Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

The Woman Who Ran: las conversaciones de las que huimos

Escrito el 10 febrero, 2022 @CesarAndreZzZ

Disponible en: MUBI (EUA).

Dirección: Hong Sang-soo.

Guión: Hong Sang-soo.

Elenco: Kim Min-hee, Saebyuk Kim, Song Seon-mi, Eun-mi Lee, Kwon Hae-hyo, Seo Young-hwa.

País: Corea del Sur.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt11697690/

The Woman Who Ran
The Woman Who Ran. Dir. Hong Sang-soo. 2021. MUBI.

¿Qué tanto escuchamos a los demás cuando conversamos con ellos? ¿En realidad ejercemos una escucha activa y recíproca o solo estamos esperando nuestro turno para hablar? De manera consciente o inconsciente, entablamos conversaciones todos los días con una o más personas, independientemente del contexto, tiempo o grado de cercanía que tengamos con ellas. El padre del psicoanálisis Sigmund Freud explicaba a través del concepto de la “asociación libre” que el uso de las palabras en nuestra cotidianidad y que intercambiamos con otros tiene un simbolismo clave que denota algo personal: lo reprimido, lo que ocultamos y de lo que queremos huir.

Estrenada en el Festival de Berlín de 2020 y obteniendo el galardón a mejor dirección, The Woman Who Ran, del director coreano Hong Sang-soo, es un ejercicio impecable de minimalismo que, con paciencia y metódicamente, se encarga de entablar un diálogo sincero sobre el valor que las conversaciones con terceros tienen en nuestra vida, las cuáles funcionan como catalizadores emocionales y revelaciones de nuestras angustias internas que no expresamos de manera consciente o directa.

Durante los fugaces 77 minutos de este drama sereno, con los clásicos toques de humor seco del director, seguimos a una mujer, Gamhee (Kim Min-hee), quién aprovecha que su esposo está en un viaje de negocios por primera vez en cinco años, para visitar a varias amigas y ponerse al día con sus vidas a través de pláticas. Entre departamentos y lugares abiertos, Gamhee es una receptora agradable en las conversaciones que crea con sus amigas, a quiénes tiene tiempo sin ver por motivos que, muy entre líneas, explican que la relación abrasiva y casi dependiente de Gamhee con su esposo le ha aislado del mundo. “Él dice que las personas enamoradas no deben pasar un día separadas,” les explica a sus amigas sorprendidas luego de contarles que, durante sus cinco años de matrimonio, este viaje es el tiempo que más han pasado alejados el uno del otro.

La belleza de The Woman Who Ran está en lo cotidiano y en lo específico que resulta cada diálogo entre Gamhee y sus amigas en una puesta en escena que se siente teatral, pero no por esto menos sensible. Primero, Gamhee visita a una vieja amiga que vive con otra mujer. Aquí surge una plática honesta sobre los vínculos de pareja, cómo varían según la percepción y concepto de “amor” que cada quién tiene, y la culpa que a menudo se siente por necesitar espacio personal, aun dentro de una relación.

Lo que irrumpe la tranquilidad de las mujeres es un vecino del edificio que se queja con la pareja porque varios gatos rondan el edificio, y ellas cada vez que pueden, los alimentan. Una secuencia que puede atribuirse como trivial tiene un significado claro cuando seguimos a la protagonista a sus otros encuentros: durante toda la película, el director enfoca a sus escasos personajes masculinos de espaldas y siempre suponiendo un conflicto que quiebra el confort que las mujeres habían establecido.

The Woman Who Ran
The Woman Who Ran. Dir. Hong Sang-soo. 2021. MUBI.

La decisión intencional del director de darle un foco feminista a la historia se refuerza en esos pequeños detalles. Constantemente, las mujeres en The Woman Who Ran hablan con sinceridad respecto a las relaciones que construyen en su vida y la manera en que deciden disfrutarlas. Esta liberación permite apreciar la disposición y voluntad femenina, mientras que los hombres, en los breves minutos que aparecen, suponen un conflicto, aunque nunca excesivamente dramático. El más notorio llega en la segunda visita de Gamhee a otra amiga de vida liberal que le cuenta de sus desencuentros románticos, siendo interrumpida por un amante frustrado.

La conclusión de la película llega con una visita al cine en la que Gamhee tiene su encuentro más significativo, uno que abre heridas del pasado y accede a temas como el perdón y el arrepentimiento. Es gracias al estelar y sublime trabajo de Kim Min-hee que podemos comprender la totalidad de su personaje, uno que tiene muchos más matices de los que aparenta. Si se presta atención a todo lo que una conversación corresponde, palabras y lenguaje no verbal, descubrimos facetas de Gamhee que no están a simple vista, incluyendo la insatisfacción son su vida, la frustración de estar estancada y las aspiraciones que contiene para satisfacer a otros.

La huída que da título a la película es simbólica y representa los deseos más arraigados de Gamhee, aquellos que no son impuestos ni condicionados por terceros. Es afortunado que estas conclusiones no se obtengan a través de diálogos expositivos ni momentos dramáticos de intensidad emocional, sino a través de la percepción de pequeños detalles y palabras clave que la protagonista arroja constantemente. La repetición gastada de ese “las personas enamoradas no deben pasar un día separadas” que tanto dice su esposo, tiene una representación especial para ella, es una forma de autoconvencerse de que está conforme con su vida actual.

Empleando un uso de la fotografía elegante y detallista a cargo de Kim Soo-min, la película hace los zooms lentos característicos del director en momentos y diálogos específicos en los que los personajes se muestran tal y como son. El resultado final de The Woman Who Ran es recordarnos lo valiosas y catárticas que pueden ser las conversaciones con otros. No solo existe una fuente de retroalimentación con la que podemos aprender y reevaluar nuestras expectativas de vida escuchando posturas diferentes, sino que es un espacio que nos demanda la liberación de lo que nos ocultamos a nosotros mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.