Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Eternals: Chloé Zhao revitaliza la fórmula gastada de Marvel

Escrito el 8 noviembre, 2021 @alessandra_kr

Disponible en: cines.

Dirección: Chloé Zhao.

Guion: Chloé Zhao, Patrick Burleigh, Ryan Firpo, Kaz Firpo.

Elenco: Angelina Jolie, Richard Madden, Kit Harington, Gemma Chan, Salma Hayek, Don Lee, Kumail Nanjiani, Barry Keoghan, Lia McHugh, Lauren Ridloff, Brian Tyree Henry, Haaz Sleiman.

Países: Reino Unido, Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9032400/

Eternals
Eternals. Dir. Chloé Zhao. 2021. Marvel Studios.

Después de su victoria en la pasada edición de los Premios Óscar en las categorías de mejor película y dirección por Nomadland, Chloé Zhao amplió sus horizontes y se involucró con un pequeño estudio llamado Marvel para ofrecer su visión en el mundo de los superhéroes. Eternals es el debut de la directora en el MCU (Mundo Cinematográfico de Marvel) con una cinta que resulta un respiro dentro de un universo bien calibrado y agotador, compuesto por 26 películas y cuatro series de televisión, y contando.

El simple hecho de abordar la historia de la película es todo un desafío, pues Eternals gira en torno a 10 personajes principales – unos mejor explorados que otros –, múltiples argumentos y líneas de tiempo, mucho drama y el típico conflicto que desencadena la historia. La película se desarrolla en el presente, pero ofrece múltiples miradas al pasado que permiten comprender quiénes son estos superhéroes, cómo llegaron a la Tierra y cuál ha sido su injerencia en el planeta.

Quizá este es uno de los puntos más criticables de la película: al contar con tanta historia y múltiples personajes, la exposición es necesaria y excesiva. La cinta, más enfocada en el desarrollo de sus personajes, el establecimiento de las relaciones entre estos y el drama que se ha creado a través de milenios, está más interesada en explorar los vínculos emocionales que en ofrecer las incontables escenas de acción y destrucción masiva a las que nos tiene acostumbrado Marvel.

No obstante, esto yo lo veo como un acierto, pues Zhao, así como sus múltiples coescritores de la cinta – Patrick Burleigh, Ryan Firpo, Kaz Firpo – triunfan en hacer que nos preocupemos e interesemos en los personajes más allá que en el destino del mundo o en la espectacularidad de las escenas de acción. El drama familiar al centro de la historia y el dilema existencial al que se enfrentan conforme la cinta avanza se vuelven igual de importantes para nosotros que para aquellos que lo están viviendo dentro de este mundo de fantasía.

Eternals
Eternals. Dir. Chloé Zhao. 2021. Marvel Studios.

En los múltiples flashbacks aprendemos que los eternals son una especie alienígena, inmortal y con poderes especiales, que llegó a la Tierra al inicio de la historia de la humanidad para protegernos de los desviantes, su contraparte malvada que se dedica a matar humanos. Su misión es cuidarnos de estas amenazas, más no involucrarse en los conflictos humanos. Así, han estado en las sombras a lo largo de la historia, aprendiendo nuestras costumbres y, de vez en cuando, dando algunos empujoncitos para fomentar nuestra evolución.

La líder del grupo es Ajax (Salma Hayek), quién tiene el poder de sanar y de comunicarse con Arishem (David Kaye), el celestial que los mandó a la Tierra. Ikaris (Richard Madden) es el segundo al mando, quien tiene el poder de volar y proyectar energía cósmica por sus ojos, y quien es exnovio milenario de Sersi (Gemma Chan), la protagonista de facto de la cinta y la eternal que tiene un vínculo amoroso con los humanos.

En el presente, Sersi y Sprite (Lia McHugh), quien tiene la apariencia física de una niña y que puede proyectar ilusiones visuales, viven en Londres. Un día, descubren que los desviantes – a quiénes se supone que eliminaron en los 1500 – están de regreso. Ahora son más fuertes y están enfocados en destruir a los eternals y no a los humanos como lo hacía antes.

Con tanta información contextual que cubrir, no es sorpresa que el reencuentro entre los eternals – quienes se separaron 500 años atrás debido a sus opiniones ideológicas encontradas – tome casi toda la duración de la película. Encuentros incómodos, enfrentamientos verbales y el resurgimiento de rencores enterrados guían la historia. Aquí, la regla son las conversaciones y el establecimiento del mito de su existencia, y la excepción son las escenas de acción y los enfrentamientos físicos.

