The Tsugua Diaries: soleado ejercicio diarista

Escrito el 26 mayo, 2022 @bmo985

Disponible en: MUBI Latinoamérica, cines selectos estadounidenses.

Dirección: Miguel Gomes y Maureen Fazendeiro.

Guion: Miguel Gomes, Maureen Fazendeiro y Mariana Ricardo.

Elenco: Crista Alfaiate, Carloto Cotta y João Nunes Monteiro.

País: Portugal.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt14812778

The Tsugua Diaries. Dirs. Miguel Gomes y Maureen Fazendeiro. Cinema Tropical. 2021.

Los límites entre la ficción y el documental se borran en The Tsugua Diaries, soleada película portuguesa dirigida por el dúo de cónyuges cineastas Miguel Gomes y Maureen Fazendeiro, que sigue en orden inverso el día a día de un trío de jóvenes (Crista Alfaiate, Carloto Cotta y João Nunes Monteiro) que viven en una granja durante los últimos días del verano. La cinta fue grabada durante 2020 con medidas estrictas de higiene que caracterizaron a esos meses previos a la vacunación masiva. De esta forma, The Tsugua Diaries se presenta como un ejercicio diarista doble: mira con libertad a sus protagonistas y refleja las dificultades de realizar una película en plena pandemia.

El mecanismo narrativo elegido por Gomes y Fazendeiro hace que la cinta corra en sentido contrario, es decir, que inicie con su final. Al contrario de célebres experimentos similares como Memento (Christopher Nolan, 2001), en The Tsugua Diaries lo importante no ocurre dentro de la trama, sino en la puesta en escena. 22 días de agosto son retratados, comenzando como una ficción grabada en 35 mm, dotada de una soltura caprichosa y juvenil. Los días soleados, el jardín, el entorno verdoso y el calor dominan esta parte de la cinta, en la que los tres jóvenes en una propiedad rural bailan por las noches, nadan en la alberca, pasean sin rumbo y construyen un hábitat para mariposas.

Gomes y Fazendeiro establecen un marco de libertad para sus intérpretes, limitándose a seguirlos en situaciones que funcionan como puntos de partida (por ejemplo, la ya mencionada construcción de un mariposario) y que resultan en una grata espontaneidad que casi nos coloca en décadas pasadas gracias a la textura impecable de celuloide de sus imágenes y su iluminación expresiva de colores saturados. (El hecho de que sean colores primarios y no los neones tipo “iluminación bisexual” que tanto nos tiene acostumbrados Hollywood subraya esta sensación de un filme de otro tiempo).

Justo cuando comenzamos a cuestionar los motivos por los que estas personas se encuentran confinadas a este lugar cuando no parecen soportarse mutuamente, la forma de la ficción revienta por las costuras. Una reunión entre el elenco, los directores y el equipo de grabación revela que están grabando la película dentro de una finca donde los participantes están aislados del mundo exterior y que todo se hace de acuerdo con los lineamientos de la autoridad de la industria cinematográfica portuguesa. A partir de allí, la ficción ya no es la preocupación central de los directores, sino mostrar con apertura el proceso de grabación en la pandemia de 2020 y todo lo que ello implica.

The Tsugua Diaries. Dirs. Miguel Gomes y Maureen Fazendeiro. Cinema Tropical. 2021.

No solo los problemas macro pesan en las mentes de Fazendeiro y Gomes, sino también los inconvenientes que tienen que sortear durante la grabación, incluyendo los roces personales entre Crista Alfaiate y Carloto Cotta por haber roto la cuarentena, el embarazo de riesgo de la propia Fazendeiro que la acota a dirigir el filme desde un sillón y los reclamos airados de un miembro del equipo por el tipo de desayuno que está disponible (quién, hay que apuntarlo, tiene la razón cuando dice: “¿Para qué preguntan si quieren mantequilla? ¡A todos les gusta la mantequilla!”).

En este momento, The Tsugua Diaries se convierte en un testimonio mismo de su grabación, pues si bien toda película da fe de su producción, en este caso particular se rompe toda ilusión de lo ficticio, convirtiéndose en una especie de mirada al espejo. Por ejemplo, se discuten abiertamente las escenas que se grabarán posteriormente, de las cuales destaca la discusión entre el matrimonio directorial sobre la escena del tractor: ¿cuál es el valor estético? ¿Es lo suficientemente atractivo el tractor para salir a cuadro? ¿Qué pasaría después? ¿Es necesario? En esta secuencia es posible apreciar el proceso creativo como la inspiración súbita, la acción movida por un impulso de naturaleza desconocida, tal y como lo escribiera Oscar Wilde en su famoso diálogo El crítico como artista.

The Tsugua Diaries es un detrás de cámaras, una verificación de lo difícil que fue grabar en aquellos meses mortales de 2020 con protocolos que, al menos en lo que corresponde a la industria del cine, siguen en pie, y una crónica del aburrimiento combatido con desparpajo e ingenio. Se sugiere acercarse a ella con una mente abierta porque ni siquiera hay que entenderla, ese vocablo que cada vez gana mayor acepción entre los cinéfilos y que tanto daño psicológico nos ha hecho en forma de videos de YouTube tipo “final explicado”, solo hay que verla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.