Violet (TIFF 2021): cuando el instinto y la ansiedad se enfrentan

Escrito el 9 septiembre, 2021 @alessandra_kr

Sección: Presentaciones especiales.

Dirección: Justine Bateman.

Guion: Justine Bateman.

País: Estados Unidos.

Elenco: Olivia Munn, Justin Theroux, Luke Bracey, Dennis Boutsikaris, Simon Quarterman.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.tiff.net/events/violet

Violet
Violet. 2021. Relativity Media.

Violet (Olivia Munn) es en apariencia feliz y exitosa. Es una ejecutiva de una casa productora de películas, estando detrás de varios éxitos de taquilla y propuestas ganadoras de premios. Es joven y hermosa, saliendo con quien ella quiera y enfocándose en productores que hacen mancuerna con su carrera y perfil. Su mansión en Los Ángeles está en remodelación, por lo que ahora vive con su amigo de toda la vida, Red (Luke Bracey), quien también trabaja en Hollywood como escritor. Violet tiene todo en papel para ser feliz. Sin embargo, conforme nos devela su historia, en realidad es miserable.

Violet, la ópera prima de Justine Bateman, la cual también escribió, es una mirada incisiva a la ansiedad y la manera en que nuestra mente puede ser nuestra peor enemiga. A través de una historia que se desenvuelve conforme Violet se harta de su realidad, Bateman ilustra lo doloroso que es vivir con dudas e inseguridades, y las puertas que se pueden abrir al simplemente decir “no” y “¿por qué no?”. La película es un camino de liberación para nuestra protagonista y una herramienta de superación para aquellos espectadores que se pueden ver reflejados en su mente atormentada.

Una experiencia tanto visual como auditiva, la cinta presenta ingeniosamente la manera en que la mente de Violet funciona. Dócil y complaciente en persona, su cabeza en realidad es un remolino. Mientras que la voz de su inconsciente – a quien ella nombra “el comité” – siempre la trae abajo y la hace dudar, en la pantalla aparecen palabras en cursiva que ilustran lo que realmente quiere. De esta forma, la conocemos a través de tres vías: una voz masculina (Justin Theroux) que le dice lo que debería hacer y lo poco que vale, su voz real tratando de interactuar en la vida con clientes, amigos y compañeros, y las llamadas de auxilio en letras que aparecen en todo momento. De tan solo apreciar este torbellino comunicativo, es sencillo sentir su agobio y desesperanza.

Bateman acierta al ilustrar sencilla y rotundamente las crisis de ansiedad por las que pasa Violet en momentos ordinarios, pero emocionalmente desgastantes para ella. Conforme aquellos a su alrededor la presionan o dicen algo detonante, el diseño sonoro a cargo de Seth Cooper y la música de Vum se fusionan para crear un zumbido. A la vez, la pantalla se satura de rojo hasta ahogar las imágenes previas y sustituirlas por visiones rápidas de destrucción, muerte y tristeza. Justo en estos momentos es cuando la voz del comité gana y Violet dice algo hiriente, se hace menos a sí misma o actúa en contra de sus propios deseos. Creativamente, Bateman hace sentir a la audiencia los sentimientos que vencen a la joven.

Más allá de funcionar como una ilustración de lo que se siente vivir con ansiedad, Violet es una historia de superación. En el poco tiempo que acompañamos a la protagonista – cosa de días – algo dentro de ella se despierta y cuestiona la presencia de esa voz terrible. Mientras que ésta la intenta mantener en dónde se encuentra (estática, sumisa y miserable), hay otra parte de ella – el instinto, quizá – que ya no lo acepta. Esta parte de ella viaja constantemente al pasado, a la última vez que se sintió mentalmente libre: como niña, andando en bicicleta y diciendo que no a un plan de sus amigos.

Violet
Violet. 2021. Relativity Media.

Poco a poco, Violet comienza a divisar la posibilidad de hacer lo que en verdad quiere. Estas agallas, aunque dudosas en ocasiones, son más fuertes que el miedo al cambio o la incertidumbre de actuar. De pronto, su objetivo de salir con productores se vuelve ridículo y la idea de explorar algo con Red invade su mente al son de Uncomfortable, interpretada por Mélanie Laurent y Damien Rice, en una de mis escenas favoritas de la cinta (que me recordó a otra escena favorita del año en A Radiant Girl [2021, Sandrine Kiberlain]).

La lealtad ciega hacia su jefe prepotente (Dennis Boutsikaris) se debilita y en un encuentro inesperado con su exnovio (Simon Quarterman) hace que Violet se reconcilie con su pasado doloroso (influenciado por esa vocecita desgraciada). Incluso comienza a reflexionar sobre la relación tumultuosa que tiene con su familia, a quien no ha visto en años y por lo que siente culpa tremenda.

Inevitablemente, Violet es una representación efectiva de la experiencia femenina. Bateman, en su papel de guionista, presenta aquellas idiosincrasias que marcan nuestra existencia en el campo laboral y personal. Violet camina una cuerda floja en donde la firmeza y la gentileza entran en conflicto. Así como no puede exigir que sus subordinados hagan su trabajo, también se disculpa constantemente con clientes por cosas que no tienen nada que ver con ella. Estas representaciones de la realidad son exasperantes al verlas en pantalla, pero muy comunes en la vida diaria. Incluso el uso de una voz masculina como el comité que continuamente trae abajo a Violet es una decisión creativa atinada y aguda.

Olivia Munn sorprende con su actuación. Acostumbrada a verla en comedias y papeles olvidables, este personaje es una revelación y, sin duda, el mejor trabajo de su carrera. Estoicamente desesperada y elegantemente contenida, su Violet es vulnerable y cautivadora. Luke Bracey también destaca como el interés amoroso a quien divisamos como un remedio necesario para el alma torturada de la protagonista.

Como alguien que ha tenido ansiedad intensa por años, Violet es una representación distinguible de lo que es vivir con dudas interiores que ofrecen una existencia incómoda y limitada. La película funciona como guía y ejemplo de la libertad que podríamos encontrar si intentáramos dejar esas cadenas mentales atrás. Aunque no estoy enteramente segura de que tan factible es que podamos superar esto por nosotros mismos (sin ayuda profesional), Violet apuesta por la emancipación mental y el egoísmo. Está bien pensar en nosotros mismos, la felicidad puede estar esperándonos del otro lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.