Stranger Things 4 – Volumen 1: el retorno a la gloria

Escrito el 8 junio, 2022 @BadLuckCharls

Disponible en:

Creadores: Matt Duffer, Ross Duffer.

Elenco: Winona Ryder, David Harbour, Millie Bobby Brown, Finn Wolfhard, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Noah Schnapp, Sadie Sink, Natalia Dyer, Charlie Heaton, Joe Keery, Maya Hawke, Priah Ferguson, Brett Gelman, Matthew Modine, Paul Reiser, Jamie Campbell Bower, Joseph Quinn, Eduardo Franco, Cara Buono, Tom Wlaschiha, Mason Dye.

Duración: 7 episodios de entre 64 y 100 minutos.

País: Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://www.imdb.com/title/tt4574334/

Stranger Things, temporada 4, volumen 1. Creadores Matt Duffer, Ross Duffer. Netflix. 2022.

¿Cómo recapturas el relámpago en una botella? Esta es la interrogante que las temporadas anteriores de Stranger Things intentaron responder después del éxito de la primera. Poco a poco, esta serie tan popular estaba sufriendo los síntomas de secuelitis, es decir, sus consecuentes temporadas mostraron un declive en calidad que aumentó con cada entrega, llegando a su punto más bajo con el estreno de la tercera parte. No obstante, créanme cuando les digo que el primer volumen de la cuarta temporada marca un regreso a la calidad que la serie entregó en su debut.

En esta primera parte, los hermanos Duffer (junto con su equipo regular de directores y guionistas) restablecen un balance entre terror y aventura que no se veía en la serie en mucho tiempo. Menciono inicialmente el elemento de terror porque es su componente más fuerte.

El mejor de los aciertos es la inclusión, no de un monstruo o una criatura nueva, sino del primer villano real (un antagonista con personalidad y objetivos propios a diferencia de una criatura cuyo único propósito es matar) en la serie: Vecna, un ente del Upside Down que, en un magnífico homenaje a la franquicia de Pesadilla en la calle del infierno (1984-2010), utiliza los peores traumas de personajes para poseer sus almas (con resultados extremadamente gráficos). Hablamos de un antagonista que tiene el poder de atacar a cualquier personaje en cualquier momento y lugar, creando una atmósfera de tensión sin romper ese elemento del make-believe que hace al espectador darse cuenta del poco riesgo que ciertos personajes corren (al menos hasta que lleguemos al volumen 2).

Stranger Things tiene la reputación de ser muy cariñosa con sus personajes principales, empezando por salvar a Steve Harrington en la primera temporada debido al carisma de Joe Kerry, hasta la reciente muerte y resurrección del alguacil Jim Hopper (David Harbour). Más bien las bajas están relacionadas con personajes menores o recién introducidos. Esta clase de personajes abundan en el volumen 1, aunque en esta ocasión se toman el tiempo para desarrollarlos y darles profundidad. El personaje principal de este efecto es Eddie Munson (Joseph Quinn), un inadaptado social que se encuentra atorado en preparatoria y el líder del club de Calabozos & Dragones. Un personaje que pudo haber sido plano termina convirtiéndose en un favorito gracias al carisma, el peinado y la actitud ochentera, así como la vulnerabilidad que muestra.

Eddie se vuelve parte de una de las tramas centrales cuando es inculpado por un crimen, y le corresponde a la banda de amigos protegerle y probar su inocencia ante un ascenso del Satanic Panic en contra de Munson y su club Hellfire. Max (Sadie Sink), Dustin (Gaten Matarazzo), Lucas (Caleb McLaughlin), Steve, Robin y Nancy (Natalia Dyer) intentan resolver el misterio de Vecna y su conexión con asesinatos que sucedieron en 1959, a la vez que intentan defenderse de sus ataques.

En esta sección de la historia obtenemos las mejores interacciones de personajes de la temporada – Robin con Nancy, Dustin con Steve, Lucas con Max y el resto de la pandilla con Eddie –, y la introducción a Vecna por medio de un asesinato que cierra extraordinariamente el primer episodio. También se da énfasis al personaje de Max, quién, después de la muerte de su hermano, sufre silenciosamente su pérdida. La historia se toma su tiempo para explorar esta faceta depresiva de la vida de Max, dándole a Sink material de sobra para demostrar sus habilidades actorales y momentos que examinan el peso del trauma en una niña.

