Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Mi país imaginario: la copia feliz del edén que nunca fue

Escrito el 21 septiembre, 2022 @cinematictalk

Dirección: Patricio Guzmán.

Guion: Patricio Guzmán.

País: Chile.

Palomómetro:

Más información del documental: https://www.imdb.com/title/tt19797494/

Mi país imaginario. Dir. Patricio Guzmán. Icarus Films.

El 18 de octubre de 2019, un grupo de adolescentes chilenos, cansados de años de abuso y ante una anunciada alza del pasaje del metro, llamaron a protestar de forma no violenta en Santiago: saltar los torniquetes y no pagar el pasaje. Menos de 24 horas más tarde, Sebastián Piñera, el entonces presidente de la República, declaró que el país estaba bajo la amenaza de un “enemigo poderoso” y sacó a militares y policías armadas a la calle a reprimir a los protestantes.

Este hecho provocó una reacción masiva por parte de los chilenos, quienes salieron a las calles a protestar, provocando un “estallido social” que resultó en un plebiscito por un cambio constitucional. A pesar de que derivó por medio de una convención constituyente paritaria y que, por primera vez incorporó a pueblos originarios, el pasado 4 de septiembre la propuesta de nueva Constitución fue rechazada por amplia mayoría de los chilenos.

Es sobre el proceso que provocó todo esto que el veterano Patricio Guzmán (ganador a inicios del año del Premio Goya a mejor película iberoamericana por La cordillera de los sueños) presenta su documental Mi país imaginario. Este recoge los relatos más escabrosos que se han visto recientemente en el país del sur, con su característica voz en off.

Centrándose en relatos de mujeres que explican la situación actual, además de víctimas de la violencia policial del estallido (se estima que alrededor de 400 personas perdieron parcial o completamente la visión por balines), el documental permite que el espectador entienda las décadas de decepción y frustración que se quedaron en el corazón del pueblo de Chile y que llevaron a 1,200,000 de santiaguinos a Plaza Baquedano, exigiendo el fin del modelo neoliberal que ha llevado a la gente a sobre endeudarse para tener derechos básicos como salud y educación, los cuales el Estado no puede garantizar. Ayuda el hecho de que el relato está hecho de forma que universalmente se puede comprender lo que ocurre en Chile.

Guzmán también muestra la escala de violencia a la que llegó el conflicto por las acciones militares tras declararse Estado de Emergencia, y narra desde el punto de vista humano las razones por las que las personas luchan, sabiendo que es poco lo que tienen por ganar.

Mi país imaginario resulta ser un lujo narrativo que debió ser obligatorio para quienes votaron, pues es imposible verla y pensar que una opción era superior a la otra. El documental es la mejor forma de honrar a quienes perdieron sus vidas y sus ojos pidiendo justicia. Técnicamente, es colorida, lo que la hace visualmente atractiva. En la dirección se nota la experiencia y pericia de Guzmán, uno de los mejores documentalistas en la historia de Latinoamérica.

Por último, el documental sirve como una narración importante para las revoluciones futuras, pues Guzmán insta a rebelarse contra regímenes opresores, donde la unidad, y no la violencia, es el motor principal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.