The Tender Bar: Ben Affleck destaca en el fracasado coming-of-age de George Clooney

Escrito el 11 enero, 2022 @CesarAndreZzZ

Disponible en: Prime Video.

Dirección: George Clooney.

Guion: William Monahan, basado en las memorias de J.R. Moehringer.

Elenco: Ben Affleck, Tye Sheridan, Daniel Ranieri, Lily Rabe, Christopher Lloyd, Max Martini, Rhenzy Feliz, Briana Middleton, Max Casella, Sondra James.

País: Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt3108894/

The Tender Bar
The Tender Bar. Dir. George Clooney. 2020. Amazon Prime Video.

La historia de The Tender Bar es una que se ha repetido varias veces, pero que por algún motivo continúa siendo atractiva. Es una historia de transición de la infancia a la adultez en la que una figura infantil, generalmente dotada de inteligencia, debe afrontar una dinámica familiar disfuncional y conseguir sus sueños por cuenta propia. Mas allá del cliché, son relatos que funcionan para comprender la estructura de la familia estadounidense promedio aislada de privilegios socioeconómicos, y las influencias que las figuras de autoridad tienen en la construcción de la personalidad de los niños durante su desarrollo.

En este caso, George Clooney se encarga de la dirección, y William Monahan arma un guion basado en las memorias de J. R. Moehringer. The Tender Bar es su autobiografía, la cual desde los años ‘70 nos lleva por su infancia inestable hasta el momento en que fue aceptado en Yale para convertirse en escritor.

La historia inicia en 1973, cuando un J.R. niño (Daniel Ranieri) llega junto a su madre, Dorothy (Lily Rabe), a la casa de su abuelo materno. Madre e hijo se instalan en una casa ya de por sí concurrida, dominada por el nada agradable abuelo Maguire (Christopher Lloyd), quién durante gran parte de la historia, solo cumple con el propósito de transmitir amargura y desdén a todo lo que se mueva. Mientras la madre de J.R. sufre por la angustia de tener que volver a un lugar al que se prometió nunca regresar, él está en busca de una figura paterna.

La encontrará en su tío Charlie (Ben Affleck), dueño de un bar y que resulta ser un apoyo prudente y simbólico para el pequeño J.R. a pesar de su sinceridad casi cruel con los demás, alentando en él el hábito de la lectura y enseñándole a “no depender de su padre en ningún sentido”. Durante la parte que enfoca la infancia del protagonista, la película hace un trabajo sólido en una sola cosa: mostrar la relación del joven con su tío y la sincera suplencia de figura paterna que éste cumplió. Su tío, quién además de darle consejos típicos de papá (como ser un buen hijo y no golpear a las mujeres), alimenta su hábito y pasión por la lectura, dándole desde temprana edad la confianza que necesitaba para determinar en lo que se convertiría, un escritor.

Affleck es entonces lo mejor de la película, y de alguna forma se siente como el único actor comprometido con su rol. Como el tío Charlie, consigue un balance entre una cálida figura paterna y una brusca dosis de realidad que J.R. necesitó en los tiempos más difíciles de su infancia, mientras su madre trabajaba y su padre simplemente no era parte de su vida. Aunque Charlie no tiene desarrollo ni profundidad más allá de lo obvio, se mantiene como un personaje consistente, creíble y, sobre todo, relevante. Por más que J.R. sea el protagonista, es el tío la figura central que motivó al escritor a relatar sus memorias, y esa esencia se aprecia y siente dentro de la película. Charlie representa el apoyo de la persona correcta en el momento indicado de tu vida que puede hacer una diferencia tremenda que apreciamos solo cuando maduramos y nos hacemos mayores.

The Tender Bar
The Tender Bar. Dir. George Clooney. 2020. Amazon Prime Video.

Desafortunadamente, The Tender Bar es fallida en todos los demás aspectos, siendo su principal debilidad una dirección irregular y la torpe construcción de su historia, acompañada de una edición que no le favorece en lo absoluto. Los problemas están tan pobremente desarrollados, los personajes se sienten unidimensionales, y por más que digan sus angustias en voz alta, no terminan por sentirse creíbles.

Hay toda una trama que pudo dedicarse a la madre de J.R., pero queda olvidada en el desarrollo de la historia, y los sucesos que la rodean se resumen en escenas breves. Cuando llegamos a la versión adolescente de J.R. (Tye Sheridan) los problemas narrativos se agravan, y la película comienza a estirarse de manera innecesaria sin profundizar en nada. Ni la frustrada vida amorosa del protagonista, el estrés universitario, el paso a la independencia, o sus ambiciones como escritor parecen ameritar tiempo dentro de la trama, porque uno a uno, los temas quedan en el olvido.

Sheridan no le da vida ni personalidad a J.R., y en cada escena en la que aparece con otro actor, se desvanece y queda en el fondo de la que es su propia historia. No hay sustancia ni desarrollo emocional, y lo único que tenemos sobre él en esta etapa de su vida, es que la relación con su tío sigue siendo estrecha y que el recelo hacia su padre se ha mantenido intacto. No hay más aspectos que definan su personalidad.

El conflicto central de la historia, que se supone es la frustración por el abandono de un padre nefasto, tenía potencial para ser un relato común, pero simbólico. Sin embargo, termina dando el mensaje de que no escogemos a nuestra familia y tampoco nos definimos por ésta, y cuando crecemos, tenemos la capacidad de elegir en qué persona nos convertimos. Esto llega demasiado tarde y sin mucho propósito, pues nunca se explica realmente cómo o por qué esto le causaba conflictos internos al protagonista.

En general, la historia de esta familia parece un cuento clásico de héroes y villanos, en los que no hay puntos medios. La dirección de Clooney aniquila cualquier posibilidad de que su relato pueda ser efectivo. Por su incapacidad de hacer que sus personajes y enseñanzas importen y creen conexiones con el espectador, es tediosa y apática.

The Tender Bar es una película ensimismada en su propio mundo, carga de orgullo e indulgencia, ignorando el hecho de que necesita organizar su información para brindar una historia de madurez cohesiva. No solo es olvidable, sino también mediocre al dejar a medias todo lo que propone construir. Permite sentirte bien al ver los esfuerzos de este joven por encontrar su lugar en el mundo y sanar los traumas de su infancia, pero no se puede evitar sentir que su historia merecía un mejor narrador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.