Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe: agridulce autodescubrimiento queer

Escrito el 8 diciembre, 2023 @CesarAndreZzZ

Dirección: Aitch Alberto.

Guion: Aitch Alberto, basado en la novela Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe de Benjamín Alire Sáenz.

Elenco: Max Pelayo, Reese Gonzales, Eugenio Derbez, Verónica Falcón, Kevin Alejandro, Eva Longoria, Luna Blaise, Marlene Forte, Isabella Gómez.

País: Estados Unidos.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt9428746/

Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe. Dir. Aitch Alberto. Blue Fox Entertainment. 2023.

Crecer siendo queer significa, a la par de presión social y constante discriminación, una necesidad creciente de vernos reflejados en otros para vernos por nosotros mismos. Por tanto, durante la infancia y adolescencia, la representación queer en libros, series y películas no solo funciona como un escapismo de entretenimiento, sino como una influencia psicológicamente positiva. Para muchos, incluyéndome, el libro Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe, de Benjamín Alire Sáenz, fue una dosis de encanto y realidad que despertó ímpetu y orgullo en la identidad propia.

Aun tratando de desvincular el fantástico libro de la adaptación cinematográfica dirigida por Aitch Alberto, no puedo evitar sentir que la película es un retrato tangencial e incompleto de algo más profundo. Mientras que Heartstopper demostró que se puede ser “cursi” y “empalagoso” sin ser simplista, la película de Alberto resulta ingenua y poco convincente al retratar las angustias más profundas de sus personajes.

Ambientada en El Paso, Texas en 1987, Aristotle “Ari” Mendoza (Max Pelayo) es un chico de 15 años amargado y silencioso, sofocado por angustias coyunturales. Su hermano mayor, encarcelado por asesinar a una prostituta trans, nunca es nombrado por sus padres. Según Ari, es peor que si estuviese muerto porque al menos a los difuntos se les honra ocasionalmente. La distancia emocional con sus padres, Liliana (Verónica Falcón) y Jaime (Eugenio Derbez), es solo uno de los problemas.

Ari lucha por establecer su identidad, tanto nacionalista al ser parte de una familia mexico-americana, sintiendo que no pertenece ni a sus raíces latinas ni al país en el que vive, como sexual, en pleno despertar, observando de reojo a los chicos del vestuario y cuestionándose las nociones de masculinidad impuestas por el patriarcado. Cuando conoce a Dante Quintana (Reese Gonzales) en una piscina durante el verano, una amistad fugaz aparece en su vida para sacarlo de la oscuridad de sus propios pensamientos.

Contrastando radicalmente, Dante parece tenerlo todo: seguridad, carisma, energía y unos padres encantadores y empalagosos. Su amistad se reafirma por la experiencia común de ser mexico-americanos, encontrar humor en sus peculiares nombres y pasar el tiempo escuchando vinilos. La tensión está presente, en parte por la notoria química de Pelayo y González, en parte por la hermosa fotografía de Akis Konstantakopoulos que captura escenarios idílicos y las miradas de ternura y deseo que se lanzan mutuamente.

Su amistad se dirige a un territorio diferente, pero las cosas cambian con la partida temporal de Dante a Chicago por el trabajo de su padre. Aquí es cuando Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe encuentra sus mejores momentos, observando la alienación de un Ari desesperado por dar forma a sus deseos reprimidos, y un Dante introspectivo que, a través de cartas hace confesiones, poniendo a prueba lo que hasta el momento era solo una amistad pícara.

Alberto hace un gran trabajo al dirigir a sus protagonistas, quienes funcionan de manera excelente tanto juntos como separados. Pelayo transmite con autenticidad la amargura adolescente de un chico consumido por el autodesprecio y el rechazo a sus propios anhelos. Ari, absorto por ideales tóxicos de masculinidad, y la idea de que la violencia viene impregnada en su apellido, se autoconvence de que debe actuar de cierta manera para ser respetado como hombre, aun si eso implica traicionar su esencia.

Es arisco, socialmente torpe y evitativo de cualquier conflicto emocional. En otras palabras es el adolescente promedio, con el detalle de que detesta ser así y siente que se está perdiendo de la inmensidad del mundo por quedarse atrapado en su propia mente. Ha creado una coraza como mecanismo de defensa a las presiones exteriores, distrayéndose con trabajo para evitar confrontar su innegable atracción por Dante y su aceptación como una persona queer, exhibiendo su homofobia internalizada que arroja en comentarios sutiles.

Gonzales es iluminador y cautivante como Dante. La energía que pone en cada escena es contagiosa. Con vestuarios escandalosos (fantástica selección de la vestuarista Donna Lisa) y una risa nerviosa, Dante es la personificación de la esperanza, viendo con fascinación el mundo, dispuesto a descubrir quién es y qué quiere con la mejor actitud, y, sobre todo, con orgullo de su identidad.

Lo más hermoso que hace Alberto es transmitir la humanidad de personajes imperfectos y la dicha de conectar con otra persona en pleno proceso de autodescubrimiento. Al igual que en Of An Age (Goran Stolevski, 2023), Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe transmite los frágiles anhelos de juventud y el miedo a aceptarnos como somos en un mundo agobiante. Muestra que la conexión con otro es una forma de encontrarnos a nosotros mismos, sentirnos apreciados y dignos de amor, y que, si bien no puede “salvarnos” de nuestras angustias, puede hacerlas más llevaderas.

Aun con las intenciones de ser un nuevo representante queer esperanzador para la generación Z, la película es demasiado benevolente y simpática para su propio bien. Re-imagina de manera tenue una novela que maneja con pertinencia y empatía temas como migración, sexualidad, homofobia, masculinidad tóxica y soledad, siendo reduccionista. Alberto trastabilla al trasladar a la pantalla las facetas sombrías de sus personajes, lo cual hace que sus actitudes y reacciones se sientan dispares y fuera de lugar.

De igual forma, se explora de manera insuficiente los conflictos con la identidad nacional, y como muchos otros productos que se llaman a sí mismos representantes latinos, parece más dirigido a un público anglosajón que al hispano al momento de retratar la vivencia del migrante y la adaptación cultural.

Pese al carisma de Gonzales, Dante es un personaje que se vuelve un anexo de Ari, limitando su presencia en pantalla a la par de sus motivaciones y deseos. Mientras que en la novela los monólogos internos de Ari eran clave para comprender la disonancia de su identidad y los esfuerzos por mantenerse sereno y circunspecto mientras el deseo romántico y sexual salía a flote, en la película se deben intuir sus silencios, alienando un estudio profundo de sus anhelos y traumas.

Es innegable que Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe tiene la dulzura necesaria para encantar a espectadores de todas las edades, con su espontánea muestra de la belleza de autodescubrimiento con miedo e incertidumbre. Sin embargo, es una pena que Alberto contenga las penurias y matices de sus personajes que hicieron del libro algo memorable. Más que un viaje por los secretos del universo, la adaptación es un viaje de carretera local: familiar, agradable e insuficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.