La hija oscura: el drama sobre la maternidad no idílica

Escrito el 3 enero, 2022 @cinematictalk

Disponible en: Netflix.

Dirección: Maggie Gyllenhaal.

Guion: Maggie Gyllenhaal, basado en el libro de Elena Ferrante.

Elenco: Olivia Colman, Dakota Johnson, Jessie Buckley, Paul Mescal, Peter Sarsgaard, Dagmara Domińczyk, Ed Harris, Oliver Jackson-Cohen, Jack Farthing.

Países: Estados Unidos, Grecia.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9100054/

La hija oscura
La hija oscura. Dir. Maggie Gyllenhaal. 2021. Netflix.

El sonido del mar comienza a escucharse y la cámara mantiene el primer plano en la cara de Olivia Colman mientras se acerca al mar, se detiene y cae. Esa es la primera escena de La hija oscura, ópera prima de la actriz nominada al Óscar, Maggie Gyllenhaal, y el personaje presentado en los primeros segundos corresponde a Leda Caruso, una profesora universitaria de 48 años que llega a una pequeña isla griega.

Basada en la novela homónima de Elena Ferrante, al poco tiempo de andar, vamos descubriendo que Leda escribe tranquilamente hasta que fija la mirada en una madre joven, Nina (Dakota Johnson) y su hija Elena (Athena Martin), y ya no puede retirarla de ahí. Mientras trata de llevar su vida lo más normal posible, tiene un encuentro hostil con Callie (Dagmara Domińczyk), una mujer embarazada de 42 años y cuñada de Nina. A pesar de eso, Leda no puede evitar obsesionarse con esa familia extendida que se encuentra de vacaciones en las islas griegas. Cuando desaparece la pequeña Elena, tenemos el primer flashback de Leda a la época en que su hija se perdió, aproximadamente 20 años atrás.

Para entonces ya estamos sumergidos en la curiosidad que nos despertó en un inicio la película. Cuando Leda es quien encuentra a Elena, entra a la familia y puede seguir sus observaciones de Nina, sintiéndose reflejada en quién era ella, una joven madre (Jessie Buckley), estudiante, con dos niñas e infeliz en su matrimonio.

Es a medida que avanza la historia que podemos ver la maestría de Gyllenhaal tanto en adaptar la historia, como en dirigirla. De partida, es un filme honesto sobre lo difícil que es la maternidad y plantea una idea que pareciera tan tabú en el cine, como en nuestra sociedad: no todas las mujeres están hechas para serlo. Leda parece caber en este grupo, pensando que ser mamá es lo peor que pudo pasarle. Es ahí donde muchos han preguntado si el personaje de Leda es o no alguien “agradable”, cuestionamiento asentado en la conjetura de que una mujer que es madre, debe serlo y quererlo, si no es así, es la villana de la historia. Por eso es tan importante lo que la directora logra, pues en ningún momento juzga a Leda.

The Lost Daughter
La hija oscura. Dir. Maggie Gyllenhaal. 2021. Netflix.

La fotografía a cargo de Hélène Louvart (Never Rarely Sometimes Always) es otro punto que funciona a la perfección. No solo entrega primeros planos de los actores, sino que captura la luz del sol espectacularmente y le da los tonos que la película necesita conforme a los momentos de la historia. Louvart también capta de forma precisa los exteriores, mostrando lo mejor de una isla griega (aguas cristalinas, playa idílica), y contrastándola con los recuerdos de Leda. La música, a cargo de Dickon Hinchliffe, es otro de los elementos altos que merecen mención.

Sobre las actuaciones, Olivia Colman ofrece una de las mejores interpretaciones de su carrera, lo que es decir bastante sobre una de las mejores actrices de los últimos años, comenzando a marcar su camino para ser una de las más grandes de la historia. El personaje de Leda es complejo y Colman lo entiende. Su trabajo no necesita salir de las sutilezas y expresa mucho con su cara, cuerpo y miradas. Jessie Buckley, quien físicamente no comparte nada en común con Colman, captura el espíritu del personaje, internalizando y expresando emociones de manera similar. Este es otro papel sobresaliente para la actriz irlandesa en ascenso.

En la tercera arista actoral del filme, nos encontramos con una gran Dakota Johnson en el personaje de su carrera como Nina. Esta mujer expresa sencillamente su frustración y tristeza. Dagmara Domińczyk tiene una intervención corta, pero brillante.

La hija oscura invita a creer en esta nueva camada de actrices convertidas en directoras. El trabajo de Maggie Gyllenhaal hace que pongamos los dos ojos en ella y esperemos con ansias lo nuevo que puede traernos. Las casi dos horas de duración están perfectas para un filme en donde no sobra ni media línea de diálogo, ni un plano que dure más de lo debido. El ritmo de narración es tan preciso que olvidamos que Gyllenhaal es una veterana solo delante de cámaras con más de 25 años de carrera, pues también parece que lo fuera detrás de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.