Eternals
Eternals. Dir. Chloé Zhao. 2021. Marvel Studios.

Mientras que el inicio de la película se siente torpe e incómodo, como si los mismos actores no se creyeran a qué están jugando, poco a poco encuentran comodidad y su lugar en la historia. Aun así, con tantos personajes no es sorprendente que no se sepa qué hacer con todos al mismo tiempo. Por ejemplo, al inicio, algunos eternals simplemente desaparecen para reaparecer inesperadamente después o en el fondo de la escena. Toma tiempo para que Zhao se acostumbre a un elenco estelar tan grande y, aun así, no todos los personajes obtienen su tiempo en el foco. Más bien son los actores quienes hacen mucho con el poco tiempo que se les da.

De estos destaca Barry Keoghan como Druid, el eternal que tiene el poder de manipular la mente de los demás. Sus cuestionamientos éticos, acompañados por una actitud desafiante y pícara explotada por Keoghan, lo vuelven de lo mejor de la cinta, incluso si sale poco en pantalla. Lo mismo se puede decir de Lauren Ridloff como Makkari, la primera heroína del MCU que es sorda y que tiene el poder de la súper velocidad. Juntos crean una unión platónica que funciona más que nada gracias a su química y a la interpretación que dan.

El problema de la subutilización de las estrellas es más evidente en Angelina Jolie como Thena, la guerrera que puede crear cualquier arma de energía cósmica, Don Lee como Gilgamesh, el eternal más fuerte que cuida a Thena cuando empieza a lidiar con una nube mental, y Kumail Nanjiani como Kingo, quien puede proyectar energía cósmica por sus manos y que ahora es una estrella de Bollywood. Estos actores, aunque brillantes en sus roles, tienen poco qué hacer en pantalla.

Thena es el personaje más incomprendido. La historia la olvida en ocasiones y su principal conflicto queda inconcluso. Gilgamesh queda atado irremediablemente a ella – este lazo emocional igual funciona gracias a los actores–, y Kingo es el personaje gracioso que frustrantemente desaparece hacia el acto final. Brian Tyree Henry como Phastos, el eternal inventor, aparece hacia el final para jugar un papel esencial en el clímax. Todos los actores dan todo de sí, pero merecen mención especial Salma Hayek como la líder que intenta guiarlos por un buen camino y que falla estrepitosamente, y Richard Madden como Ikaris, el héroe conflictuado que tiene una fe ciega hacia Arishem y el propósito de su misión.

Eternals
Eternals. Dir. Chloé Zhao. 2021. Marvel Studios.

No obstante, lo más disfrutable de la historia es el drama al centro y las preguntas existenciales que enfrenta la familia. Los actores desarrollan cierta complicidad que vuelven creíbles las dinámicas de los personajes. Conforme la película avanza y algunos secretos se destapan, las interacciones cambian, las ideologías y prioridades morales se enfrentan y las lealtades se ajustan a nuevas circunstancias. Llega un momento en que cada personaje debe lidiar con sus suposiciones filosóficas, principios morales y creencias teológicas para enfrentar una crisis de identidad y de fe.

Eternals rompe paradigmas, crea crisis emocionales y ofrece respuestas dolorosas y contrastantes, volviendo humanos a estos seres inmortales y considerados superiores a los seres que llegaron a defender. Al centro, la historia es una muestra de amor por la humanidad, la cual aprecia sus virtudes y defectos, y que hace que los eternals se enfrenten a la fatalidad del debate entre el libre albedrío y el destino.

Es sencillo distinguir los muchos defectos en la cinta, pues es claro que no es perfecta. La edición y la oscuridad de las imágenes hacen que sea difícil seguir las escenas que se desarrollan en la oscuridad; algunos conflictos se olvidan para enfocarse en los problemas más sustanciosos; la representación LGTBQ+ es breve y poco pasional, más bien cumpliendo con una lista de verificación y no un esfuerzo auténtico; y los actores con menos química son los que tienen una escena sexual, y aquellos que disparan chispas son limitados a relaciones platónicas.

Sin embargo, sus aciertos también son varios, incluyendo la música emocionante a cargo de Ramin Djawadi, y un dinamismo que hace que la película sea divertida y ligera en momentos. Las relaciones familiares y las intrigas inesperadas son interesantes de ver. Eternals revitaliza el universo gastado de Marvel, enfrenta expectativas con suposiciones, y presenta dinámicas complicadas y continuamente cambiantes, bien presentadas por un elenco comprometido. Después de presenciar un catálogo incesantemente homogéneo, esta película es un respiro en el MCU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.