los traumas arraigados. Mary ha tratado de desconectarse de su padre y hermanos, eliminando contacto con ellos. Ahora quiere formar su propia familia, pero no está bien mentalmente, y la pesadilla recurrente en la que se autolesiona con un cuchillo lo expone con brillantez.

Cuando los tres hermanos se unen en la casa familiar para saldar cuentas con su pasado, la película ya se siente perdida en su camino. La tendencia a ser dispersa no favorece la unión final, y la sensación de que parece una antología nunca se borra. El tema común es el trauma familiar. Los tres hermanos lo arrastran, y se siente superficial y tendencioso a una reflexión genérica sobre la maldad de la naturaleza humana y la necesidad de confrontar el dolor del pasado para vivir en el presente.

A pesar de la historia, las cualidades técnicas de la cinta son sobresalientes, destacando una edición prodigiosa a cargo del mismo Vincent Grashaw, una fotografía contemplativa de Carlos Ritter que nunca abusa de movimientos rápidos para causar sustos baratos y una banda sonora envolvente a cargo del compositor Robert Pycior. También destacan interpretaciones sólidas de todo el elenco, especialmente de Robert Patrick como el despiadado y cínico patriarca que vive en las pesadillas de sus hijos. Sin embargo, se siente una desconexión entre la dirección y el guion. Mientras que parece claro que Grashaw quería contar un relato de terror religioso y traumas psicológicos, su guionista Robert Alan Dilts pretende fusionar estilos e insertar conversaciones vagas para alargar la trama.

Hace ruido la comparación con la mencionada The Dark and the Wicked. Ambas tienen en común la reunión de hermanos en su hogar de la infancia para lidiar con los traumas que les ocasionó su figura paterna. Sin embargo, mientras en The Dark and the Wicked hay una consciencia plena del tono y se comprenden las facetas incómodas de conciliar el amor y el rechazo que se tiene hacia un progenitor problemático y abusivo, en What Josiah Saw apenas se toca la superficie de estos temas. La sensación de que los sucesos de tinte paranormal que se construyeron en un inicio son inverosímiles golpea con decepción al final de la película.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.