Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Christopher Robin: un reencuentro inolvidable

Escrito el 9 agosto, 2018 @alessandra_kr

Disponible en:

Director: Marc Forster

Elenco: Ewan McGregor, Hayley Atwell, Bronte Carmichael, Matt Gatiss.

País: Estados Unidos

Duración: 104 min.

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt4575576/

Nunca pensé que podría afirmar que mucho encanto puede ser demasiado para una cinta. Sin embargo, esta fue mi conclusión después de ver la nueva película de Disney, Christopher Robin: un reencuentro inolvidable. Y es que pareciera que la principal preocupación de los escritores fue tener a los personajes peludos en pantalla y hacerlos adorables, y no en desarrollar una historia lo suficientemente atractiva y sólida para acompañarlos, pues el conflicto y la resolución son tan sosos y genéricos que no merecen la atención de los espectadores.

La película retrata la historia de un Christopher Robin (Ewan McGregor) adulto, quien dejó atrás hace mucho tiempo su vida en el campo y a sus amigos Winnie Pooh, Piglet, Igor, Tigger y compañía. Ahora, su vida en Londres le exige mucho tiempo en el trabajo, por lo que prácticamente nunca convive con su esposa (Hayley Atwell) e hija (Bronte Carmichael). Esta situación llega a un momento crítico cuando un fin de semana Robin debe lidiar con una crisis laboral y se pierde de su viaje de fin de semana. No obstante, por un evento fortuito en el que obviamente un tarro de miel está involucrado, Winnie Pooh regresa a la vida de Robin, y en el proceso le complica su vida, pero en realidad, termina dándole una gran lección (bostezo).La cinta comienza con el pie derecho, pues lo hace con los personajes animados. Estos son presentados en su máximo esplendor, durante la cena de despedida del joven Christopher Robin, y cada uno demuestra su personalidad legendaria en cuestión de segundos. Asimismo, uno queda sorprendido por la calidad de la animación, pues pareciera que hasta se puede sentir la textura de la piel de los animalitos. Prácticamente es amor a primera vista para la audiencia. Sin embargo, este momento agradable dura poco, pues la historia avanza rápidamente para llevar a lo importante: la situación de Christopher Robin adulto.

Uno de los conflictos principales que tengo con esta cinta es que no sabe qué ser. Por un lado, es muy oscura y compleja como para mantener el interés de una audiencia joven. De hecho, la cinta es aburrida y demasiado larga para lo que tiene que decir, que termina perdiendo a toda su audiencia, no sólo a los pequeños. De igual forma, los temas de abandono, obsesión con el trabajo, compromiso y falta de conexión con los demás son densos para que un niño los entienda y asimile, por lo que la cinta termina alienando a esta audiencia.

Por el otro lado, sin embargo, no es lo suficientemente compleja e interesante como para mantener el interés de los espectadores más maduros. En especial, la simplicidad de los personajes humanos es exagerada, al igual que las situaciones conflictivas que se les presenta, pues se presentan absolutos que ya no se pueden considerar como válidos en el desarrollo de los personajes: o es bueno o es malo; o le importa o no le importa; o está 100% comprometido con su trabajo o está 100% comprometido con su familia. Esta simplicidad excesiva es demasiada como para ser ignorada, por lo que también aleja a los adultos que se vieron atraídos por la nostalgia y emoción de ver a estos personajes clásicos cobrar vida.Las partes más débiles de la cinta se presentan cuando el enfoque está sobre Christopher de adulto, las cuales abarca gran parte de la duración de la película. La historia principal resulta un tanto manipuladora, y de hecho ni siquiera explota lo más interesante del pasado de Christopher. En vez de enfocarse en el trauma que la Segunda Guerra Mundial dejó en él, hecho que se menciona al inicio de la cinta, y la alienación que tiene de su familia por causa de esto, los escritores deciden enfocarse en su compromiso con el trabajo y la decisión de trabajar un fin de semana en un momento crítico laboral. La parte más interesante de Robin, y la cual podría explicar mucho mejor su distanciamiento emocional, es olvidada completamente. Al hacer esto, la lección de Winnie the Pooh queda muy grande para la situación.

A pesar de que Ewan McGregor y Hayley Atwell son estupendos actores, no logran salvar a la película, pues su problema fundamental queda fuera de sus manos al recaer en el guion y el poco desarrollo de los personajes. Aprovechando el tema, tengo que mencionar que me indigna lo mucho que desaprovecharon a Atwell. Sale muy poquito a lo largo de la cinta y su papel se reduce a mamá o esposa reactiva.Por su parte, McGregor está dispuesto a hacer malabares y piruetas para convivir con Pooh y compañía. No obstante, otro problema con su personaje es el cambio inevitable que hace al final de la cinta, cuando la lección ha sido aprendida. Éste es tan súbito y apresurado que no se siente real. Parece como si le hubieran hecho un cambio completo de personalidad o si se hubieran quitado secciones completas de la historia que pudieran justificar tal cambio.

De igual forma, también tengo conflictos con los personajes peludos, pues pueden caer en la repetición y hartazgo. Ya sabemos que son adorables; de hecho, al inicio parecía que Igor se robaría la película. Sin embargo, a lo largo de la cinta todas sus intervenciones se vuelven tan repetitivas que terminan siendo muchas y más de lo mismo, por lo que ya no causan la misma sensación. Asimismo, Tigger me dejó un sabor agrio (personaje que, por cierto, siempre ha sido mi favorito), el personaje es muy egocéntrico y vanidoso; y cruza esa fina línea entre adorable o insoportable. Su personalidad está tan presente en la vida real que no es bienvenida en la ficción, y menos en uno de estos personajes.Christopher Robin: un reencuentro inolvidable es una cinta que proporciona algunos momentos de nostalgia y adoración por esos muñecos que fueron importantes en nuestra niñez. Sin embargo, la cinta no define claramente su tono, por lo que termina aislando a su audiencia. De igual forma, crea tanta simplicidad en su trama que es un milagro que los espectadores no terminen dormidos, desesperados por salir corriendo o de plano hartos de todos los personajes involucrados en esta cinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.