Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

El color de la habitación: normalizando el melodrama

Escrito el 9 enero, 2024 @BadLuckCharls

Dirección: Iván Löwenberg.

Guion: Iván Löwenberg.

Elenco: Alejandro Reyes Jaime, Martha Claudia Moreno, Teresa Sánchez.

País: México.

Palomómetro:

Más información del cortometraje: https://www.imdb.com/title/tt22202978

El color de la habitación. Dir. Iván Löwenberg. Gonella Productions. 2023.

Cuando veo algún proyecto cinematográfico que toca temas ajenos a mis sensibilidades cotidianas temo por lo que pueda suceder. Justo este año pasé por La ballena de Darren Aronofsky, 100 minutos de porno miseria durante los que vemos la deshumanización de una persona obesa. A veces, en un intento de proyectar una “realidad oculta” se crea un espectáculo de exageraciones y caracterizaciones que desdibujan la realidad de un aspecto humano y natural por una representación atroz y poco favorable. Con esto en mente empecé a ver El color de la habitación de Ivan Löwenberg. No obstante, me alegró ver que ninguno de mis temores se volvió realidad.

La parte más sólida del cortometraje, lo que impide el acercamiento a la explotación emocional, es la puesta en escena, la manera en la que la película presenta a los sujetos delante de la cámara. En esta propuesta, Ramiro (Alejandro Reyes Jaime), una persona con autismo, es presentado viviendo su día al día, tocando su piano, en su habitación o platicando con su madre Aurora (Martha Clauido Moreno). Sus vivencias son presentadas por medio de una fotografía simple que crea una naturalidad que ayuda al espectador a empatizar con su rutina.

Esta parquedad trabaja en favor de la historia al crear un filtro de realismo; evade cualquier clase de exaltación y mantiene su mirada en un retrato que intenta ser fidedigno a una existencia humana. Por eso, cuando la tranquilidad de Ramiro es perturbada con su mudanza a la casa de Elsa (Teresa Sánchez), una amiga de su madre, ese cambio tiene un peso en el personaje y el espectador.

Löwenberg crea la cotidianidad de la vida de Ramiro con la misma facilidad con la que la rompe. Siguiendo la estructura de un melodrama – se introduce una situación en casa, se plantea un problema que obstaculiza a los personajes y se llega una conclusión trágica, aunque un tanto alegre – el cortometraje conjura, tanto por su historia como por su presentación cinematográfica, una familiaridad con el espectador, normalizando las aflicciones de Ramiro como de las mujeres que lo acompañan. El color de la habitación indaga en la separación, el cambio y la evolución en las vidas de Ramiro, Aurora y Elsa, explorando en sus 16 minutos sus pesares, victorias y momentos agridulces, humanizándolas y creando profundidades emocionales durante cada segundo.

Al examinar las relaciones de Ramiro y su desarrollo como una persona autista a través del melodrama, Löwenberg normaliza esta experiencia que podría ser ajena para la mayor parte de la audiencia. El director crea una puesta en escena en la cual lo cotidiano se une armónicamente con la especificidad de un caso como el de Ramiro y los problemas que él, Elsa y Aurora deben de enfrentar. De esta forma, Löwenberg tiende un puente para que el espectador comprenda la experiencia autista. En el producto final, la visión del director, al acercarse a lo mundano y lo sencillo, renuncia a cualquier estilización y detalla de manera cercana el amor y el cariño que expresan los personajes, dotando a cada una de sus acciones de humanidad y naturalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.