Detention: terror y represión en una conmovedora cinta taiwanesa

Escrito el 12 octubre, 2021 @bmo985

Disponible en: video por demanda (en Estados Unidos).

Dirección: John Hsu.

Guion: John Hsu y Kai-Ling Fu, basado en el videojuego Detention, del estudio Red Candle Games.

Elenco: Gingle Wang, Jin-Hua Tseng, Fu Mengbo, Cecilia Choi.

País: Taiwán

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt10805432/

Detention
Detention. Dir. John Hsu. 2019. Dekanalog.

El cine, como todas las artes, nos abre la puerta a la experiencia humana. Además, tiene la cualidad de transportarnos hacia latitudes y coyunturas ajenas para su audiencia. A través de él, aprendemos y descubrimos. Este pensamiento cruzó mi mente cuando, minutos después de terminar de ver Detention, largometraje debut del taiwanés John Hsu, me hallaba absorto en Wikipedia, ese remanso que reafirma nuestra fe en la humanidad y el Internet, leyendo sobre el periodo del “Terror blanco” en Taiwán.

Situada en 1962, en plena Guerra Fría y en el contexto de la tensión entre la China comunista y la entonces China nacionalista, Detention cuenta la historia de Fang Ray-Shin y Wei Zhong-Wing, alumnos de la escuela Greenwood. Esta refleja hábilmente la solemnidad del momento, pues vemos a sus estudiantes marchar de arriba abajo, recibir órdenes con un “sí, señor” y cantar loas a la patria.

Escapando de esta disciplina, unos alumnos y un par de profesores, el señor Zhang (Fu Mengbo) y la señorita Yin (Yin Tsui-Han), se dedican a leer los libros de poesía que el régimen autoritario ha prohibido por considerarlos sediciosos. Wei Zhong-Ting (Jin-Hua Tseng), miembro de este club clandestino y Fang Ray-Shin (Gingle Wang), alumna ejemplar que no forma parte de este, se encuentran una noche en la escuela vacía. Sin recordar cómo llegaron allí, necesitan saber qué sucede.

Detention
Detention. Dir. John Hsu. 2019. Dekanalog.

Wei y Fang deambulan por este mundo de pesadilla que recuerda a aquella lograda en los inquietantes juegos de la saga de Silent Hill, pero Hsu no se detiene allí, pues presenta la película desde el punto de vista de cada protagonista, valiéndose de flashbacks para contar la historia del club de lectura de la escuela Greenwood.

Este uso del terror como vehículo para hablar sobre la vida de sus personajes es similar al que Guillermo del Toro ha llevado a cabo en algunas de sus cintas, por ejemplo, El espinazo del diablo (2001) y Crimson Peak (2015). En Detention, el terror sobrenatural se convierte en la forma de narrar una historia dramática, de lo cual hay material suficiente para hacer llorar a más de uno.

El segundo acto funge como una exploración de la adolescencia bajo condiciones adversas (una dictadura paranoica). Gingle Wang, quien interpreta a Fang, hace un magnífico trabajo, dándole vida a una niña insegura que busca un asidero en el mundo, el cual la empuja hacia el desfiladero. A través de sus ojos vemos desenvolverse la terrible desgracia. Ella es quien carga con el peso emocional de la cinta y Wang se luce dando vida a su atribulada existencia.

Detention
Detention. Dir. John Hsu. 2019. Dekanalog.

Hsu hace cambios tonales de dificultad, pues pasa de la pesada atmósfera del primer acto, a retratar la inocencia agridulce de Fang en el segundo. Los pocos momentos de idilio parecen sacados de una cinta de Shunji Iwai, el autor japonés conocido por sus conmovedores retratos de la rijosa, incómoda, pero dulce adolescencia nipona (por ejemplo, April Story de 1998). Sin embargo, estamos ante una película de terror con más de una tragedia en su centro, así que este paréntesis solo sirve para arrojarnos de lleno en el pozo de desesperación que amenaza con llevar a los jóvenes estudiantes a las fauces del cruel Estado taiwanés.

Detention logra su cometido en más de un sentido: no solo parece ser una adaptación fiel del videojuego en que se basa (no lo he jugado, pero es posible ver algunos clips en YouTube), sino que también se erige como una cinta conmovedora que combina el terror, el suspenso y el drama histórico. Asimismo, arroja luz sobre un episodio de la historia taiwanesa, nación que todavía debe encontrar formas de reconocer los diversos crímenes de los regímenes homicidas que gobernaron la isla entre 1949 y 1988.

Personalmente, no solo disfruté de la película, sino de la búsqueda que provocó en mí. Fue un recordatorio que el arte cinematográfico no solo sirve como un vehículo de escape, sino como uno de contacto y participación con el mundo. El pasado existe en nosotros, como parecen indicar los recientes hallazgos que señalan que el trauma puede heredarse de individuo a individuo mediante la información genética, y el conocer y reconocer la historia –aunque sea ajena – enriquece nuestra visión del mundo.

Nota: Hay una serie disponible en Netflix llamada Detention. Este programa parece derivarse del éxito que la cinta tuvo (fue estrenada en 2019 en Taiwán). A pesar de contar con una historia y contextos similares, no se trata de esta película en una presentación en capítulos. Es una serie aparte, estrenada en 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.