Rey Richard: una familia ganadora – un producto anónimo

Escrito el 24 noviembre, 2021 @Kenny_DiazPR

Disponible en: cines y HBO Max (en Estados Unidos).

Dirección: Reinaldo Marcus Green.

Guion: Zach Baylin.

País: Estados Unidos.

Elenco: Will Smith, Aunjanue Ellis, Jon Bernthal, Saniyya Sidney, Demi Singleton, Tony Goldwyn.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9620288/

Rey Richard
Rey Richard: una familia ganadora. Dir. Reinaldo Marcus Green. 2021. Warner Bros.

Estamos en plena carrera de premios y, como es ya costumbre en esta temporada del año, las películas biográficas se hacen notar. Una que está dando mucho de qué hablar es Rey Richard: una familia ganadora, de Warner Bros. Dirigida por Reinaldo Marcus Green y escrita por Zach Baylin, la cinta cuenta la historia de Richard Williams (Will Smith), padre de las hermanas Venus y Serena Williams, interpretadas por Saniyya Sidney y Demi Singleton, respectivamente, dos afamadas tenistas y productoras de la película.

A priori, y especialmente si uno no conoce esta saga familiar, puede cuestionar la importancia o valor de este hombre como para hacerle una película. ¿Por qué no contar en su lugar la historia de cómo Venus y Serena llegaron a la cúspide? Lo cierto es que Richard Williams jugó un papel crucial en la formación profesional de sus hijas, algo que ha sido ampliamente documentado en los medios, y que las hermanas Williams se han encargado de reconocer públicamente. La película es, ante todo, un regalo de amor de parte de ellas hacia él. No obstante, si bien se respeta la manera en que han querido retratarlo, algunos cuestionamientos pueden hacerse.

La película arranca con Williams buscando quién apadrine a sus hijas. Aunque nadie está dispuesto a invertir tiempo y recursos en dos chicas Negras del barrio californiano en dónde viven, su padre, tenaz y perseverante, continúa entrenándolas en el parque del vecindario, enfrentándose a la pandilla que controla la zona.

Williams tiene una rutina estructurada y exigente para sus hijas, no solamente en lo que al tenis respecta, sino también a sus estudios. La película deja claro que quiere lo mejor para ellas. Una motivación que parte de sus propias frustraciones como hombre Negro en un país racista es el deseo de respeto hacia ellas. “A ustedes las van a respetar,” les dice. Aun así, resulta chocante la manera en que, incluso antes de que nacieran, selló el destino de sus hijas, decidiendo lo que estas harían con sus vidas. Por eso durante toda la película presume de un “plan” en el que sus hijas parecen solo fichas de un tablero.

Decir que la película es una idealización de Richard Williams sería exagerado. A decir verdad, en varias ocasiones, se exhibe el carácter necio y arrogante del protagonista. Por ejemplo, cuando decide que sus hijas no participarán más en torneos junior, sino que se dedicarán a ser niñas hasta que estén preparadas para juegos profesionales, el primer entrenador de las chicas, Paul (Tony Goldwyn), le advierte: “Solo le pido a Dios que no las arruines.” De igual manera lo hacen Rick (Jon Bernthal), nuevo entrenador de las chicas, y la propia Oracene (Aunjanue Ellis), esposa de Richard y madre de Venus y Serena.

Rey Richard
Rey Richard: una familia ganadora. Dir. Reinaldo Marcus Green. 2021. Warner Bros.

Sin embargo, también es justo señalar que su complejidad se hace de manera tímida, principalmente porque luego de cada confrontación en la que alguien pone en su lugar a Richard, se refuerza la idea de que este siempre tuvo razón. Necio y arrogante, pero siempre supo lo que hacía. Esta es básicamente la conclusión a la que nos lleva la película.

Este punto de vista dramático resulta frustrante porque convierte al protagonista (y a todo a su alrededor) en algo estático. No importa quién cuente la historia, la conclusión siempre sería la misma: Richard Williams sabía lo que hacía y todo lo que planeó para sus hijas se cumplió. De ahí que sus problemas de carácter y ciertas decisiones que toma en la crianza de sus hijas terminen siendo irrelevantes en la narración.

Como toda película biográfica, Rey Richard funciona (aunque parcialmente) como vehículo de lucimiento para sus actores, especialmente su protagonista. Smith, quien lleva algunos años de proyectos malos, ofrece una actuación, cuanto menos, aceptable. Aun así, por momentos se siente cohibido, como incapaz de abandonar su yo (ese Smith estrella) para habitar por completo el personaje. Un actor de bajo perfil (Rob Morgan, ¿tal vez?) hubiera logrado un nivel de interiorización mayor.

Aunjanue Ellis, a pesar de que su personaje de esposa y madre fuerte no está completamente desarrollado, aprovecha sus escenas y aporta una gracia natural que en Smith se echa de menos. Jon Bernthal brilla sin esfuerzo, mientras que el elenco juvenil es cumplidor.

Reinaldo Marcus Green debutó en el Festival de Sundance en 2018 con Monsters and Men, un formidable drama social con un estilo visual distintivo. Por eso resulta frustrante que su dirección de Rey Richard se sienta, a pesar de algunos momentos notables, carente de inspiración. El problema de la película no es que camina en los lugares comunes del biopic o los dramas deportivos, sino que lo hace con poca energía. Incluso las escenas de torneos pudieron ser más emocionantes.

El compromiso tras cámaras está ahí. El amor de unas hijas hacia su padre está ahí. Nada de esto, sin embargo, se traduce en el lenguaje cinematográfico. Por ello, además de tensiones discursivas, Rey Richard se siente como un producto anónimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.