Pig: un inesperado y conmovedor thriller porcino

Escrito el 15 julio, 2021 @bmo985

Dirección: Michael Sarnoski.

Guion: Michael Sarnoski a partir de la historia de Vanessa Block y Michael Sarnoski.

País: Estados Unidos.

Elenco: Nicolas Cage, Alex Wolff y Adam Arkin.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt11003218

Vivir es sufrir, dice el budismo. Mientras más pronto uno se adapte a esta idea, estará más cercano a la iluminación. En Pig, este aforismo queda claro. Cada personaje carga con la pesada loza de la tragedia personal sobre su espalda. Ya sea que elijan la vida del ermitaño, la crueldad o el lujo superficial como su refugio, los personajes delineados por Michael Sarnoski luchan por sobrevivir en un mundo fragmentado, cada uno aislado por elección propia.

Nicolas Cage interpreta al recolector de trufas Robin Feld, quien vive en una cabaña a las afueras de Portand, Oregón. Sus días transcurren con tranquilidad al lado de su adorable cerdo trufero, cuyo olfato permite la vida eremita de su amo. Cuando aquel es secuestrado sin motivo aparente, Feld regresa a la ciudad de donde había desaparecido tiempo atrás. Entonces comienza un doble descubrimiento: el destino del cerdo a través del submundo culinario de la ciudad y la intrigante historia de la vida que Feld abandonó sin explicación.

Michael Sarnoski, director debutante, ha creado una cinta que supera las expectativas que uno pudiera tener a partir del tráiler. Personalmente, esperaba una historia tipo John Wick en la que un cerdo secuestrado sustituiría al cachorro muerto de aquella saga. Debido a que Cage ya había hecho una película de este tipo con Mandy (Panos Cosmatos, 2018) – por mucho, el mejor uso de sus talentos de sobreactuación en memoria reciente –, mis expectativas eran mesuradas. Pero la cinta se despega pronto de este formato híper violento y se convierte en algo que no habíamos visto en thrillers.

Sarnoski y Cage presentan un estudio de personaje tomando como hilo inicial la desaparición del cerdo. Robin Feld, el ermitaño que vive en los bosques de Oregón, se revela como el mejor y más grande misterio de la cinta.

A través de una interpretación minuciosa y contraria a su hábito de espectacularidad, Cage personifica a este ermitaño que alimentaba a su cerdo con platillos dignos de una estrella Michelin. Su encarnación se caracteriza por la apariencia discreta de alguien que ha abandonado el mundo y se ve obligado a volver a él con una mirada severa, voz apagada, apariencia desaliñada y progresivamente grotesca, y la negativa a enfrascarse en conversaciones inútiles.

Cage, desprovisto de su lunatismo característico, llena la pantalla y se convierte en un gigante que debemos mirar a los ojos, en alguien que reclama la autoridad que siempre ha poseído, pero elige no usar. En una escena dice que “recuerda todos los platillos y todas las personas a las que se los sirvió.” Sus capas de ropa emulan el peso de los recuerdos que carga consigo. De esta manera, su huida de la sociedad en pos de una vida idílica en el bosque se convierte en la búsqueda de paz como antaño lo habrían hecho los místicos que elegían el desierto para dedicar sus pensamientos a Dios.

La interpretación de Cage puede verse cuasi religiosa, haciendo que el silencio de Feld se lea como sabiduría contenida.  Probablemente Feld estaría de acuerdo con el postulado central del budismo arriba citado. Lo seguro es que a él no le queda más misterio por resolver en la vida más que el paradero de su cerdo.

Adam Arkin y Alex Wolff complementan el elenco. Arkin tiene presencia como Darius, hasta el último tercio de duración, pero su sombra puede sentirse retroactivamente a lo largo de la cinta. Sus escasos minutos en pantalla se caracterizan por una siniestra e impoluta severidad. Arkin interpreta a la contraparte de Feld, estableciendo el universo de Pig como uno de silenciosa autoridad. Cage y Arkin trabajan en la misma frecuencia personificando extremos opuestos: uno ha dejado el mundo para saborear sus recuerdos y otro tiene un aislamiento emocional, no físico. La tragedia es el punto de quiebre para ambos.

Wolff interpreta a Amir, un empresario emergente que auxilia en la búsqueda del cerdito. Su vacuidad y ridícula apariencia contrastan perfectamente con la olorosa austeridad del personaje de Cage. Sin embargo, Wolff da vida a un personaje con mayor profundidad emocional de lo que creeríamos inicialmente. Su interpretación de Amir es la de un jovenzuelo cuya inseguridad es ocultada por su gusto por un estilo de vida dispendioso.

Otro de los aciertos de la cinta es que construye el mundo que habitan sus personajes más allá de la escenografía a cuadro. La ciudad de Portland es un refugio oscuro, subterránea guarida de violencia y miseria – que contrasta con la imagen de la ciudad como un refugio de jóvenes hipster que escuchan música independiente a la que la serie de TV Portlandia (2011-2018) nos había acostumbrado –. El circuito culinario es pintado como un lujo superficial que nadie quiere, ni sus creadores ni sus comensales.

La secuencia subterránea de la cinta casi elabora una historia alterna, inmiscuyéndose en los rincones olvidados de Portland dónde las clases bajas tienen diversiones brutales, remitiendo a la mitología urbana angelina de Under the Silver Lake (David Cameron Mitchell, 2018). Queda la impresión de un mundo habitado más allá de los confines de la duración de la cinta.

En Pig no hay ganadores más que la audiencia. Sarnoski crea una película de engañosa apariencia, acertando una serie de elecciones arriesgadas que funcionan a la perfección. En el fondo, Pig presenta tragedias confluyentes. Es efectiva como un retrato del duelo y de sus efectos duraderos en la psique humana.

Con este como tema subyacente, poco sentido tendría que la película se deleitara en la violencia que el subgénero de secuestro y rescate ha puesto de moda. En lugar de ello, Sarnoski mira al pasaje desolador de una sociedad violenta y alienante y elige el perdón, la redención, el recuerdo y la compasión. Si vivir es sufrir, entonces ¿por qué no refugiarse del mundo con un cerdito adorable?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.