Normal People: una historia de amor sensible y conmovedora

Escrito el 4 mayo, 2020 @alessandra_kr

En dónde la puedes ver: StarzPlay, Hulu, BBC Three.

Directores: Lenny Abrahamson, Hettie Macdonald.

Escritores: Sally Rooney, Alice Birch, Mark O’Rowe.

Elenco: Daisy Edgar-Jones, Paul Mescal, Desmond Eastwood, Aislín McGuckin, Sarah Greene, India Mullen, Eliot Salt, Eanna Hardwicke, Séan Doyle, Fionn O’Shea, Niamh Lynch.

País: Irlanda

Duración: 12 capítulos de 30 minutos cada uno.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://www.imdb.com/title/tt9059760/

El primer amor, significativo para quienes lo están viviendo y menospreciado por aquellos que ya lo han superado. Lo que no se puede cuestionar es que éste es prácticamente inolvidable. Normal People, la nueva serie de Hulu y BBC Three, nos hace enamorarnos perdidamente de la historia de primer amor entre Marianne (Daisy Edgar-Jones) y Connell (Paul Mescal), una joven pareja irlandesa que descubre que el vínculo mutuo que desarrollan es más difícil de superar de lo que hubieran esperado.

Extendiéndose a lo largo de varios años, la serie empieza cuando ambos son estudiantes de una preparatoria del condado de Sligo, al norte de Irlanda. Mientras que Connell es el estudiante aplicado, popular y estrella deportista, Marianne es la estudiante brillante, pero solitaria y marginada social. El hecho de que la mamá de él trabaje como ama de llaves en la casa de ella podría dificultar las cosas. Sin embargo, ambos pronto desarrollan un vínculo emocional y sexual que ponen en una situación “complicada” al reservado y popular Connell (más por ideas en su cabeza que por la realidad de las cosas).

A partir de aquí seguimos sus altibajos románticos y personales, pasando por su salida del colegio, su llegada a la universidad y su transición de adolescentes a jóvenes adultos. Cada uno con diferentes niveles de privilegio – ella más que él –, ninguno de los dos puede escapar de las reflexiones y oportunidades brindadas por éste. Poco a poco ambos personajes abren los ojos a sus disparidades personales, así como a lo afortunado de sus circunstancias, demostrando el lento, pero significativo camino de maduración por el que pasan.

Todas estas anécdotas son el telón de fondo para la relación sentimental entre ambos y la manera en que ésta define sus otras relaciones, su estabilidad emocional y su autoconfianza. No obstante, tanto Marianne como Connell existen por sí mismos y fuera de la relación.

Cada uno pasa por sus propias decepciones, problemas de autoestima – especialmente en ella – y depresiones emocionales – particularmente en él. De hecho, la serie no se limita y presenta temas pesados, incluyendo abuso físico familiar, suicidios, relaciones tóxicas, sadomasoquismo, presión social y falta de amor propio. La sensibilidad con la que Normal People presenta estos temas es dolorosa, pero efectiva.

Hablar de esta serie exige tocar el tema de sexo. La mayoría de los capítulos están compuestos por escenas gráficas y largas sobre éste, las cuales no se sienten Hollywoodenses o baratas. Más bien están ahí – y están presentadas de esta forma – para ilustrar el grado de intimidad entre Connell y Marianne, así como la falta de química y coordinación con aquellas otras parejas que llegan a sus vidas. Estas escenas transmiten emociones, pensamientos y vínculos humanos.

Gracias a la sensibilidad de los actores, la dirección de Lenny Abrahamson y Hettie Macdonald, y la asesoría de Ita O’Brien, coordinadora íntima del programa, estas escenas nos permiten comprender el lazo emocional entre los involucrados, así como el momento psicológico en el que se encuentran. De hecho, precisamente por su realismo y sensibilidad, estas escenas son súper hot.

El guion (a cargo de la autora del libro original, Salley Rooney), la historia y el amorío pasional funcionan debido a las actuaciones de Daisy Edgar-Jones y Paul Mescal. Cada uno con su propia carga emocional, la manera en que presentan sus emociones es completamente diferente, pero igualmente emotiva. Mientras que Edgar-Jones mantiene la sobriedad y desapego de una persona insegura y afectada por la violencia en casa, Mescal representa el mayor grado de vulnerabilidad emocional. Las escenas en las que él se viene abajo son realmente inquietantes. Qué refrescante – y motivador – ver a un personaje masculino tradicionalmente fuerte siendo honesto y libre en la expresión de sus emociones.

La serie es acompañada por una dulce y memorable banda sonora con canciones como Dogwood Blossom de Fionn Regan, Hide and Seek de Imogen Heap o Angeles de Elliott Smith que ayudan a establecer el mood perfecto para lo que vemos en pantalla. Asimismo, las tomas nos permiten apreciar el estado emocional de los personajes, así como la conexión existente entre aquellos en pantalla.

Aun así, el corazón de la serie recae en la historia de amor entre Marianne y Connell, el cual parece conquistar tormentas agobiantes. En algún momento de la serie, Marianne recalca que “se han hecho tanto bien el uno para el otro”. Este breve comentario nos deja en un estado emocional vulnerable ante el amor inquebrantable entre ambos y lo mucho que han crecido por tenerse mutuamente. Esta historia de amor se vuelve insuperable, sin importar lo que sea que les depare el futuro incierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.