Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Dos estaciones (Sundance 2022): la cotidianidad de la industria tequilera jalisciense

Escrito el 27 enero, 2022 @bmo985

Sección: World Dramatic Competition.

Dirección: Juan Pablo González.

Guion: Juan Pablo González, Ana Isabel Fernández e Ilana Coleman.

País: México.

Elenco: Teresa Sánchez, Rafaela Fuentes, Tatín Vera, Manuel García-Rulfo.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt16279390/

Dos estaciones
Dos estaciones. Dir. Juan Pablo González. 2022. Cortesía: Festival de Cine de Sundance 2022. Fotografía: Gerardo Guerra.

En la primera cinta de ficción de Juan Pablo González, director mexicano, una mujer de pocas palabras camina en una vía de terracería para llegar a la fábrica de tequila que administra y a la que se aferra frente a las adversidades.

Mediante una narrativa naturalista tanto en sus actuaciones como en su trama, Dos estaciones presenta la historia de María (Teresa Sánchez en una faceta novedosa) y los distintos obstáculos que enfrenta al liderar una industria que sucumbe a la inversión extranjera y en la cual los actores pequeños e independientes están en peligro. De esta forma, el filme de González es más un retrato de la vida cotidiana en una fábrica tequilera que una historia en el sentido tradicional, la cual está latente, pero que el director se toma su tiempo para desenvolver de manera catártica hacia el final.

Teresa Sánchez pone a descansar su faceta cómica y desmadrosa que disfrutamos en La camarista (Lila Avilés, 2018) y encarna a María como una matriarca de mirada severa y exterior de acero, comunicando su continua cercanía con el espectro de la quiebra y la pérdida del fruto del trabajo de generaciones de su familia mediante la tensión de sus movimientos. El silencio es constante, así que Sánchez trabaja con su cuerpo y mirada para su interpretación, la cual deja entrever tanto su calidez como su inclinación por la venganza.

González coloca en ella la mayor carga dramática, pues en su interior se desenvuelve la trama hasta explotar en su abrasadora conclusión, tratándose además de la única actriz en un elenco de intérpretes no profesionales. Su actuación es de una solidez impresionante si tomamos en cuenta de que se trata de su primer protagónico. No solo transmite de forma competente el atributo de mujer fuerte en una industria de hombres, también da cuenta de una rica vida interior que lucha por mantener bajo la superficie pulcra.

Dos estaciones. Dir. Juan Pablo González. 2022. Cortesía: Festival de Cine de Sundance 2022. Fotografía: Gerardo Guerra.

Filmada en los Altos de Jalisco, Dos estaciones se compone de planos generales y lo que le sigue, tomando inspiración del sobrecogedor horizonte de la zona y quizá apoyándose en el paisajismo de los mexicanos José María Velasco (1840-1912) y Dr. Atl (1875-1964), cuyos lienzos dieron cuenta de la vasta orografía del occidente mexicano.

De un alcance explícitamente menor por su enfoque en las afueras de Atotonilco el Alto, la puesta en escena alterna entre el maximalismo del horizonte y la particularidad del proceso de producción de tequila al interior de la fábrica, balanceando ambos intereses como una manera de construir el contexto que habitan sus personajes y de acercarnos a sus preocupaciones mundanas. Sobre una banda transportadora, al interior del horno para las piñas, detrás del caballo de los jimadores, y montada al techo de la fábrica para ver trabajar las trituradoras y debrozadoras, la cámara de Guerardo Guerra, director de fotografía, impresiona por su inventivo asomo a la producción tequilera. Esta pulsión por mostrar la fabricación es similar a la que sigue el día a día de María y sus nuevos colaboradores, Rafa (Rafaela Fuentes) y Tatis (Tatín Vera). Podrá tratarse de un filme de ficción, pero González demuestra que su interés por el documentalismo no se ha quedado atrás.

Dos estaciones presenta en pantalla la vida de un rincón de Jalisco, mostrando un interés casi antropológico por su cotidianidad. Alejado de los temas del momento y con poco dramatismo y artificio, la película atisba no una existencia idílica, sino una industria en desasosiego de la que dependen comunidades enteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.