Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

King Knight (Fantasia 2021): comedia millenial que promete más de lo que entrega

Escrito el 14 agosto, 2021 @bmo985

Sección: Selección oficial.

Dirección: Richard Bates Jr.

Guion: Richard Bates Jr.

País: Estados Unidos.

Elenco: Matthew Gray Gubler, Angela Sarafyan, Barbara Crampton, Andy Milonakis, Ray Wise.

Palomómetro:

Más información de la película: https://fantasiafestival.com/en/film/king-knight

King Knight. 2021.

Con una clara influencia del mockumentary, género cómico que emula al documental a la vez que lo satiriza, llega King Knight del cineasta Richard Bates Jr. sobre el líder de un grupo de brujería que emprende un viaje de autodescubrimiento para superar una crisis de identidad.

La película coloca su distance de aquel género, pues tan solo la sigue en fondo, pero no en forma. Recordando a la gran What We Do In The Shadows (Taika Waititi y Jemaine Clement, 2014), Bates imagina una comunidad no de vampiros, sino de brujes que viven su día a día en la comodidad de clase media en Estados Unidos: en vez de preocuparse por hechizos o su supervivencia, tienen reuniones para resolver sus problemas de pareja bajo el consejo de su líder carismático y atractivo, Thorn.

Interpretado por Matthew Gray Gubler, Thorn es sabio, sereno, grave e irresistiblemente cool (¿quién iba a decir que, después de tantos años de conocerlo como el joven genio de Criminal Minds, Gubler finalmente encontraría su vocación como un brujo buena onda?). No creo exagerar al señalar que sus negros ropajes, tatuajes y liderazgo relajado hacen de Thorn un personaje memorable.

No obstante, Thorn atraviesa una crisis de identidad, pues la reunión de su generación de preparatoria lo obligará a confrontar su pasado. Este último punto es un cliché a estas alturas, pues la comedia estadounidense ha usado y reusado este conflicto para obligar a sus protagonistas a confrontar el consabido trauma vivido en esos años – Romy and Michele’s High School Reunion (David Mirkin, 1997) es, por supuesto, el referente en esta temática–.

Thorn, sin embargo, tiene el problema opuesto: él era popular y quizá demasiado normal, algo que los demás miembros de su aquelarre no aprobarían. Entonces su liderazgo, sabiduría y serenidad son puestas en duda: ¿merece alguien de esta calaña ser el líder un grupo de brujes?

A pesar de la perfección del casting de Gubler, el filme de Bates toma prestados demasiados elementos ajenos. Por ejemplo, la secuencia inicial que establece la dinámica del aquelarre, sus ritos (tan ingenuos como paganos) y la vida en pareja de Thorn y Willow (Angela Sarafyan), emula exageradamente al cine de Wes Anderson, con su voz en off, sus cartas manuscritas, su énfasis en el decorado y un cierto humor solemne. Igualmente, la dinámica del grupo de brujes remite al mencionado trabajo de Waititi y Clement por su ingenuidad, sentido de comunidad y presentación de personajes bonachones. Es significativo que, una vez alejado de estos referentes, King Knight tropieza en su desarrollo, como si hubiera perdido su asidero.

Es entonces que Thorn emprende un viaje en solitario para dilucidar su identidad verdadera, no sin antes ser objeto del escarnio de su grupo de brujería, lo que resulta en un momento hilarante con su esposa. Para mala fortuna del espectador, el estilo desplegado en el primer tercio pierde su fuerza en el resto de la cinta. De igual manera, el sentido del humor se desdibuja un poco, pues salvo la aparición surreal de cierto mago medieval, las ideas presentadas por Bates no cuajan y la conclusión de la historia no satisface.

A pesar de sus cameos deslumbrantes, entre los que se cuentan Ray Wise, Aubrey Plaza y Alice Glass, King Knight resulta decepcionante, pues sus primeros minutos prometen algo – el mockumentary – que, si bien es harto conocido, hubiera funcionado bien para contar la historia de Thorn y su grupo de marginales.

La cinta tiene momentos cómicos rescatables, pero el resultado final se siente apresurado: personajes apenas desarrollados, chistes que no aterrizan y la impresión de que el potencial de Gubler como un brujo darketo buena onda se queda en la promesa. Esto no quiere decir que King Knight no resulte entretenida, al menos por la inercia otorgada por su buen arranque y reparto (más películas de comedia se verían beneficiadas con la inclusión de Gubler y Sarafyan).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.