Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Good One (Sundance 2024): crítica al patriarcado, pero en buena onda

Escrito el 29 enero, 2024 @bmo985

Sección: U.S. Dramatic Competition.

Dirección: India Donaldson.

Guion: India Donaldson.

País: Estados Unidos.

Elenco: Lilly Collias, James Le Gros, Danny McCarthy.

Palomómetro:

Más información de la película: https://festival.sundance.org/program/film/656a00c6fac9f44a1cc03f78

Good One. Dir. India Donaldson. 2024. Cortesía: Festival de Sundance.

Sam (Lilly Collias) se embarca en un viaje de tres días a través del bosque junto a su padre (James Le Gros) y el amigo de este, Matt (Danny McCarthy), duermiendo en tiendas de campaña y recolectando agua de arroyos. Durante su trayecto, muy poco sucede, o al menos es imperceptible para los hombres que acompañan a la joven.

El debut en largometraje de India Donaldson transcurre entre caminatas de dos buenos amigos y una jovencita que está a punto de irse a la universidad, ocupando su punto de vista y centrándose en su relación con ambos. Sam es una buena chica, obediente y amigable, aspecto que sale a relucir frente al hijo aparentemente desmadroso de Matt, quien se suponía que los acompañaría en este retiro boscoso. “Hiciste un buen trabajo al criarla”, le dice Matt a su amigo en lo que parece la primera señal de que no importa qué tan agradable y bien portada sea Sam, el crédito nunca será suyo.

En Good One hallamos un retrato del tránsito a la adultez durante el cual el aún adolescente ya puede tomar posesión de su persona, solo que en este caso nadie se da cuenta por más que Sam lo intente. Asimismo, su condición de mujer en un entorno netamente masculino sale a relucir por las tareas que han acordado tácitamente (lavar los trastes, recolectar agua, preparar la comida) que ella debe realizar, las cuales lleva a cabo sin dudarlo y también sin que le den las gracias.

La creciente frustración de Sam se comunica a través de su mirada, porque como es una buena chica, ha aprendido a no responder ni rezongar. Ella se da cuenta de cosas que los dos hombres maduros no han ni siquiera considerado y, cuando ella las señala, eligen ignorarlas. “No hagas un escándalo”, casi le dice su padre después de un momento incómodo, “tienes que dejarlo pasar.” Es una frustración en contra de su padre y su amigo, pero también percibimos que es una frustración consigo misma por no saber decir que no, por no alzar la voz ante las constantes injusticias de este par de brutos.

Good One no es una experiencia tortuosa. Estos momentos ocurren con bastante naturalidad, enmarcados por la espesa verdura de su entorno. No es que Donaldson conciba a la feminidad como una carga, un castigo o una prisión, es solo una diferencia que los personajes alrededor de Sam se niegan a reconocer y a concebir como tal. El mérito de Good One es que toda esta incomodidad, frustración y rencores guardados transcurren con soltura, con más risas que lágrimas o enojos. Donaldson desviste con bastante tino la masculinidad encarnada por estos padres de familia que poco tienen de sabios, satirizándola como una cerrazón ante el mundo, una ignorancia que se ignora, un impedimento para relacionarse con el otro.

Puede parecer que Good One sea una película muy ligera, casi feel-good por su relajado y campirano soundtrack, por sus imágenes teñidas de verde y por su simpático final, pero hay suficiente material debajo de su superficie para invitar otro visionado, otra lectura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.