Tantura (Sundance 2022): el reencuentro con el pasado irrecusable de una nación

Escrito el 21 enero, 2022 @alessandra_kr

Sección: World Cinema Documentary Competition.

Dirección: Alon Schwarz.

País: Israel.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt16378034/

Tantura
Teddy Katz en Tantura, dir. Alon Schwarz. Fotografía de: Yonathan Weitzman. Cortesía de Reel Peak Films.

En 1948, miles de palestinos árabes fueron expulsados de sus hogares durante la Guerra de Palestina. A la vez que el Estado de Israel nacía, personas previamente asentadas en la zona eran desterradas de sus casas, acrecentando un conflicto que sigue vivo hasta nuestros días. Entre los palestinos árabes este suceso se conoce como “La catástrofe (Nakba)”. En la historia israelí se conoce como “La guerra de independencia”. Precisamente esta disparidad es la que investiga Alon Schwarz, quién explora la realidad detrás de la historia sanitizada, elevada y aceptada sobre la fundación de Israel.

Tantura explora específicamente los sucesos ocurridos en Tantura, Palestina, un pueblo costero que fue designado parte del Estado Israelí por las Naciones Unidas en 1947. Mientras que la historia oficial israelí establece que hubo enfrentamientos bélicos que resultaron en muertes, los susurros y relatos no oficiales más bien indican que, una vez que los enfrentamientos terminaron, militares israelíes masacraron a cientos de hombres, a la vez que obligaron a viejos, mujeres y niños a desplazarse.

Este suceso fue originalmente explorado por Teddy Katz en su tesis de posgrado en 1997. El académico se dedicó a entrevistar a testigos, tanto árabes como israelíes, que resultaron en más de 140 horas de audio. Sin embargo, una vez que un periódico descubrió la tesis publicada, Katz se vio inmiscuido en un escándalo, resultando en un juicio de difamación y la pérdida completa de su credibilidad.

Schwarz, director del documental, se dedica a explorar tanto los sucesos de hace más de 70 años como los de hace 20. La tarea de investigación la realiza a través del poco archivo documental que tiene a su disposición: imágenes victoriosas de las primeras personas judías que llegaron a asentarse en la zona y de soldados pasando su tiempo libre juntos, o videos propagandistas realizados para demostrar que el ejército estaba apoyando a los desplazados a abandonar pacíficamente la zona.

Sin embargo, la fuente más importante de Tantura son las pocas personas que siguen vivas y que estuvieron presentes en los hechos, así como Teddy Katz, quién platica dolorosamente lo que sucedió con su investigación, su carrera y los años posteriores al caos mediático de su tesis. Mientras que Katz desarrolló las entrevistas en 1997 y obtuvo los testimonios de los veteranos de guerra que estaban en sus 70s, ahora, los pocos hombres que siguen vivos están en sus 90s. Así, Schwarz salta en el tiempo – presente, pasado y pasado pasado – y entre los protagonistas de los sucesos de la fundación de Israel y el proceso de cuestionamiento de la historia.

Tantura
13 de junio de 1948: la expulsión de mujeres, niños y ancianos de Tantura, de Furaydis a Jordania. La Cruz Roja supervisa. Fotografía de: la colección de Beno Rothenberg. Cortesía de los Archivos del Estado de Israel. Todos los derechos reservados.

Lo interesante del documental es que Schwarz está enfocado en analizar la manera en que el suceso de Tantura se maneja dentro de la historia israelí. Centrándose en los testimoniales de los militares israelíes, el cineasta intenta comprender el discurso oficial a cargo del Estado, la manera en que los recién llegados creyeron y aceptaron la historia que se les contó, y la forma en que los hechos reales se contraponen a la imagen que Israel promueve con el resto del mundo. Aunque las grabaciones están ahí, al alcance de los entrevistados, son pocos los que están dispuestos a aceptar lo que esto supondría en la imagen que tienen de su pasado. Al considerar el creciente apoyo a la causa palestina, y la manera en que el gobierno israelí ha hecho frente a ésta, queda más clara la manera en que los gobernantes han promovido una retórica asentada en el deseo y no la realidad, únicamente acrecentada por los ciudadanos que están dispuestos a aceptar una sola faceta de su historia y hogar.

Mientras que Katz está convencido de que los hechos de 1948 equivalen a una masacre, los veteranos de guerra ofrecen respuestas heterogéneas, defensivas y cuestionables. Ahora en el ocaso de su vida, algunos confirman la matanza, otros señalan dedos a personas ausentes, otros desestiman el tema (infiriendo que ya están muy viejos como para preocuparse por eso) y otros lo niegan rotundamente. Lo cierto es que el documental demuestra las verdades privadas que cada uno se cuenta para seguir adelante y vivir con uno mismo.

Las intenciones del director son loables y admirables. Schwarz explica que es necesario que la nación conozca sobre su pasado – el pasado real – para sanar y seguir adelante. ¿Cómo se puede mejorar y evolucionar si ni siquiera saben ni aceptan los hechos? Desgraciadamente, por lo que se muestra en Tantura son pocos los que comparten este ideal evolutivo.

Dado que han pasado tantos años y la hipótesis va en contra de lo oficialmente reconocido, Katz (en su tiempo) y ahora Schwarz no tienen muchas fuentes que les ayuden a respaldar su teoría. Únicamente cuentan con las palabras de aquellos que estuvieron presentes y que ahora están inmortalizadas en las grabaciones de voz. Sin embargo, incluso éstas llegan a ser cuestionadas y desestimadas. Aun así, Schwarz interroga a la jueza encargada del juicio de Katz, viaja a Tantura para explorar las zonas en donde se supone que los cuerpos fueron enterrados, y cuadra hechos compartidos por aquellos que todavía recuerdan lo qué pasó. Aparentemente, en esta lucha por descubrir la verdad, Schwarz se encuentra completamente solo.

Tantura es una obra polémica que exige la revisión del pasado de una nación que se construyó en cimientos aspiracionales y falsos. El simple hecho de su existencia es un logro gigantesco. El documental es una puerta a la revisión de las historias que uno se cuenta para sobrevivir y seguir adelante, aunque la injusticia de la historia sigue presente, pues ¿qué hay de las miles de vidas que se perdieron y que ahora solo son un vago recuerdo de ancianos en sus últimos alientos? Schwarz espera que, al aceptar la historia que se ha ocultado, los colonizadores y los desplazados puedan empezar el camino hacia la paz. La pregunta es, ¿quién está dispuesto a unírsele?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.