Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Hit the Road: un road trip cargado de emociones

Escrito el 20 abril, 2022 @alessandra_kr

Dirección: Panah Panahi.

Guion: Panah Panahi.

Elenco: Hassan Madjooni, Pantea Panahiha, Rayan Sarlak, Amin Simiar.

País: Irán.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt14812782/

Hit the Road. Dir. Panah Panahi. Kino Lorber. 2021.

Es impresionante la habilidad de Panah Panahi de decir mucho con pocas palabras o, de plano, ninguna. El joven cineasta tiene su debut cinematográfico con Hit the Road, un drama que está disfrazado de sonrisas, bromas y momentos chuscos para amortiguar el dolor con el que viven sus protagonistas. La ligereza y extravagancia de su guion es directamente proporcional a la pesadez emocional implícita de la historia.

Hijo del aclamado director Jafar Panahi, Panah parece interesado en exponer la dura realidad iraní que ha embriagado algunos de los títulos recientes memorables de aquel país de Medio Oriente. No obstante, mientras que cintas como Ballad of a White Cow (Maryam Moghadam, Behtash Sanaeeha, 2020) y There is No Evil (Mohammad Rasoulof, 2020) dejan claras sus intenciones y discursos sobre la persecución política y la pena de muerte, Hit the Road toma un camino tenue y ambiguo. Por supuesto que hay una intención y una exposición dolorosa sobre el lugar, pero precisamente los explora a través de lo que no se dice, de las lágrimas silenciosas de los protagonistas y las interacciones entre ellos. El viaje que bautiza la película es suficiente para entender las idiosincrasias, preocupaciones y condiciones de vida del Irán actual.

Hit the Road inicia en medio de un viaje en auto. Papá (Hassan Madjooni), Mamá (Pantea Panahiha), hermano menor (Rayan Sarlak) y hermano mayor (Amin Simiar) están huyendo de algo o viajando hacia algo. Precisamente la falta de nombres representa la falta de contexto con la que se desarrolla la historia. Panahi nos inmiscuye en medio de esta dinámica familiar, y poco a poco permite que armemos las circunstancias, realidades y pensamientos de estos cuatro personajes a través de lo que sucede en el presente y las conversaciones que mantienen sobre el pasado y futuro. Más que exposición innecesaria o evidente, los diálogos se sienten honestos y cotidianos, como esos que compartimos con nuestros seres queridos y que, a través de datos aleatorios, arman un rompecabezas de nuestra vida y realidad que puede ser entendido por aquél poniendo atención.

Mientras que el papá, la mamá y el hermano menor mantienen conversaciones, intercambian bromas y comentarios casuales, el hermano mayor –al volante– se mantiene completamente impávido y silencioso. Son pocas las ocasiones en las que deja caer su armadura y provee pequeñas pistas de lo que pasa por su mente. Por él es que emprendieron el viaje y, de acuerdo con la narración oficial, se irá para casarse y asentarse con su nueva esposa. Acompañados por un perrito llamado Jessy en sus últimos días, conducen por múltiples escenarios iraníes hacia la frontera, conquistando desafíos en lo que parece ser un plan desesperado, brusco y vital para su supervivencia.

Hit the Road. Dir. Panah Panahi. Kino Lorber. 2021.

Al desarrollarse mayoritariamente en un carro, y al ser hijo de su padre, las comparaciones con el cine de Jafar Panah son inevitables. Lo cierto es que son pocos los cineastas que dominan el arte de grabar dentro de un lugar tan comprimido e incómodo como este y conquistar con sus imágenes de cercanía, comodidad y entendimiento. El nombre de Abbas Kiarostami (a quién el cineasta conoció de niño) también llega a la mente, ya sea por su afinidad dominada por filmar en carros o por la presencia de múltiples planos generales en momentos clave de la historia.

En este punto, la trascendencia y sensibilidad de Taste of Cherry (1997) se puede sentir en cada corte bien editado o plano bien ensayado que esconde y revela las caras de los protagonistas mientras conversan. La decisión para acercar y alejar la cámara en el instante idóneo es clave para la eficiencia emotiva de la película. Sin embargo, y aunque las influencias son evidentes, Panah hijo ofrece su propio sello en el que los tributos cinematográficos – hay uno recurrente sobre 2001: Space Odyssey – se vuelven un ingrediente embellecedor de una historia bien planteada y llena de reacciones, arrebatos emocionales y silencios significativos.

Esta imaginación y tenacidad funciona gracias al pequeño, pero firme elenco. Sincronizados como si fueran familia, cómodos consigo mismos y cálidos en sus interacciones, los cuatro actores traen a la vida la realidad y facilidad que implica estar en la intimidad del hogar (incluso si se encuentran en un carro manejando hacia lo desconocido). El pequeño Rayan Sarlak ofrece una actuación infantil auténtica, hiperactiva y adorable. Hassan Madjooni, como el papá, tiene una presencia juguetona, altanera y sensible que trae abajo cualquier estereotipo presentado en el cine occidental; él destaca por su exceso de ternura e irreverencia íntima. Aun así, es Pantea Panahiha quien roba el corazón (y las miradas) como la mamá sobreprotectora que intenta mantener un ambiente ligero, mientras su corazón se rompe. Panahiha pasa continuamente por un torbellino de emociones para inmediatamente reprimirlas cuando es necesario.

Así es cómo va esta película: las emociones desgarradoras son continuamente aligeradas por la naturaleza noble y pura de los integrantes de la familia. No obstante, el peso emocional se siente a través de las canciones clásicas que aparecen, las conversaciones sigilosas que dejan entrever la realidad de la familia y el aire de melancolía que se respira cuando los adultos bajan sus defensas. Aquí es donde destaca la inocencia del pequeño, pues mientras se derrumba la estabilidad emocional de la familia, el hermanito distingue este viaje en carro como una aventura más, la cual presenta algunos de los momentos más picarescos y punzantes del cine de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.