Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Siempre el mismo día: amor incondicional a través de los años

Escrito el 27 marzo, 2024 @cinematictalk

Disponible en: Netflix.

Showrunners: Roanna Benn, David Nicholls, Jude Liknaitzky y Nicole Taylor.

Elenco: Leo Woodall, Ambika Mod, Eleanor Tomlinson, Jonny Weldon, Tim McInnerny y Essie Davis.

Duración: 14 episodios de 30 minutos cada uno.

País: Reino Unido.

Palomómetro:

Más información de la miniserie: https://www.imdb.com/title/tt16283804/

Siempre el mismo día. Netflix. 2024.

Hace unas semanas, Netflix estrenó la miniserie Siempre el mismo día, ofreciendo una nueva versión de la famosa novela homónima de David Nicholls después de la adaptación cinematográfica de 2011 dirigida por Lone Scherfig con Anne Hathaway y Jim Sturgess en los roles principales. La historia sigue a Emma y Dexter a lo largo de 20 años, llevándonos a la reflexión sobre cómo las decisiones que tomamos en la vida y las personas que elegimos moldean nuestro destino. En esta nueva versión, los roles principales son tomadas por los ascendentes actores británicos Leo Woodall (The White Lotus) y Ambika Mod (This Is Going to Hurt), quienes sumergen a la audiencia en su viaje en donde transitan desde la juventud a la adultez por medio de la incondicionalidad, amor, amistad y duelo.

El 15 de julio de 1988, Emma y Dexter se conocen en la noche de graduación de la universidad. Después de tener una velada juntos, deciden ser mejores amigos desde ahí y cada 15 de julio de los años venideros se nos invita a ver cómo están sus vidas en ese momento, incluyendo la evolución de su relación, la cual pasa por altibajos.

Emma es soñadora empedernida, apasionada y comprometida con sus ideales, mientras que Dexter es despreocupado, carismático y superficial. Las personalidades de ambos quedan bien plasmadas en las actuaciones de Mod y Woodall, quienes transmiten la complejidad emocional de sus personajes a lo largo de los años. La química entre ambos es buena, lo cual también ayuda. No obstante, es difícil aceptar sus roles cuando pasan los 30, pues ambos siguen viéndose muy jóvenes y no hay maquillaje que pueda disimularlo.

Cabe decir, que la serie está hecha para que brille el personaje de Dexter y Woodall responde a esa responsabilidad capturando su encanto despreocupado y superficial al principio, para luego revelar las capas profundas de su personaje a medida que avanza el tiempo. Presenta muy bien la transición de “mujeriego encantador con problemas de drogas” a un hombre que enfrenta sus propios demonios y lucha por encontrar un significado en su vida.

En términos generales, es una adaptación bien hecha y emotiva. Además, se destaca el acertadísimo soundtrack que evoluciona a medida que pasan los años. Se agradecen también los episodios de solo media hora, fórmula que ya fue probada con Normal People (2020), miniserie que también se basó en una novela popular, que abarca varios años de amistad y romance entre dos chicos y que catapultó a sus protagonistas, Paul Mescal y Daisy Edgar-Jones, al estrellato. La comparación entre ambas miniseries sería injusta porque en la línea a línea entre ambas, Siempre el mismo día saldría perdiendo por todos lados.

La serie ofrece una perspectiva única sobre las relaciones humanas, donde es fácil reconocernos en algunas situaciones, y cómo estas cambian nuestras vidas. Siempre el mismo día es amena y recomendable para verla con una caja de pañuelos al lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.