Deadpool 2

En dónde la puedes ver: cines
Director: David Leitch
Elenco: Josh Brolin, Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Zazie Beetz, Julian Dennison, Brianna Hildebrand, Bill Skarsgard, T.J. Miller y Terry Crews, Leslie Uggams, Karan Soni, Stefan Kapicic
País: Estados Unidos
Duración: 119 min
Palomómetro: 

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt5463162/

La incesante publicidad en la ciudad e Internet no me dejaron olvidar el estreno de Deadpool 2. La sala estaba prácticamente llena de adultos jóvenes; algunos portando mercancía del superhéroe. Ninguno de nosotros dejó de lanzar carcajadas durante la proyección. La película inicia con una breve recapitulación de lo que ha sucedido después del desenlace de la primera, lleno de violencia innecesaria y una narración que nos mantiene entre risas.

Parece que nuestro antihéroe favorito lo tiene todo resuelto, hasta que la situación cambia y debe regresar a su vida anterior a Vanessa (Morena Baccarin) (después de conocerse, pero antes de reencontrarse, me entendieron los que vieron Deadpool). El protagonista enmascarado busca colocar su corazón en el lugar correcto, aconsejado por su amada y decide proteger a Russel (Julian Dennison) un adolescente mutante con muy poco control sobre sus poderes y emociones.

Mientras Deadpool se encuentra en una crisis personal, nos enteramos de que hay un asesino tras del chico a proteger: Cable (Josh Brolin), quien ha viajado desde el futuro para cobrar venganza con la vida de Russel. De esta forma, Blind Al (Leslie Uggams); el taxista Dopinder (Karan Soni), con una nueva sed de protagonismo; Weasel (cuyo papel fue reducido debido las acusaciones de acoso sexual y demás conductas inapropiadas del actor T.J.Miller); Colossus (Stefan Kapicic); y Negasonic Teenage Warhead (Brianna Hildebrand) se unen en apoyo a Wade Wilson, aka Deadpool, aka Ryan Reynolds.

Buenos efectos especiales, comedia, violencia, y algo para el corazón; ésta es una película de superhéroes que vale la pena. La narración de Wade, igual que en la primera entrega, hace las escenas de pelea un tanto más ligeras para los que nos somos fanáticos de la acción. Es vulgar en un buen sentido y está llena de referencias a la cultura pop de las que sólo Ryan Reynolds sabe burlarse. Además, los cameos son muy divertidos (hasta ahí lo dejo porque ésta es una reseña sin spoilers).

Lo que aprecio más de la película es que está diseñada para un público adulto: es una película humorística pero no idiota; no reta al intelecto, pero no se burla de la audiencia. A lo que voy es que no es una obra maestra que cambiará el mundo, pero hace lo que promete, que es entretener.

Finalmente les hago una recomendación: QUÉDENSE AL FINAL DE LA PELÍCULA, vale la pena esperarse al pedacito extra del final.

Aquí está el tráiler, para su referencia.

 

Deja un comentario