Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Oxígeno: el terror de morir sin saber quién eres

Escrito el 25 mayo, 2021 @Ivanwalls5

En dónde la puedes ver: Netflix.

Dirección: Alexandre Aja.

Guion: Christie LeBlanc.

Elenco: Mélanie Laurent, Mathieu Amalric, Malik Zidi.

País: Estados Unidos / Francia.

Duración: 101 minutos

Palomómetro:

Más información de la cinta: https://www.imdb.com/title/tt6341832/

Oxígeno es una película de ciencia ficción dirigida y producida por Alexandre Aja (nominado a la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes por Over the Rainbow [1997] y galardonado en el Festival de Cine de Sitges por Haute Tension [2003]), a partir de un guion de Christie LeBlanc. Como coproducción francoestadounidense, es protagonizada por Mélanie Laurent, Mathieu Amalric y Malik Zidi.

La premisa de la cinta versa sobre Elizabeth (Mélanie Laurent), una mujer que se encuentra atrapada en una especie de capsula criogénica, sin mucha información a su alcance salvo que el oxígeno se le acaba. Oxígeno, por definición, es casi totalmente estática, recordando a cintas como Buried (2010), Panic Room (2002) o Room (2015), en donde prácticamente todo sucede en uno o dos escenarios. Sin embargo, a diferencia de aquellas, este filme agrega el desconcierto en la protagonista de no saber quién es, dónde está o cómo llegó ahí.

Aunque la historia es lenta en un inicio, genera una intriga enorme que no hace sino acrecentar nuestro interés por esta mujer conforme avanza. ¿Quién es? ¿En dónde está y por qué esta ahí? De pronto uno se encuentra analizando cada pedazo de información con el fin de construir la historia. Ayuda también que la cinta no llega a las dos horas, pues casi todo lo que se incluye está tan bien pensado que no se le puede reclamar que la historia hubiera quedado mejor en un corto, como a veces sucede con historias de esta naturaleza.

En este sentido, la cinta mete al espectador en la búsqueda de respuestas de Elizabeth, haciéndole partícipe de su desesperación por salvarse, así como de descubrir lo que justamente no sabe. La cinta maneja un ritmo perfecto en sus misterios y revelaciones.

La efectividad de la película cae en los hombros de Laurent, quien transmite todas y cada una de las emociones por las que atraviesa, desde desconcierto hasta nostalgia y melancolía, pasando por tristeza y éxtasis. Soberbia actuación para una actriz que debería apreciarse más en Hollywood.

Su actuación resalta en los primeros momentos de la historia cuando tiene que construir un personaje a partir de nada. En este sentido, la capacidad de Laurent de manejar el ritmo de la película recuerda a lo que hizo Sam Rockwell en Moon (2009) como único personaje en pantalla. Ambos transmiten con claridad el remolino de sensaciones por las que pasan.

Mathieu Amalric, quien presta su voz para la inteligencia artificial que acompaña a nuestra protagonista, hace un papel interesante, jugando a ser aliado y antagonista. Éste es un acierto que nos trae viejos recuerdos sobre 2001: Odisea en el espacio y el infame robot HAL.

Al final, Oxígeno contesta todas las dudas y misterios que surgen. Si de algo puede quejarse el espectador es que precisamente la cinta deja poco espacio para la creación de teorías alternativas. Fuera de aquello, esta película es un éxito más de Netflix, sabiendo juntar un director talentoso, una excelente actriz y una historia compacta envolvente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.