Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Lingui, The Sacred Bonds: madre e hija en busca de dignidad

Escrito el 7 marzo, 2022 @CesarAndreZzZ

Disponible en:

Dirección: Mahamat-Saleh Haroun.

Guion: Mahamat-Saleh Haroun.

País: Chad.

Elenco: Achouackh Abakar Souleymane, Rihane Khalil Alio, Youssouf Djaoro, Briya Gomdigue.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt13846546/

Lingui, the Sacred Bonds. Dir. Mahamat-Saleh Haroun. 2021. MUBI.

Son varias las películas que se han propuesto hablar sobre el aborto y las implicaciones sociales e individuales que éste conlleva en la experiencia femenina. Como ejemplos notables están 4 Months, 3 Weeks and 2 Days (Cristian Mungiu 2007) y Never Rarely Sometimes Always (Eliza Hittman, 2020). En ambas películas, el estudio es claro y repleto de dignidad con historias que no proponen debatir si es moralmente correcto o no abortar, puesto que esto llevaría a una banalización del tema. Más bien, abordan los costos que conlleva practicar un aborto para mujeres que nacen en lugares desfavorecidos. Los vínculos de sororidad que se establecen son los temples de acero que permiten que las protagonistas conquisten su objetivo.

Llegando desde el país centroafricano de Chad, Lingui, The Sacred Bonds es otro de esos valiosos y sensibles estudios en los que el tema del aborto es solo una carta de presentación para explotar tópicos complejos y relevantes de la sociedad contemporánea, todo con un objetivo que se define en escenas incómodas y desoladoras: demostrar lo angustiante e incluso aterrador que es vivir como mujer.

El director Mahamat-Saleh Haroun, quién presentó su película en el Festival de Cannes 2021, ha comentado anteriormente que el propósito de su cine es llevar a una escala mundial los problemas que han aquejado a su nación, la cual sufrió una devastadora guerra civil de 2005 a 2010, y que, actualmente, es ubicada como el quinto país más pobre en el mundo. El tema del aborto es controvertido y condenado desde el punto de vista legal, moral y social en Chad, un lugar profundamente arraigado en la religión musulmana.

En Lingui, se comprende la presión bajo la que viven las mujeres desde el inicio de la película. Se entiende que Amina (Achouackh Abakar Souleymane), madre soltera, ha sido rechazada por su familia al decidir vivir sin una pareja y criar a su hija por cuenta propia. Además, es juzgada por las personas de su barrio y congregación religiosa, quienes constantemente cuestionan su fe y apoyo en el islam y sus valores. Su vida da un vuelco cuando se entera por una maestra que su hija de 15 años, Maria (Rihane Khalil Alio), está embarazada. Amina comprende perfectamente las consecuencias sociales de este hecho.

Lingui, the Sacred Bonds. Dir. Mahamat-Saleh Haroun. 2021. MUBI.

Mientras que Maria está decidida a tener un aborto, la idea es inicialmente rechazada por Amina, quien simplemente le dice a su hija, “sabes que no podemos hacer eso”. Sin embargo, eventualmente, madre e hija emprenden un viaje para conseguir un aborto clandestino. Aparte del chocante hecho de que debe reunir 1.000.000 de francos (cerca de 1,700 dólares), lo cual requerirá trabajos extenuantes y humillantes, Amina debe encontrar la forma de ocultar esta información de los vecinos y miembros religiosos entrometidos, quienes no dejan de insistir y preguntar respecto a su ausencia en las lecturas y comportamiento distante.

Al igual que las dos películas anteriormente mencionadas, Lingui, The Sacred Bonds parte de la premisa de los costos que se exigen a las mujeres para practicarse un aborto, en un viaje agotador para las protagonistas. Sin embargo, en ese camino el filme expande sus horizontes a muchos más elementos.

En este caso, la base que hace funcionar a la película como pieza que conmueve y desconsuela es el vínculo entre Amina y Maria. La palabra “lingui” hace referencia a esos “lazos sagrados” que se crean entre miembros de la familia como apoyo incondicional y devoción dispuesta a tomar riesgos por proteger a la otra persona. Aquí, madre e hija discuten, pero se consuelan, entienden las realidades individuales de cada una y comprenden que el apoyo entre ellas es la fuerza más poderosa que tienen para protegerse de una sociedad que no para de lanzarles juicios.

El tema de la sororidad se refuerza en un encuentro de Amina con su hermana, a quién no veía desde hace años debido a su aislamiento social. Amina, aunque en principio rechaza tajantemente las súplicas de su hermana, finalmente accede al perdón cuando comprende que la imposición de la autoridad masculina en este tipo de dinámicas sociales hace que las mujeres tomen distancias entre sí. Esta es posiblemente la escena más emotiva de la película y la que condensa su esencia como una expresión apasionada sobre el apoyo femenino en tiempos de adversidad: la comprensión de que ante un mundo que las priva de derechos básicos, la unión es el único escape emocional que pueden conseguir.

Lingui, the Sacred Bonds. Dir. Mahamat-Saleh Haroun. 2021. MUBI.

El ritmo pausado de la película nunca es un impedimento para la inmersión absoluta del espectador en la historia, ayudado por dos factores. Primero, tanto la fotografía de Mathieu Giombini como el diseño de sonido de Gabriele Roux dan vitalidad a N’Djamena, la ciudad donde se desarrolla la historia. La puesta en escena observa al sol como una constante sobre el rostro de las protagonistas y resalta los colores del barrio en el que viven, los cuales parecen corroídos por la tristeza que sofoca a los personajes. El sonido de las motos o el de una sierra usada para desmantelar un neumático ofrece una experiencia sensorial que da valor y propósito a la ubicación. Segundo, las actuaciones brillan en un realismo magnético, establecidas a través de interacciones sutiles. Las expresiones de las actrices condensan un mundo emocional entre el terror de ser descubiertas y el amor mutuo.

Un aspecto afortunado de la narrativa es que en un inicio no son explicadas las circunstancias del embarazo de Maria. Aunque el tercer acto presenta la revelación, la falta de explicaciones iniciales juega a favor de la historia. No necesitamos comprender las circunstancias del embarazo de una mujer que no desea ser madre para empatizar y comprender su decisión. El foco de la historia siempre se mantiene en esos vínculos y en las imposiciones machistas e hipócritas del lugar.

Lingui, The Sacred Bonds ofrece múltiples capas de un problema que ya de por sí es profundo. Aquí, madre e hija arriesgan su vida para tener acceso a un derecho. El filme explora la idea de la comunidad, una que está lejos de ser conciliadora y que más bien es intimidante y fría, todo en nombre de la religión y los valores que dice profesar. Esta película es tanto una demanda política a la realidad de la mujer en Chad, así como una carta de dignidad a la lucha y el temple que las mujeres tienen para conservar y cuidar esos lazos sagrados que las mantienen unidas y luchando por conseguir la vida que merecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.