Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Érase una vez un genio: el amor es paciente

Escrito el 30 septiembre, 2022 @Israel_Aroche

Dirección: George Miller.

Guion: George Miller y Augusta Gore, basado en el cuento de AS Byatt The Djinn in the Nightingale’s Eye.

Elenco: Tilda Swinton, Idris Elba.

Países: Australia, Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9198364/

Érase una vez un genio. Dir. George Miller. Corazón Films 2022.

La narratóloga britanica Alithea Binnie (Tilda Swinton) viaja a Estambul para una conferencia. Ahí, ciertos sucesos la llevan a una botella que resulta contener a un genio mágico (Idris Elba) que le ofrece tres deseos a cambio de su libertad. Alithea, escéptica e indecisa ante la situación, cuestiona la voluntad del genio y duda en pedirlos. Esto provoca que el genio le cuente la historia de cómo ha transcurrido su vida hasta estos tiempos, intentando disipar cualquier duda de Alithea. Ella escucha y cuestiona hasta que toma la decisión de pedir su primer deseo, lo que les hace emprender una nueva aventura.

El ser humano ha usado su capacidad de narrar y crear historias para sobrevivir, hacer el tiempo más llevadero, ofrecer esperanza o conquistar triunfos. En la cultura popular, el ejemplo más conocido es el de Las mil y unas noches y Sherezade,  quien le contaba al sultán una historia cada noche para escarbar del destino de morir decapitada. A través de ese truco y con el objetivo de conseguir una persuasión de pensamiento, el genio describe sus historias, las cuales a su vez también son narraciones. Es decir, gran parte de la película presenta cuentos que el genio narrar a Alithea, los cuales están plagados de fantasía y detalles que hacen que todo lo que dice aparezca en pantalla, llenos de magia, aventuras, finales trágicos y revelaciones.

Sin emular a la conocida historia de Aladdin, Érase una vez un genio presenta un genio más humano, con poderes mágicos y sentimientos, e incluye más personajes míticos que dicha historia animada. Sin embargo, el gran acierto de esta película es su capacidad de hacernos pensar sobre la magia del amor a través de la reflexión que ofrece sobre ese sentimiento.

En un algún momento Alithea le menciona al genio: “El amor es un regalo; algo que uno da gratis, no algo que pueda pedir”. Quizá en ocasiones pensemos que el amor, o lo que creemos que es, nos hace sentir que estamos en una especie de prisión; sin embargo, en realidad la belleza de amar es cuando se hace libremente, sin ataduras. El romance entre ambos personajes no nace por mera atracción o química, sino por el deseo de ser compañeros y reconfortarse después de años de soledad. Este detalle refuerza el mensaje de las palabras de Alithea.

En cuanto a los aspectos técnicos, los detalles están cuidados y establecidos en las escenas y el mismo guion, incluyendo las constantes referencias al número 3. La producción, los efectos visuales y las actuaciones de los protagonistas brindan un espectáculo digno de disfrutarse en el cine. Sin embargo, tantos brincos en el tiempo y un tercer acto flojo pueden provocar que, cuando la película llegue al final, la emoción de la primera parte se disipe y pierda fuerza en el cierre de su historia.

George Miller, quien dirige después de siete años de ausencia, nos recuerda con esta película que las historias y el amor son tan poderosos que hasta los más férreos opositores o incrédulos pueden creer en ellos y, así como yo, quedar atrapados en su encanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.