Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Schmigadoon!: un regalo para los amantes de los musicales clásicos

Escrito el 6 julio, 2021 @alessandra_kr

Disponible en: Apple TV+.

Creadores: Ken Daurio, Cinco Paul.

Dirección: Barry Sonnenfeld.

Guion: Ken Daurio, Cinco Paul.

Elenco: Keegan-Michael Key, Cecily Strong, Alan Cumming, Kristin Chenoweth, Fred Armisen, Dove Cameron, Jaime Camil, Ariana DeBose, Aaron Tveit, Jane Krakowski, Martin Short.

Duración: 6 episodios de 30 minutos cada uno.

País: Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://www.imdb.com/title/tt11808942/

Ken Daurio y Cinco Paul han creado el tributo perfecto para los musicales clásicos con Schmigadoon!, la nueva serie de Apple TV+. Brillantemente, la historia funciona también como una parodia de los tropos y circunstancias comunes que vemos en estos filmes, disfrutando de la licencia de plasmar múltiples estereotipos precisamente a través de la burla y la parodia. De esta forma, Schmmigadoon! es una serie con incontables números musicales que exhiben la familiaridad y, en ocasiones, incoherencia de lo que es el cine musical.

La historia comienza cuando Melissa Gimble (Cecily Strong) y Josh Skinner (Keegan-Michael Key) emprenden una excursión para reavivar su amor. Ambos son doctores exitosos que se conocieron de manera fortuita en una máquina expendedora del hospital en el que trabajan (resultando como guiño a un famoso meet cute de Lost). A partir de entonces, la relación sigue una línea cliché de etapas bonitas hasta llegar al momento en que los encontramos: ya cayeron en el lugar cómodo de la relación, y Melissa quiere reavivar la pasión.

Como intento desesperado se van en una excursión de parejas. En el camino, y después de horas de estar perdidos, llegan a un pueblo en medio de la nada que los recibe con un número musical, para el deleite de ella y el terror de él. El mayor problema surge al querer irse a casa: cuando intentan cruzar el puente por el que entraron, aprenden que la única manera de salir de este lugar mágico es cuando encuentren el amor verdadero.

Así, inicia el drama al centro de la historia: ¿qué no Melissa y Josh se amaban de verdad? A través de discusiones, flashbacks al pasado de la pareja, encuentros con algunos de los locales y momentos retrospectivos, Melissa y Josh pasan por su propio camino del héroe: enfrentarán sus acciones previas, crecerán como personas y tendrán que lidiar con sus expectativas. ¿De verdad no se aman y deben buscar a alguien más? ¿O sus ilusiones de amor eran irreales e idealizadas?

La serie funciona a través del tropo de pez fuera del agua, dividido en una perspectiva positiva (ella es fan de los musicales y distingue inmediatamente lo que sucede) y una negativa (él odia los musicales, demostrando poca paciencia para las innumerables ocasiones en las que los pueblerinos comienzan a cantar). Mientras que Melissa se adapta rápidamente a las expectativas del lugar, Josh lo hace de manera reticente, incluso en un momento apoyándose en ella cuando ambos deciden probar suerte de amor real en otras personas.

El pueblo es digno de admiración y confusión: presenta señas de modernidad con su comunidad diversa y la inexistencia de problemas raciales, pero sí sociales; no obstante, las prácticas, expectativas, formas de vida, y el vestuario dan guiño a otra época. Lo cierto es que Schmmigadoon! es un misterio, y así como ofrece personajes progresistas – la maestra Emma Tate (Ariana DeBose) promueve valores feministas –, también está cimentada en la tradición – Aaron Tveit interpreta al galán del pueblo que quiere asentarse cuando conoce a la “elegida” después de un día de estar juntos –. Daurio y Paul, los escritores de la serie, se recargan en los clichés, sin importar la época, para dar pie a los conflictos de la historia.

Sin sorpresas, lo más valioso de la serie son las múltiples rutinas musicales que se presentan en cada episodio. Incluso una de las historias más importantes de la serie es la gradual adaptación al lugar y la manera en que Josh cede ante esta realidad: aceptar que en cualquier momento cualquiera pueda soltarse a cantar.

Las letras escritas por Cinco Paul son ingeniosas y conscientes de sí mismas, tratando temas tan diversos como la aceptación sexual, el esfuerzo, el hallazgo del amor real, o la difamación y revolución. Se admira tanto el ingenio de Paul como las estupendas coreografías a cargo de Chistopher Gattelli.

Aunque Key y Strong hacen un buen trabajo como representantes de la audiencia moderna en este mundo extraño, el elenco secundario se roba la serie. Juntando a lo mejor de Broadway en la pantalla chica, Schmigadoon! incluye algunos de los mejores artistas de la actualidad.

Ya sea Tveit con su carisma y magnetismo, DeBose con su voz espectacular, Kristin Chenoweth como la villana con el número musical más complicado, o Alan Cumming con sus conflictos personales, la serie es un deleite artístico. Si acaso se reprocha que Jane Krakowski salga en calidad de cameo. Por su parte, Jaime Camil sigue demostrando – después de Jane the Virgin (2014-2019) – su timing cómico como el doctor chapado a la antigua.

Schmigadoon! puede sentirse ligera por la manera tan rápida en la que se abordan los conflictos y se presentan soluciones. No obstante, al ser una parodia de los musicales que han triunfado a partir de su simplificación excesiva, no se puede reprochar este detalle. Por eso, un elenco talentoso y entregado, así como números musicales de primera, hacen de Schmigadoon! una delicia visual y musical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.