Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Drive my Car: entre el duelo y la vida

Escrito el 17 marzo, 2022 @cinematictalk

Disponible en: cines. En MUBI a partir del 1ero de abril.

Dirección: Ryûsuke Hamaguchi.

Guion: Ryûsuke Hamaguchi, Takamasa Oe. Basado en la historia corta de Haruki Murakami.

Elenco: Hidetoshi Nishijima, Tôko Miura, Reika Kirishima, Sonia Yuan, Masaki Okada.

País: Japón.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt14039582/

Drive My Car
Drive My Car. Dir. Ryusuke Hamaguchi. 2021. MUBI.

Si tuviéramos que nombrar al cineasta de 2021, pensando en calidad/cantidad, el japonés Ryûsuke Hamaguchi encabezaría la lista. Comenzó el año ganando el Oso de Plata en Berlín por La ruleta de la fortuna y la fantasía, y luego se llevó el premio a mejor guion en el Festival de Cannes por Drive my Car, película que ganaría los tres premios grandes de la crítica estadounidense para finalizar el año con cuatro nominaciones al Óscar, incluyendo mejor película, dirección y guion adaptado.

Basada en el cuento Drive my Car de Haruki Murakami, la magia de la película de Hamaguchi radica en tomar el relato corto, convertirlo en un filme de tres horas y lograr que el espectador sienta que no han transcurrido más de 90 minutos tras verla.

La introducción de la historia muestra al protagonista, Yusuke (Hidetoshi Nishijima en la actuación más conmovedora del año) y la relación con su esposa, Oto (Reika Kirishima). Durante esta parte, la atmósfera es sensual y envolvente, pero deja la sensación de que algo realmente malo está por ocurrir. Ese momento se presenta cuando Yusuke llega a su casa y ve que Oto está teniendo sexo con un hombre más joven. Tras acordar conversar con Oto esa noche, Yusuke regresa a casa y la encuentra muerta.

Dos años pasan para que Yusuke tome un trabajo en Hiroshima como director de la puesta en escena de Uncle Vanya, de Anton Chekhov. Aquí, conoce a Misaki Watari (Toko Miura), la joven y diligente chofer que debe trasladarlo en su vehículo Saab 900 Turbo color rojo, ícono de la película. Las actuaciones de Nishijima y Miura son sutiles y conmovedoras. Sin embargo, quien se lleva las ovaciones es ella.

Una conexión pura y profunda surge entre ellos por medio del dolor que ambos sienten. Hamaguchi, no solamente usa exquisitamente los diálogos, sino que también transforma los silencios de las conversaciones entre Yusuke y Misaki en un viaje sobre el duelo y los sentimientos que lo rodean, como la culpa, el amor, la rabia y el desconsuelo, pero también la necesidad y el deseo de aprender a vivir con el dolor y las cicatrices imborrables.

Es interesante la manera en que el director enlaza la película con la obra de Chekhov, pues lo hace a través de la comunicación y sus distintos lenguajes. Esta conexión da vida a diversos personajes secundarios, cuyas historias no se sienten forzadas o pesadas para el espectador; es más, integran una suma rica a lo que se está contando.

Éste es un filme que nos hace conectar desde el primer momento hasta su escena final, teniendo como agregado llamativo el presentar los créditos iniciales ya transcurrida casi una hora de metraje. En fin, Drive my Car es un relato cargado, pero en las manos de Hamaguchi, simplemente roza la perfección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.