The Blazing World: cinta de fantasía para nada fantástica

Escrito el 14 octubre, 2021 @bmo985

Disponible en: video por demanda.

Dirección: Carlson Young.

Guion: Carlson Young y Pierce Brown.

País: Estados Unidos.

Elenco: Carlson Young, Udo Kier, Dermot Mulroney, Vinessa Shaw.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt11378876/

The Blazing World
The Blazing World. Dir. Carlson Young. 2021. Vertical Entertainment.

Mood, el vocablo inglés que denota “humor”, pero que en años recientes ha llegado a significar la sensación indescriptible de atmósfera en una cinta, es decir, lo que la conjunción del color, el tipo de plano y la música no diegética transmiten al espectador, se ha convertido en una de las metas de una generación de cinéfilos y cineastas que a menudo ponen en segundo plano a la trama, creyendo que basta con hacer una película cuyas capturas de pantalla puedan compartirse en Tumblr o Twitter.

The Blazing World, debut de Carlson Young, denota este problema, pues escenografías cuidadas, una banda sonora contrastante de violines terroríficos y sintetizadores lisérgicos, y una historia poco desarrollada, se conjugan para presentar un artificio que la mayor parte de su duración no transmite más que aburrimiento.

Margaret (Carlson Young) es una joven universitaria sumida en la depresión y acechada por las apariciones de una entidad siniestra (Udo Kier). En el prólogo, nos enteramos de la muerte de su hermana gemela cuando era niña y su difícil crianza en el seno de una familia rica, disfuncional y violenta. Su padre es un escritor borracho (Dermot Mulroney) y su madre es una ama de casa plegada al modelo protestante (autoreprimida y nerviosa).

Margaret se encuentra perpetuamente cercana al suicidio y su vida social está tan muerta como su hermana. Un día, recibe el llamado de sus padres: piensan vender la casa y quieren que empaque lo que queda en su habitación.

The Blazing World
The Blazing World. Dir. Carlson Young. 2021. Vertical Entertainment.

Este regreso a la casa parental (concepto recurrente en la ficción estadounidense) despierta recuerdos olvidados en Margaret: una aparente obsesión con un portal abierto tras la muerte de su hermana, en el cual la vio partir, mismo que vuelve a abrirse frente a sus ojos. Margaret está convencida de que, en aquel mundo, espejo del suyo (el título The Blazing World nos lleva a pensar que es uno mágico, o al menos uno que brilla intensamente), puede encontrar a su hermana y regresarla a la vida.

Combinando influencias del cine de Dario Argento, Richard Kelly y Nicolas Winding Refn, así como la atmósfera general que solo podría ser descrita como “proveniente de una película de la productora independiente A24,” Young presenta esta historia que coquetea con el cine de terror, el thriller y el cine fantástico.

La película sufre de distintas deficiencias, siendo una de las principales la falta de concreción en cualquiera de sus elementos. La trama está poco desarrollada, siendo una de sus fallas la poca redondez de sus personajes. Margaret es dolorosamente genérica y no sabemos casi nada de ella más que está deprimida. Se pasa buena parte del filme reaccionando a su entorno y, cuando es momento de actuar por su cuenta, poco nos importa, pues como audiencia no tenemos motivo para sentir apego por ella.

Esto empeora por la interpretación gris de Young, cuya ambición (ella escribe, produce, dirige y estelariza esta película) no es igualada por su talento, o al menos no en este proyecto. Su aspecto recuerda a Kate Mara, pero con nada del brío de aquella. Este parecido actúa en detrimento de la cinta, pues con frecuencia nos preguntamos por qué no mejor vemos a aquella actriz en este papel.

The Blazing World
The Blazing World. Dir. Carlson Young. 2021. Vertical Entertainment.

The Blazing World también decepciona es su falta de ideas visuales para contar la historia de Margaret. Desde la secuencia del prólogo, queda claro que no hay ritmo, ni coherencia narrativa. La edición trata de subsanar las carencias del estilo de Young, creando una cacofonía de imágenes que es no solo poco interesante, sino frustrante.

La música no se integra con las imágenes a cuadro, distrayendo, o bien, anunciando groseramente aquellas por venir. A menudo hacen su aparición unos violines que no puedo describir más que como “genéricos, tipo terror elevado,” cuyos staccato, rasguños y crescendos acompañan los repetitivos jumpscares de la primera mitad. La segunda mitad cambia de rumbo súbitamente, introduciendo sintetizadores cuya reverberancia y tono siniestro recuerda a la interpretación del Dies Irae que musicaliza los créditos de El resplandor (Kubrick, 1980), aunque los violines y ruidos asociados a ellos no cesan de sonar.

Empero, no todo es desperdicio para el largometraje debut de Carlson Young. Es indudable que hay buenas ideas a lo largo de la cinta (ya había presentado The Blazing World como un cortometraje). Podemos destacar el diseño de producción del mundo espejo, cuyos escenarios reflejan gran imaginación.

Algunas secuencias, como la del desierto, el pasillo con el orbe neón y al menos una con un rijoso Dermot Mulroney, dejan entrever que Young puede crear planos estéticamente placenteros y poderosos. No obstante, aún estos momentos no están exentos de cierto raquitismo artístico, pues remiten al trabajo de otros directores con mayor sentido estético (Winding Refn en su estilo más neón es una clara referencia).

The Blazing World
The Blazing World. Dir. Carlson Young. 2021. Vertical Entertainment.

Lo que dificulta esta apreciación es la naturaleza amateur de los diálogos, la torpeza generalizada de la trama, la pobreza de los personajes y la ridiculez recurrente de las situaciones. Por ejemplo, una salida a un club nocturno que consta de una terraza neón, nos deleita con el siguiente intercambio:

– Necesitas pagar tu renta.

– Bro, ya te dije que el tiempo no existe. Confía en mí, tengo una maestría en metafísica.

En suma, The Blazing World no alcanza sus propios objetivos. Una Alicia en el país de las maravillas deprimida se queda en las mejores intenciones, enfocándose demasiado en el mood, pero siendo incapaz de implementar y complementar sus ideas estéticas y su historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.