Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Blue Island: tres generaciones de una misma lucha

Escrito el 11 agosto, 2022 @JuanRod_52

Dirección: Chan Tze-woon.

Guión: Chan Tze-woon.

País: Hong Kong.

Palomómetro:

Más información del documental: https://www.imdb.com/title/tt15282802/

Blue Island. Dir. Chan Tze-woon. 2022.
“La injusticia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todas partes”
Martin Luther King Jr.

Una característica propia del comportamiento humano, que el cine ha retratado varias veces, es la inevitabilidad del abuso del poder. Por ejemplo, Star Wars es ícono de la cultura en parte porque su esencia es la pelea entre el autoritarismo y la libertad. Esta historia es universal: todas las sociedades pasan por esos momentos donde, ante el silencio y la represión, se alzan voces, principalmente jóvenes, que buscan determinar su futuro. En medio de su furor puede pasar que critiquen las acciones de generaciones pasadas, pensando que es resultado de su inacción que ellos afronten esa situación, cuando en realidad es gracias a esas luchas que se pueden expresar.

Blue Island es un documental dirigido por Chan Tze-woon que aborda las historias de tres generaciones en Hong Kong. La lucha contra el dominio colonial británico en 1967, la revolución cultural en 1973 y las protestas estudiantiles de 1989 son recreadas por los participantes del movimiento en contra de las leyes de extradición de 2019, denotando que, a pesar de los años, estos eventos se unen en una misma batalla por la democracia y la libertad.

Tze-woon juega con las convenciones del documental al recrear la narración, similar al trabajo de Jonas Poher Rasmussen con Flee. Algunos de estos momentos resultan incómodos al ser protagonizados por actores naturales y con un bajo costo de producción, pero fundamentales al ser una experiencia que propicia interacciones y reflexiones entre los sujetos, dejando en claro que no se tratan de momentos aislados, y que estos extraños están unidos por una sola causa que ha asumido diferentes rostros, pero con los mismos principios.

Entregada al imperio británico en 1842 como parte de los acuerdos de paz de las guerras del opio, por más de 150 años Hong Kong fue un bastión de occidente al borde de una nación con ideologías opuestas. En 1898, se adjuntaron nuevos territorios y se acordó que la ciudad pertenecería a los ingleses por 99 años, una redacción “poética” que buscaba significar la eternidad, pero la cual se convirtió en la herramienta para justificar el cambio de administración a China en 1997.

Esta integración, conocida como un país/dos sistemas, da autonomía a Hong Kong para transitar de un modelo capitalista al socialista de forma paulatina por un periodo de 50 años, que se cumplirá en julio de 2047. Sin embargo, los efectos de la revolución cultural de Mao y las memorias de la masacre en la plaza de Tiananmen crearon una atmósfera de incertidumbre sobre el futuro del pueblo, y el gobierno chino no ha esperado para incursionar en la vida de los hongkoneses. El caso más reciente, un nuevo tratado de extradición, revivió movimientos sociales que buscan hacer de este territorio un lugar propio, una nación.

Blue Island. Dir. Chan Tze-woon. 2022.

La lucha renovada es liderada por la educación y la juventud. Tze-woon contrasta la participación de quienes llevaron la batuta hace 40 años con aquellos que lideran los procesos actuales. Todos han transitado por el fervor de la ilusión por el futuro a la construcción de proyectos de vida, pero, mientras unos se han distanciado, otros buscan el reconocimiento del pasado como parte del presente. En vez de argumentar por la clásica idea de que el futuro corresponde a los jóvenes, el filme recuerda que el futuro pertenece a todos, quizá liderado por la juventud, lo cual no quiere decir que otros sectores sociales tengan que distanciarse o que las decisiones que se tomen no les afecten. Más bien, a través del diálogo y la memoria se fortalecen los procesos.

También se debe destacar la valentía de los participantes del documental, dispuestos a hablar y defender sus posturas ante un gobierno autoritario y totalitarista. Kelvin, uno de los líderes estudiantiles de 2019 que actualmente enfrenta cargos por su participación en las protestas, dice, “sin importar qué pase, no admitiré culpa, porque perseguí ideales que son correctos.” Esta convicción es inspiradora y resuena, especialmente en países latinoamericanos que en los últimos años han atravesado procesos de lucha social donde las juventudes han tomado las calles, defendiendo esos mismos ideales de justicia y libertad.

Blue Island es un homenaje a la resistencia y una muestra del potencial que tiene el cine documental por fuera de las estructuras tradicionales. Aquí, el autor se apropia de su presencia y del poder transformar las dinámicas para crear conexiones.

Es probable que conozcan la frase de George Santayana “Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”, una advertencia ominosa de que el pueblo sin memoria no tiene futuro, y aunque las palabras de Santayana se han demostrado ciertas en más de una ocasión, hay que remarcar que el comienzo y el fin de los procesos es algo relativo, el ahora es el devenir del pasado y hay luchas que nunca terminan.

 

Blue Island está disponible del 5 al 18 de agosto en Metrograph At Home

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.