Este elemento une a la trama de Hawkins con la de Eleven (Millie Bobby Brown), quien se reúne con Owens (Paul Reiser) en un intento de recuperar sus poderes. A partir de una maquinaria similar a la que usaba para contactar al Upside Down, Eleven canaliza sus memorias del tiempo en el que estuvo bajo el cuidado del Doctor Brennet (Matthew Modine). Así, El procesa un momento de su vida que había suprimido debido a un trauma sufrido con un guardia misterioso (Jamie Campbell Bower), el vínculo que compartían, y una rabia y frustración nacida por los bullies que la rodean, reminiscente a Carrie (Brian de Palma, 1976).

Stranger Things, temporada 4, volumen 1. Creadores Matt Duffer, Ross Duffer. Netflix. 2022.

La exploración de esta ira da mayor profundidad al personaje, haciendo hincapié en el peso insoportable de sus poderes y el presagio de un acto violento. Esta trama es una de las mejores por la manera en que expande orgánicamente la historia del personaje y porque Millie Bobby Brown actúa con la misma inocencia que el personaje tenía al principio de la serie (ella es indiscutiblemente el mejor descubrimiento actoral de la serie). Imposible no quedar atrapado en cada una de estas escenas, en especial al ver como este hilo argumentativo se relaciona con los sucesos de Hawkins.

Lamentablemente, las otras tramas no demuestran tanto cuidado y amenazan con traer abajo el volumen. Por un lado, en California, Mike (Finn Wolfhard), Will (Noah Schnapp), Jonathan (Charlie Heaton) y Argyle (Eduardo Franco), un nuevo personaje y amigo de Jonathan, se enfocan en encontrar a Eleven. Pasamos tan poco tiempo con ellos que apenas hay tiempo para verlos interactuar o desarrollarse. Sus momentos se sienten tan insignificantes ante lo que sucede con Vecna que es sencillo perder el interés de esta subtrama. Por lo menos este grupo no pasa mucho tiempo en pantalla.

Por el otro lado, ocupando más tiempo del que debería, tenemos la trama en Rusia, la cual arrastra la historia a un alto total debido a su lejanía de cualquier cosa asociada con Hawkins y California. El mayor aporte de esta subtrama – en la que se involucran Joyce (Winona Ryder), Murray (Brett Gelman) y Hopper – es ahondar en el personaje del alguacil, pero parece una simple repetición de lo que hemos visto en temporadas pasadas.

Regresando a aspectos positivos, los $30 millones de presupuesto por episodio se notan. Desde los efectos visuales hasta un apartado de sonido que no pierde detalle (la mezcla establece un balance perfecto entre los sonidos diegéticos y la banda sonora), la serie nunca ha tenido un desempeño técnico tan refinado. Puntos extra por presentar a Vecna como un villano tangible que no está hecho a partir de CGI, sino que es un traje práctico, dándole mayor presencia en pantalla y mejor integración con las personas de carne y hueso.

En general, el primer volumen de la cuarta temporada de Stranger Things está lleno de gratas sorpresas y pocas, pero dolorosas decepciones. A pesar de la separación de tramas, un experimento que espero que no repitan para la temporada final, las historias que funcionan lo hacen de tal manera que eclipsan aquellas que no lo hacen (al menos en los aspectos positivos).

Este primer volumen es un gran retorno de Stranger Things a glorias pasadas por medio de una reinvención de sí misma y a partir de la ejecución de una historia que, a pesar de tomar prestado de distintas propiedades de los 80, sobresale por darle su propio giro. De esta manera, estos capítulos reviven el fuego en el corazón de los fanáticos acérrimos y dejan al resto con ganas de ver la continuación, el inicio del final de Stranger Things y la reconciliación del amorío entre el público y la serie, convirtiendo a esta temporada en El imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980) que los hermanos Duffer prometieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.