Todo va a estar bien: no hay fórmulas para ser feliz

Escrito el 3 septiembre, 2021
Por
@AleStardustMx

Disponible en:

Creador: Diego Luna.

Elenco: Lucía Uribe, Flavio Medina, Isabella Vázquez Morales, Mercedes Hernández, Pierre Louis.

Duración: 8 episodios de 30-35 minutos cada uno.

País: México.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://m.imdb.com/title/tt15101964/

Todo va a estar bien
Todo va a estar bien. 2021. Netflix.

Hace un par de semanas se estrenó en Netflix Todo va a estar bien, creada por Diego Luna. La serie mexicana, de manera sencilla y cómica, regala una visión actualizada sobre las relaciones de pareja, la familia, el amor, el matrimonio y la crianza de los hijos, sin dejar de lado temas como el machismo, feminismo y la inclusión.

Con personajes reales e imperfectos, y usando la tragicomedia como vehículo para narrar su historia, Todo va a estar bien gira alrededor de la familia formada por Ruy (Flavio Medina), Julia (Lucía Uribe) y su hija Andrea (Isabella Vázquez Morales), quienes están al borde del desastre. Julia y Ruy están separados desde hace tiempo, pero, pensando en las necesidades y la felicidad de Andrea, siguieron viviendo juntos.

Esta extraña relación es lo que detonan los conflictos de la serie, pues, si las relaciones humanas ya de por sí son complejas, las circunstancias en las que ellos se relacionan son todavía más complicadas. Nuestra naturaleza y la configuración de una sociedad sumamente patriarcal complican aceptar el desapego y evitar esa idea de pertenencia sobre los que nos rodean, sean hijos, parejas o amigos.

Las situaciones por las que estos personajes pasan son dramáticas (escenas de celos, peleas frente a Andrea, divorcios y juicios sobre la custodia). Sin embargo, gracias al tono establecido desde el guion y a la pequeña Andrea, en quien recae gran parte de la comedia, estas circunstancias no se sienten crudas y difíciles de ver, pues se crea un balance con situaciones extrañas y alocadas.

Todo va a estar bien.
Todo va a estar bien. 2021. Netflix.

Junto a su reparto, Luna crea una atmósfera creíble, en donde las nuevas realidades en las que nos desenvolvemos, alejadas de la norma establecida, están bien representadas. Todo va a estar bien se luce en mostrar estos paradigmas novedosos, sin reprender o señalar el camino a seguir. Si bien pueden surgir preguntas sobre nuestra forma de relacionarnos, la serie no da respuestas, el espectador hace todo.

El capítulo final es el único momento en el que la historia no se siente natural y se torna aleccionadora. En este, escuchamos un discurso sobre el cambio en todos los ámbitos y la adaptación a nuevas realidades en voz de Flavio Medina, lo cual está de más y es innecesario.

Sin duda, esta tragicomedia entretiene y divierte. Con humor invita a cuestionarnos nuestras vidas en comunidad y deja una pequeña reflexión. Quizá la felicidad no es tener pareja, formar una familia o firmar un contrato. Quizá es algo más sencillo o complejo, dependiendo de cómo lo vea cada individuo. No hay fórmula establecida, y más bien la felicidad significa solo ser, equivocarse y aprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.