La excavación: Carey Mulligan en búsqueda de un tesoro que no es una estatuilla

Escrito el 2 febrero, 2021 @cinematictalk

Disponible en: Netflix.

Director: Simon Stone.

Guionista: Moira Buffini, basada en la novela The Dig de John Preston.

Elenco: Carey Mulligan, Ralph Fiennes, Lily James, Johnny Flynn, Ben Chaplin, Ken Stott, Archie Barnes, Monica Dolan.

País: Reino Unido.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt3661210/

Tras cinco años de ausencia de la pantalla grande (o chica al considerar que la película se estrenó en Netflix), Simon Stone regresa con La excavación, un cambio de tono y estilo de sus esfuerzos anteriores, The Daugther (2015) y The Turning (2013). Basada en el libro homónimo de John Preston, la historia narra la historia real sobre el descubrimiento de un barco funerario anglosajón en 1939, justo antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Edith Pretty (Carey Mulligan), dueña de unos terrenos en Sutton Hoo, Reino Unido, contrata al arqueólogo Basil Brown (Ralph Fiennes), para que los excave. Como resultado, encuentran el tesoro arqueológico, por lo que la excavación deja de pertenecer a ellos y un equipo de un museo de Londres los releva. Este equipo está formado por Charles Phillip (Ken Scott) y el matrimonio Piggot – compuesto por Peggy (Lily James) y Stuart (Ben Chaplin).

A pesar de lo predecible que puede resultar la trama, y el hecho de que cada uno de los protagonistas cargue con sus propios problemas emocionales, la película nunca cae en el melodrama telenovelezco. En la segunda mitad de la cinta, en el momento en que se introduce al equipo londinense, Peggy toma el protagonismo de la historia al entrar en un triángulo amoroso con su marido y Rory Lomax (Johnny Flynn), primo de Edith que trabaja como fotógrafo de la excavación.

El drama de época está excelentemente construido. Es de esas películas para disfrutar en familia una y otra vez. La fotografía a cargo de Mike Eley y la música de Stefan Gregory acompañan muy bien la película. El vestuario, diseño de producción, y peinado y maquillaje son cumplidores, pero no merecen mayores elogios.

Sobre las actuaciones, es Carey Mulligan quién, como siempre, se roba los aplausos. Con un trabajo sutil logra muy buena química con un correcto Ralph Fiennes. A pesar de que la relación entre ellos jamás entra en un plano amoroso – aunque en un minuto él comienza a ignorar las cartas de su esposa – no se puede dejar pasar la diferencia de edad entre los actores.

Al momento de los hechos de la película, Basil Brown tenía poco más de 50 años, por lo tanto, la elección de Fiennes es adecuada. Sin embargo, Pretty era cinco años mayor que él. Incluso con libertades creativas, el personaje de Edith Pretty es presentada como una mujer mayor de 40 años, mientras que Carey Mulligan tiene 35 años.

En esta línea, también están los personajes de Peggy y Stuart, dos arqueólogos destacados británicos del siglo pasado que contrajeron matrimonio en 1936 cuando ella tenía 24 años y él 26. No obstante, la diferencia de edad entre Lily James y Ben Chaplin es de 20 años.

A pesar de que el “cambio” de protagonistas podría perder al público por lo blanda que resulta tanto la historia de Peggy Piggot, como la actuación de James, La excavación cumple con su objetivo principal: entretener.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.