Seis días corrientes (LFF 2021): una historia igualmente pequeña como valiosa

Escrito el 12 octubre, 2021 @alessandra_kr

Sección: Laugh.

Dirección: Neus Ballús.

Guion: Neus Ballús, Margarita Melgar.

País: España.

Elenco: Mohamed Mellali, Valero Escolar, Pep Sarrà.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9310606/

Seis días corrientes
Seis días corrientes. Dir. Neus Ballús. Beta Cinema. 2021.

Seis días corrientes es una pequeña película española que se distingue por su cotidianidad y falta de sucesos. En sí, no pasa nada fuera de lo corriente dentro de la rutina de los protagonistas, más bien enfocándose en la manera en que conducen su vida y manejan las relaciones entre ellos. Protagonizada por actores principiantes, la historia destaca por su naturalismo y autenticidad. Su arma secreta es que al final de su duración, la cinta se inmiscuye en la mente y sentimientos de la audiencia.

Valero (Valero Escolar) y Pep (Pep Sarrà) son un par de trabajadores que vagan por toda Barcelona haciendo pequeños arreglos en casas de extraños. Su día siempre es inesperado, teniendo que lidiar con problemas de electricidad o plomería, así como con extraños que entorpecen sus trabajos o que, de manera fugaz, impactan discretamente sus días. No hay dos días iguales.

Cuando el retiro de Pep se acerca, la compañía contrata a Mohamed (Mohamed Mellali), un migrante marroquí, para que sea el nuevo compañero de Valero. Este, con su personalidad hostil es poco receptivo desde el primer instante en que entra en contacto con Mohamed, burlándose de su acento e incitándolo a irse.

Seis días corrientes
Seis días corrientes. Dir. Neus Ballús. Beta Cinema. 2021.

Incluso cuando Mohamed mantiene una actitud paciente ante las constantes agresiones de Valero, la relación entre los dos no mejora. En este aspecto, Seis días corrientes presenta personajes tan realistas que se podrían encontrar en cualquier lugar del mundo, lidiando con racismo (tanto ejerciéndolo como recibiéndolo), cambio de circunstancias y adaptación a nuevas personas.

Mientras que la historia de Mohamed brilla por su bondad y sencillez, la de Valero se destaca por la hostilidad con la que se conduce y la baja autoestima con la que vive. El contraste en las personalidades también es evidente en su relación, pues Valero es un abusador que crítica a Mohamed abiertamente, le grita en todo momento y exhorta a su jefa a que lo corra. Valero no necesita convivir con él porque al final de la semana de prueba, Mohamed se habrá ido.

A través de un guion cómico y casual, Neus Ballús y Margarita Melgar, coescritoras de la cinta, ilustran los paradigmas de cada personaje y los contrastes en las fortunas de ambos. Con comedia física discreta, Ballús y Melgar presentan las idiosincrasias cotidianas de las personas con las que lidian, así como las conexiones que crean con los demás. Mientras que en un trabajo a Mohamed lo exhortan a que pose para fotografías, Valero lidia con un ventilador que simplemente no funciona. Estas interacciones incómodas y casuales le dan un aire adicional de simpleza cómica a la cinta. Todo lo que sucede en pantalla es fiel a la realidad de la vida diaria, incluyendo momentos chuscos o encontronazos emocionales.

Seis días corrientes
Seis días corrientes. Dir. Neus Ballús. Beta Cinema. 2021.

Los dos actores principales lucen en sus personajes, y más al considerar que esta es la primera vez en la que trabajan delante de cámara. Mellali es noble y reflexivo, esforzándose en sus clases de catalán, demostrando esa incomodidad de ser extranjero en una tierra con un idioma distinto al propio, y manejando narraciones internas en las que reflexiona sobre su nueva vida y las relaciones inexistentes que tiene con sus vecinos. Por su parte, Escolar es una revelación como el hombre con personalidad terrible que, poco a poco, recupera su humanidad y sensibilidad.

Él, que empieza con una mentalidad de “trato mal a todos para probarlos”, poco a poco desnuda su realidad para dejar ver a un hombre miserable. Su cambio se siente sensible y realista, pues en él reside la lección de la película. Aunque al principio produce rechazo, al final incita empatía previamente inexistente.

Seis días corrientes es una cinta discreta que tiene mucho corazón. Con un guion brillante y un ritmo bien llevado, lleno de bromas y comedia física, demuestra más de lo que dice. Los actores primerizos destacan precisamente por su naturalidad, ya sea como personajes que tienen una opinión negativa de todo, o que ejercen una paciencia fundada en la incomodidad alienante y el deseo de adaptarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.