Limbo: una mirada gentil y empática a la odisea que enfrentan las personas desplazadas

Escrito el 23 abril, 2021 @alessandra_kr

Disponible en: video por demanda.

Director y escritor: Ben Sharrock.

Elenco: Amir El-Masry, Vikash Bhai, Ola Orebiyi, Kwabena Ansah, Kais Nashif, Sanjeev Kholi, Sidse Babett Knudsen, Kenneth Collard, Cameron Fulton, Lewis Gribben, Raymond Mearns, Grace Chilton, Silvie Furneaux.

País: Reino Unido.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9138170/

El director y escritor Ben Sharrock tomó como base su conocimiento académico – estudió árabe y ciencias políticas – para explorar un problema que se ha acrecentado en los últimos años: la crisis de las personas desplazadas que llegan a Europa, en busca de un lugar seguro lejos de las guerras y persecuciones en África y Medio Oriente. En Limbo, en vez de explorar este tema desde el punto de vista privilegiado y acomodado del ojo salvador al que él bien podría pertenecer, Sharrock ofrece la perspectiva de Omar (Amir El-Masry), un joven sirio atorado en una isla recóndita de Escocia mientras espera noticias sobre su aplicación de estatus de refugiado.

Omar vive con otros tres hombres que tienen orígenes diferentes, pero que comparten las mismas circunstancias actuales. Wasef (Ola Orebiyi) y Abedi (Kwabena Ansah) llegaron juntos desde África. Mientras que el primero sueña con jugar en Chelsea – a pesar de no ser muy buen futbolista y ya estar entrado en sus 20s –, el segundo más bien planea encontrar un trabajo ordinario que le permita subsistir y acoplarse a la vida local. Tahar (Vikash Bhai), por su parte, es un afgano que ya lleva más de tres años en espera de una respuesta del gobierno escocés. Juntos, los cuatro comparten la incertidumbre y el hartazgo de estar en un limbo, literal y figuradamente.

Este estatus de protección, resulta ser también el origen de ataduras y falta de libertad. Estar en espera de una respuesta del gobierno implica que ninguno puede trabajar. Lo único que les queda por hacer es vagar por el pueblo que tiene un clima impetuoso y hostil, y de vez en cuando hablar con familiares y amigos en la caseta de teléfono que se encuentra en medio de la nada. Es predecible que la película esté envuelta en un halo de melancolía y vacío emocional.

En específico, las cosas no son sencillas para Omar. En el pasado un músico exitoso del oud en Siria, ahora Omar no tiene la fortaleza para tocar. Tal y como le recuerdan sus padres al teléfono, pareciera que estuviera muerto en vida, pues “un músico que no toca música está muerto”. Aunque no pueda tocar las notas que en un momento le hicieron feliz y ligeramente famoso en Siria, Omar lleva a todos lados su instrumento musical cual accesorio indispensable de ropa: un recordatorio constante de lo que tenía y ahora no puede encontrar, incluso si lo tiene todo el tiempo junto a él.

Estas llamadas al teléfono también funcionan como el constante recordatorio de su estancamiento. Sus papás que están en Turquía esperan que les envíe dinero, su hermano mayor sigue en Siria para pelear por su nación y Omar está en Escocia sin ni siquiera tocar su instrumento musical. Las opiniones de sus padres, y el juicio silencioso de su hermano, son agobiantes para Omar, y más al considerar que no está en buenos términos con el último.

Haciendo justicia al acertado título, Omar y sus amigos están en un limbo desesperante, atrapados en el presente de la incertidumbre, las ataduras legales de la inutilidad y el miedo de tener que regresar a sus tierras originarias. Además, todos deben lidiar con la carga emocional de haber dejado sus casas atrás, mientras que hacen frente a cierta resistencia local, más cimentada en el desconocimiento y simplismo que en el racismo e intolerancia.

Sharrock ofrece una mirada delicada de lo complicado que es ser refugiado. Incluso cuando nada espectacular o alarmante se presente en pantalla, Limbo más bien destaca por su serenidad y tranquilidad, afianzado por una paleta de colores tenue y un uso escaso de sonidos (más bien guardados para comprender la historia musical de Omar). Nada sucede en este pueblo, haciendo que la espera se sienta eterna. Los días pasan, las estaciones se vuelven más tempestuosas, y el sentimiento de pérdida e incertidumbre continua, fortalecidos por los personajes callados y solitarios, que viven más en sus mentes y sueños, y que vagan por las calles desiertas.

En este sentido, la película maneja un sentido del humor ácido y seco, tal y como el que existe en las experiencias diarias, en los intentos incómodos de conexión entre personas solitarias o los intentos desesperados por adaptarse a un entorno desconocido. Aun así, más allá del humor y la nostalgia, lo más memorable de Limbo es el cuidado con el que se trata la historia de Omar y aquellos que están en su posición.

A través de reflexiones profundas y sensibles, la empatía de Sharrock queda a flor de piel en el camino de aceptación y resignación de Omar. La película no ofrece respuestas sencillas o soluciones rápidas, más bien refleja la realidad de la pesadez y desconcierto de las personas que buscan refugio una vez que pasaron por su odisea de escape, así como las pequeñas muestras de preocupación y cariño por aquellos a su alrededor que pueden ser decisivos en momentos críticos de duda y soledad.

Con interpretaciones sólidas e impactantes de su elenco diverso – tanto El-Masry como Bhai merecen ovaciones particulares, y un guion discreto y profundo que ofrece reflexiones sentimentales, Limbo funciona como una fuente de alivio y consuelo para las personas alejadas de sus hogares y seres queridos. Asimismo, la crítica hacia la manera en que los Estados europeos están lidiando con este problema tampoco pasa desapercibida, aunque ese no sea el enfoque principal de la historia. Limbo resulta ser una historia empática y frágil sobre la experiencia de las personas desplazadas que buscan un refugio, aquel lugar en donde sentirse seguros y bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.